Lo más visto

Más de El Salvador

Infectólogos advierten gravedad de virus sincicial

Los infectólogos pediatras aseguran que el virus tiene diferentes estados de gravedad. Es más fuerte en niños prematuros y menores de seis meses. En algunos casos no presenta síntomas, lo que lo vuelve mucho más peligroso que otros.
Enlace copiado
Mario Gamero,  un pediatra infectólogo, advierte que el virus sincicial podría tornarse en una epidemia.

Mario Gamero, un pediatra infectólogo, advierte que el virus sincicial podría tornarse en una epidemia.

Infectólogos advierten gravedad de virus sincicial

Infectólogos advierten gravedad de virus sincicial

Enlace copiado
El pasado 21 de agosto el Ministerio de Salud (MINSAL) alertaba a los salvadoreños de un alza en los casos del virus sincicial, que afecta en mayor porcentaje a los niños menores de dos años. Luego, el pasado 31 del mismo mes las autoridades emitieron una alerta amarilla para 38 municipios y verde para los 224 restantes. La rápida reproducción del virus y el alza de los casos obligaban la alerta. El infectólogo pediatra Mario Gamero habló ayer con LA PRENSA GRÁFICA y manifestó su preocupación ante la gravedad del virus sincicial respiratorio, que causa bronquiolitis y bronconeumonía, las que pueden ser fatales en los infantes.

MINSAL EMITE ALERTA EN 38 MUNICIPIOS POR VIRUS SINCICIAL

“Es un virus pequeño, un microorganismo que uno podría decir que es inocuo, pero produce severas lesiones en los niños, especialmente en menores de dos años. En ellos puede producir cuadros de bronquiolitis, que es el cuadro principal del virus sincicial respiratorio”, dijo Gamero.

El infectólogo pediatra advierte que el virus podría causar la muerte en los niños, pues lleva a sufrir complicaciones en los pulmones, las que generan un paro respiratorio. En otros casos, la gravedad los lleva hasta la unidad de cuidados intensivos (uci).

ISSS LLAMA A PREVENIR ANTE PROPAGACIÓN DEL VIRUS SINCICIAL EN EL SALVADOR

“Los niños se ponen graves y son internados en los hospitales con un cuadro de bronquiolitis o bronconeumonía sobreagregada, de tal manera que estos dos cuadros hacen que el pequeño lactante comience a presentar dificultad respiratoria. La madre muchas veces nota en él que la naricita se le abre y se le cierra, las costillitas también tienen algún tipo de retracción y en el estómago, retracciones abdominales por todos lados”, agregó el especialista como advertencia.

Para Gamero, este tipo de virus no es algo que las personas deberían tomar a la ligera, ya que se está hablando de algo muy serio, que de no prevenirlo o ser tratado a tiempo podría tener una forma más acelerada de transmisión en los menores, lo que podría llegar en un determinado momento hasta a una epidemia.

“Lo que presentan ellos son los síntomas clásicos de una neumonía, que es indistinguible de otras materias, igual el cuadro clínico. Si no se atienden a estos pequeños, si no reciben el oxígeno, si no reciben la terapia respiratoria, si no reciben sus líquidos endovenosos, estos pacientes pueden pasar a una fase más grave”, expresa el infectólogo.

También señala que en muchos de los casos, los daños provocados por el virus sincicial son irreversibles, pues de llegar hasta la fase final de una bronconeumonía, los dos pulmones se llenan de lesiones complicadas y los bronquios se cierran en totalidad, lo que resulta fatal.

Lo que más preocupa a los infectólogos pediatras y a las autoridades del MINSAL es que no existe ninguna vacuna ni ningún medicamento para el tratamiento de este virus respiratorio.

“No podemos disponer ni de un antibiótico ideal, no hay en estos momentos ese tipo de medicamentos que pueda salvarle o cortar la infección en el niño, no hay a escala mundial; es decir, es un virus al que todavía no se le ha detallado un tratamiento específico, no hay ningún antiviral que pueda servir, de tal manera que en ocasiones estos pacientitos es necesario llevarlos a la unidad de cuidados intensivos por la gravedad que tienen”, expuso Gamero.

Teniendo en cuenta la falta de medicamentos para este tipo de virus, los expertos aseguran que las únicas alternativas para poder tratar a los niños es dándoles sueros, oxígenos, nebulizaciones, aspiración de secreciones; tratamientos generales y terapias respiratorias.

En El Salvador, según los pediatras, al menos un 65 % de los niños está expuesto a contraer este virus, por lo que las madres tienen que hacer todo lo posible para proporcionarles leche materna como forma de prevención para que el infante no adquiera la infección, que además se transmite muy rápido y de forma directa al toser, estornudar o tocar cualquier superficie contaminada.

“La enfermedad grave puede terminar en entre cinco y siete días para el niño que más o menos ha sido infectado por el virus, y en los pacientes que van a unidad de cuidados intensivos, hasta los 10 o 12 días, es decir, se prolonga”, manifiesta el especialista.

Un 40 % de los niños puede llegar a tener bronquiolitis, que es la inflamación de los bronquiolos pequeños y que se llenan de edemas, se inflama de células y tapa todo; en ocasiones puede afectar a una buena cantidad del pulmón y cuando esto sucede es cuando se cierra todo y el menor sufre un paro respiratorio.

“Puede ser que en algunas veces haya acceso donde infecte en los pequeños y tenga alguna sobreintención por otra bacteria del ambiente; entonces, lógicamente, estos pacientes pueden presentar a la vez un inicio de un cuadro catarral que por principio sea sencillo y al final puede volverse una neumonía sobreagregada por otro microorganismo, el cual prácticamente hace sucumbir a los niños”, señala Gamero.

Tanto los centros de salud pública como las clínicas privadas presentan en la última semana un incremento de casos de niños con el virus sincicial respiratorio.

Los infectólogos hacen el llamado y recomiendan a las madres de familia no medicar a sus hijos, ya que de hacerlo y si el niño tiene el virus, se podría complicar la salud y provocar lesiones pulmonares mucho mayores, lo que vendría a ser una falta en la salud del menor.

Algunos síntomas

Los síntomas pueden ser varios. En primer lugar, el niño se pone inquieto, llora mucho, se desespera demasiado y de un segundo a otro comienza a tener una respiración abdominal, sufre de hundimiento en el estómago o también se le puede hundir el tórax, en medio de las costillas. El niño presenta mucha dificultad para respirar, falta de apetito, no puede comer ni tragar nada porque no le deja el cansancio. Estos son los que los padres deben tener en cuenta, dice el pediatra, para atender la enfermedad de inmediato. Si no se recibe la atención en tres o cuatro días, el menor podría sufrir de inmediato un paro respiratorio.

Los menos propensos a adquirir el virus sincicial respiratorio son los niños que han recibido las vacunas contra la influenza, contra el neumococo, contra el modelo influenza y contra la tosferina y, según los infectólogos, no presentan las complicaciones tan frecuentes como las presenta un niño que no ha sido vacunado.

Hasta ahora, las autoridades de Salud reportan 207 casos confirmados en El Salvador, con tendencia al aumento. Hasta la fecha no reportan ninguna muerte a causa de este virus.

La principal preocupación para el MINSAL es que se sigue reproduciendo de manera acelerada en poco tiempo.
 

Tags:

  • virus sincicial
  • MINSAL
  • pediatras
  • advertencia
  • gravedad
  • bronquiolitis
  • bronconeumonía

Lee también

Comentarios