Loading...

Incautación de cocaína en El Salvador disminuyó en los últimos dos años

Las estadísticas de la Policía Nacional Civil reflejan la reducida cantidad de cocaína decomisada en 2019 y 2020, que representan las cantidades más bajas desde 2014. La Fiscalía lo relaciona con la poca incautación en aguas marítimas por el cambio de rutas, alejadas de la costa salvadoreña.

Enlace copiado
Incautación de cocaína en El Salvador disminuyó en los últimos dos años

Incautación de cocaína en El Salvador disminuyó en los últimos dos años

Enlace copiado

Los últimos dos años en El Salvador han registrado las incautaciones de cocaína más bajas desde 2014. Durante 2020, la cifra reportada por las autoridades fue de 1,868.4 kilogramos, que, junto a los 100 kilos de 2019, representan los números más bajos en los últimos siete años, según datos de la Policía Nacional Civil.

Entre 2019 y 2020, la Policía decomisó 1,968.4 kilos de cocaína, un aproximado de dos toneladas en ambos años, mientras que en los cinco años anteriores (2014-2018), el número fue de 37.3 toneladas, el equivalente a 7.5 toneladas por año.

Olga Rivera, jefa de la Unidad Fiscal Especializada de Delitos de Narcotráfico, afirma que la baja cifra de 2020 está relacionada, entre otros factores, a la mínima incautación de cocaína decomisada en las aguas marítimas del país.

Durante 2020, en El Salvador, la Fiscalía General de la República (FGR) únicamente interceptó una embarcación con cocaína en altamar, hecho que ocurrió el 12 de marzo del año pasado. Tenía un valor de $5,474,000, según la FGR.

En esa fecha, las autoridades la interceptaron cuando viajaba a 292 millas náuticas a 540.7 kilómetros de Punta Remedios, en el municipio de Acajutla, del departamento de Sonsonate.

"Podría decirse que es muy poco (la cifra de 2020) comparado con 2014, pero hay varios factores que deben valorarse: en 2019 bajaron las incautaciones marítimas; en 2020, solo tuvimos una, por eso es que se puede decir que es muy baja la cantidad de droga incautada", agregó la jefe fiscal.

Enfatizó, además, en el hecho de que los decomisos durante 2016 -2018 fueron mayores porque fueron realizados en colaboración con países del continente americano y se logró desarticular a las estructuras de narcotráfico vía marítima.

"En esos años, la cifra subió porque se hicieron incautaciones vía marítima, muchas fueron en aguas internacionales, por esa razón hubo mayor incautación", explicó. También mencionó que los hallazgos de esos años influyeron en el cambio de ruta para los narcotraficantes, que trasladan la droga cada vez más lejos de la costa salvadoreña.

En el estudio más reciente sobre el tráfico de drogas de las Naciones Unidas consta que la cocaína sigue siendo traficada principalmente por mar. Sin embargo, el decomiso más significativo del año pasado fue por vía terrestre.

El 12 de octubre, la División Antinarcóticos de la Policía, a través de un operativo, interceptó 1,500 kilos de cocaína, valorados en $37.9 millones, que eran transportados en furgones procedentes de Nicaragua. Uno fue localizado en la frontera El Amatillo, en La Unión, y otro en la zona de El Pedregal, en La Paz.

Un reciente informe de Insight Crime revela que las rutas terrestres de narcótrafico en Centroamérica volvieron a ocupar un lugar central en 2020.

Más factores

Olga Rivera plantea que otra de las razones por las que pudo haber caído el decomiso de cocaína es la reducción del personal en unidades investigativas de la Policía. "La disminución del personal Antinarcóticos también ha influido. Tengo entendido que son aproximadamente 200 agentes", manifestó.

La fiscal explica que es comprensible la reducción de los agentes porque la PNC tuvo que reforzar otras estrategias de seguridad, como del Plan Control Territorial y la emergencia por covid-19.

Carlos Ponce, criminólogo con experiencia en el área, señaló que uno de los factores que define en gran medida las estadísticas oficiales es el nivel o enfoque de actividad de las instituciones; y habló sobre lo grave que podría ser si hay una baja en el personal de investigación.

"Eso definitivamente significaría una reducción en la actividad relacionada a la investigación del narcotráfico. Se podría interpretar como un efecto directo, porque al final se va a reflejar en una disminución de las incautaciones de droga porque no se investiga", dedujo.

Otras drogas

La cantidad de marihuana incautada durante 2020 también bajó con relación a años anteriores. El año pasado hubo un decomiso de 1,058.7 kilos, mientras que en 2019 había sido de 1,299.9 kilogramos; y en 2018 de 1,252.4 kilos.

En sustancias sintéticas, como las metanfetaminas, la cifra fue de 40 kilos en 2020, mientras que en 2019 la PNC reportó 0.1 kg.

Tiziano Breda, del International Crisis Group, refiere que el incremento corresponde a una tendencia general en la región, en cuanto a un aumento del consumo de drogas sintéticas durante el confinamiento.

Dato extra

La Fiscalía desarticuló cuatro estructuras de tráfico de droga durante 2020. Giró 78 órdenes adminitrativas de captura por este delito. 
En cuanto al decomiso a organizaciones terroristas, la FGR destaca que es la MS a quien realizó más incautaciones de droga.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines