Importante avance en trabajos de limpieza por derrame de melaza

Luego de una semana, parte del subproducto se ha cristalizado, lográndose separar la corriente del río La Magdalena.
Enlace copiado
Avalan medidas.  Miembros de AZCUBA que visitaron ayer el área del desastre afirmaron que se trabaja bien por recuperar la zona.

Avalan medidas. Miembros de AZCUBA que visitaron ayer el área del desastre afirmaron que se trabaja bien por recuperar la zona.

Derrame.  Esta es la pila de donde se desbordaron miles de galones de melaza, un subproducto de la zafra, tras tener una reacción química asociada a las altas temperaturas que alcanzó.

Derrame. Esta es la pila de donde se desbordaron miles de galones de melaza, un subproducto de la zafra, tras tener una reacción química asociada a las altas temperaturas que alcanzó.

Retiro.  La melaza se está llevando a terrenos aledaños al ingenio, donde se le agregarán otros elementos.

Retiro. La melaza se está llevando a terrenos aledaños al ingenio, donde se le agregarán otros elementos.

Equipo.  Para retirar el material viscozo, personal del ingenio La Magdalena ha utilizado equipo pesado como palas mecánicas.

Equipo. Para retirar el material viscozo, personal del ingenio La Magdalena ha utilizado equipo pesado como palas mecánicas.

Importante avance en trabajos de limpieza por derrame de melaza

Importante avance en trabajos de limpieza por derrame de melaza

Especialistas de la Industria Azucarera de Cuba visitaron el ingenio La Magdalena

Enlace copiado
Los trabajos para atender la emergencia ambiental causada por el derrame de melaza en el ingenio La Magdalena, ubicado en Chalchuapa (Santa Ana), el cual ha afectado la vida acuática de tres ríos (La Magdalena, Grande y Paz), están dando buenos resultados. Desde que ocurrió el desastre la semana pasada, el ingenio inició con las obras para atender la emergencia, disponiendo de maquinaria y empleados para lograr controlar el derrame de los 900,000 galones (según el Ministerio de Medio Ambiente) que quedaron al aire libre y afectaron también a los pobladores.

Ricardo Batres, gerente de planta del ingenio, informó ayer que los primeros trabajos se concentraron en controlar y detener el derrame, construyendo bordas para retener la melaza (unos 250,000 galones según el informe de la empresa); sin embargo, esta logró filtrarse al río La Magdalena a través de las raíces de un árbol que quedó en medio de una de las bordas.

Batres reiteró ayer que del depósito donde se almacenaba el subproducto de la caña de azúcar rebalsaron entre 200,000 y 250,000 galones, de los que entre 8,000 y 10,000 galones se infiltraron al afluente; el resto pudo ser contenido en las bordas construidas en los terrenos aledaños al depósito.

Añadió que los trabajos realizados en la zona ya permitieron separar el cauce del río La Magdalena del área donde inició el desastre ambiental, ya que además, luego de una semana, la melaza se cristalizó.

También informó que ayer lograron retirar toda la melaza acumulada en las bordas, la cual está siendo depositada en un terreno cercano al ingenio, donde posteriormente se mezclará con tierra y cachaza para convertirla en abono. “Lo estamos llevando a un sitio de disposición para incorporarlo al suelo y ya movimos brigadas de personal para el lecho del río, y vamos a seguir haciendo limpieza hasta donde tengamos que llegar, según las instrucciones que nos están dando los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente”, explicó.

El gerente agregó que posteriormente realizarán trabajos de recuperación de los terrenos donde se construyeron las bordas, en las que permaneció la melaza contenida, donde también harán obras de terracería y arborización.

Al ingenio llegó ayer una delegación muy particular: técnicos especialistas del Grupo Azucarero de Cuba (AZCUBA). El objetivo era tener más detalles sobre el derrame y verificar los trabajos que realiza el ingenio para el retiro de la melaza que quedó acumulada.

La delegación cubana, que estaba en el país tratando temas con el sector azucarero salvadoreño, señaló que la reacción química que provocó el derrame de la melaza es propia de esta clase de producto.

Reinaldo Ruiz, director adjunto de Atención a Plantas Industriales del Grupo Azucarero de Cuba, señaló que las obras realizadas por el ingenio han sido las adecuadas y resaltó la rapidez con la que se ha procedido al retiro de la melaza.

Añadió que esta clase de producto, si bien causó impacto negativo en el río y su ecosistema, los daños serán menores conforme se vaya diluyendo en el agua. Sostuvo que la melaza no posee componentes tóxicos y recordó que, incluso, es utilizada para la alimentación de ganado y otros animales.

A la fecha, los daños que ha ocasionado el desastre ambiental se han manifestado principalmente en la muerte de peces de los tres ríos afectados, ya que la melaza creó una capa que impidió la oxigenación del agua.

También se ha reportado una disminución de la actividad turística en San Lorenzo (Ahuachapán), por donde pasa el río Grande, ya que los visitantes han preferido no llegar por el temor a que el agua pueda generar alguna enfermedad o malestar.

Además, los festivales gastronómicos han sido suspendidos en dicho municipio y hay expectativa sobre el impacto que el evento pueda tener en el festival del loroco que se realiza en agosto.

Protección Civil del departamento de Ahuachapán ha informado que peces de al menos 33 especies han muerto en el río Grande, por la contaminación del subproducto viscoso.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter