Incautan cigarrillos de contrabando en locales de mercado Central

Policía dijo que no capturó a nadie porque los dueños de los cigarrillos huyeron al ver la presencia policial.

Enlace copiado
Incautan cigarrillos de contrabando en locales de mercado Central

Incautan cigarrillos de contrabando en locales de mercado Central

Enlace copiado

Varias cajas con cigarrillos de contrabando fueron incautadas ayer en la mañana por la Policía Nacional Civil (PNC) en el mercado Central, como parte del plan de seguridad y prevención de violencia en San Salvador. Sobre las personas que vendían las cajas de cigarrillos, la policía dijo que no sabía nada, ya que todas las cajas fueron encontradas abandonadas en algunos puestos del mercado. Los policías del operativo también dijeron desconocer cuáles son las estructuras criminales que están detrás del contrabando de cigarrillos en el centro.

“Estamos verificando en los negocios las facturas para saber si los productos que están vendiendo tienen un origen lícito. También andamos en busca de cigarrillos de contrabando, que es lo que más se mueve en esta zona. Ya hemos encontrado una importante cantidad de diferentes marcas de cigarrillos. Esto que hemos encontrado estaba en estado de abandono”, dijo un oficial de la policía durante el operativo.

Según el relato de los policías que participaron en el operativo, al patrullar en los alrededores y pasillos del mercado Central, encontraron en diferentes puestos las cajas abandonadas con cigarrillos. Al preguntar a los comerciantes que estaban cerca sobre dónde y quiénes eran los dueños de los cigarrillos, todos les dijeron que no sabían.

“En este momento no sabemos si el contrabando es manejado por pandilleros u otras estructuras. Nosotros solo hemos venido a realizar el operativo. Lo demás es algo que le compete a las áreas de investigación”, dijo el oficial de la policía.

En el operativo, la policía también presentó a dos detenidos acusados de cometer dos homicidios el año pasado y de ser integrantes de la pandilla Mao Mao.

Uno de ellos fue identificado como René Wilfredo Castro, quien fue capturado en la madrugada en su vivienda, ubicada en San Antonio Abad.

Castro dijo que nunca ha asesinado a nadie y que se dedica a trabajar con un arquitecto. “Cuando yo salí de mi casa estaban varios policías que me dijeron que me tenían que capturar y yo hasta puse las manos para que me esposaron porque sé que no he cometido nada y que voy a quedar libre porque yo soy una persona inocente”, dijo Castro.

El otro detenido fue identificado como Isaac Elías Rosales.

Lee también

Comentarios

Newsletter