Infante muere al caerle paredón

Protección Civil de Ahuachapán informó que las fuertes lluvias que cayeron el miércoles y ayer minaron terreno.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un niño de ocho años murió ayer por la mañana mientras recibía asistencia médica en la unidad de salud familiar del municipio de Tacuba, adonde fue llevado tras caerle un paredón, informaron miembros del Sistema de Protección Civil de Ahuachapán. La víctima fue identificada como Gustavo Ángel M., de ocho años, añadieron los representantes de Protección Civil.

El percance sucedió en las primeras horas del día, en el caserío Chupamiel del cantón El Jícaro, explicó el jefe de Protección Civil Departamental de Ahuachapán, Ángel Turcios.

De acuerdo con el funcionario, otros tres menores, de edades similares y que también se encontraban en el mismo lugar jugando, resultaron heridos y fueron trasladados a la unidad de salud. Su condición es estable, informó Turcios.

A su juicio, el hecho sucedió debido a que el miércoles por la noche y ayer en la madrugada cayó en Tacuba una fuerte lluvia, que aflojó el terreno donde se ubicaba el paredón.

“Sin duda la lluvia que azotó anoche y esta madrugada (ayer) en Tacuba tuvo que ver con que el terreno donde se ubicaba el paredón se aflojara y cayera el muro”, comentó, y agregó que desconocía mayores detalles de la tragedia.

De acuerdo con los registros del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), entre el miércoles a las 7 de la mañana y ayer a la misma hora se registraron 68.9 milímetros acumulados de lluvia en la estación ubicada en Santa Ana. Sobre Ahuachapán se registraron máximos de 30 milímetros.

Por su parte, algunos miembros de la Policía Nacional Civil de Tacuba dijeron que al conocer del suceso, varios vecinos buscaron a miembros de la Fuerza Especializada de Reacción de El Salvador (FES) que patrullaban por el lugar, para que les auxiliaran en el rescate del menor de edad.

Luego de varios minutos, el niño fue sacado de entre los escombros, pero los elementos de la FES debieron caminar por más de una hora hasta llegar al camino vecinal para abordar un vehículo con el infante lesionado.

“Al ser rescatado, el niño aún presentaba signos vitales, por lo que los agentes y los militares improvisaron una camilla y recorrieron por más de una hora las veredas del caserío hasta llegar a un punto donde les esperaba un auto que trasladó a la pequeña víctima a un centro médico”, dijo uno de los agentes policiales.

Por desgracia, debido a lo grave de las lesiones, el menor murió cuando era auxiliado por el personal de la unidad de salud.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter