Impulsan prácticas de conservación

Implementar buenas prácticas y obras de conservación de suelos en los terrenos agrícolas marca diferencia.
Enlace copiado
Apoyo.  Desde las agencias de extensión del CENTA se entregan herramientas para incentivar a realizar obras de conservación.

Apoyo. Desde las agencias de extensión del CENTA se entregan herramientas para incentivar a realizar obras de conservación.

Impulsan prácticas de conservación

Impulsan prácticas de conservación

Enlace copiado
Los suelos se encuentran deteriorados debido al uso agrícola y, en algunos casos, por el exceso de la aplicación de productos químicos. Según los expertos del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal Enrique Álvarez Córdova (CENTA), realizar prácticas y obras de conservación de suelo y agua puede contribuir a mejorar significativamente la producción en la finca hogar y al mismo tiempo se protege al suelo de las inclemencias del clima. Estos conocimientos son transferidos por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través del personal técnico de la institución que ejecuta el Plan de Agricultura Familiar (PAF) en todo el país, específicamente los programas PAF (Seguridad Alimentaria y Cadenas Productivas).

Según Faustino Portillo, jefe del Programa de Desarrollo Forestal del CENTA, si cada familia productora incorporara cada año tres prácticas u obras de conservación, la finca hogar aumentaría la producción y productividad de los cultivos, con lo cual contribuyera al medio ambiente y mejoraría los ingresos económicos.

“Es importante que las familias productoras combinen las prácticas y obras para poder mejorar una unidad productiva y a su vez concienciar para lograr más resultados”, agregó el experto.

Entre las obras implementadas y adoptadas por familias productoras atendidas en el PAF destacan: barreras vivas y muertas, terrazas individuales y banco, construcción de reservorios, bordas y acequias de laderas tipo trinchera. Con respecto a las buenas prácticas, los expertos del CENTA recomiendan: la no quema, carrileo y manejo de rastrojos, cobertura usando mulch, trazo de curvas a nivel y siembra de leguminosas que ayudan a mejorar los suelos, como canavalia y gandul, entre otras.

Desde las agencias de extensión también se entregan herramientas para incentivar a las familias y realizar obras de conservación de suelos, entre estos: 22 metros lineales por seis haces de vetiver enraizado, azadones, cintas métricas, rollos de rafia y nivel de gota para albañil.

Según la Gerencia de Transferencia del CENTA, las regiones con más prácticas y obras de conservación son la oriental y occidental, donde familias productoras han sido capacitadas y recibido incentivos. Documentan que 4,396 familias recibieron asistencia técnica y compartieron conocimientos sobre las ventajas de aplicar y adoptar las diferentes prácticas de conservación de suelo y agua, logrando proteger más de 6,000 manzanas.

Tags:

  • Centa
  • Cultivos
  • LaLibertad

Lee también

Comentarios

Newsletter