Loading...

Informe mundial de corrupción usa de ejemplo a El Salvador y Colombia por "explosión" de irregularidades en pandemia

"Una concentración alarmante de poder en el Ejecutivo en países como Colombia y El Salvador ha contribuido a una explosión en las irregularidades y corrupción en casos asociados con adquisiciones relacionadas al covid-19", señala el informe de Transparencia Internacional.

Enlace copiado
El ministro de Salud Francisco Alabi fue juramentado en marzo del 2020 y tras menos de un año en el cargo ha sido señalado por beneficiar a su familia con fondos públicos mediante contratos durante la pandemia por covid-19 en El Salvador. Foto: cortesía/Archivo

El ministro de Salud Francisco Alabi fue juramentado en marzo del 2020 y tras menos de un año en el cargo ha sido señalado por beneficiar a su familia con fondos públicos mediante contratos durante la pandemia por covid-19 en El Salvador. Foto: cortesía/Archivo

Enlace copiado

Transparencia Internacional divulgó el miércoles un informe sobre el estado de la corrupción en el mundo, en el que se analizan 180 países y pone a El Salvador y Colombia como ejemplos de cómo en América la "concentración alarmante de poder" en el órgano Ejecutivo ha llevado a irregularidades en las adquisiciones relacionadas a la lucha contra la pandemia de covid-19.

En una escala donde cero es "muy corrupto" y 100 "muy transparente", El Salvador aparece en el puesto número 36 en el índice de percepción de la corrupción, lugar que comparte con Albania, Argelia, Costa de Marfil, Kosovo, Tailandia y Vietnam. En el penúltimo impera una monarquía constitucional y en el último un régimen autoritario en el que el Partido Comunista restringe la libertad de expresión y todos los medios de comunicación están bajo el control del Estado y se persigue a los que se oponen.

El informe de Transparencia Internacional señala que "aunque la mayoría de los países han hecho poco o ningún progreso en la lucha contra la corrupción en casi una década, más de dos tercios de los países (entre estos El Salvador) puntúan por debajo de 50" y el análisis "muestra que la corrupción no solo socava la respuesta de Salud al Covid-19 sino que contribuye a una continua crisis de la democracia".

Sobre Latinoamérica, el documento indica que "en una región ya caracterizada por instituciones gubernamentales débiles, el covid-19 ha destacado profundamente desigualdades sociales y económicas, con efectos desproporcionados en poblaciones vulnerables, incluyendo mujeres, niñas, grupos indígenas, ancianos, migrantes y afroamericanos".

"Similar a otras regiones alrededor del mundo, los gobiernos de América toman medidas extraordinarias para combatir el covid-19 en forma de varios estados de emergencia que restringieron derechos civiles", agrega, mencionando entre ellos la libertad de expresión, una debilitamiento de los balances y controles institucionales y un espacio reducido para la sociedad civil.

"Una concentración alarmante de poder en el Ejecutivo en países como Colombia y El Salvador ha contribuido a una explosión en las irregularidades y corrupción en casos asociados con adquisiciones relacionadas al covid-19", ejemplifica.

El Gobierno salvadoreño es investigado por la Fiscalía General de la República por supuesta corrupción en compras por la pandemia, que fueron denunciadas por la Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (CICIES). El proceso incluye allanamientos a varias instituciones. En las pesquizas hechas en el Ministerio de Salud (MINSAL) donde se encuentra la oficina de Alabi, el Gobierno usó a la Policía para entorpecer el allanamiento e intimidar a los fiscales, denunció la FGR. Recordó que el rol de la PNC es apoyar a los fiscales en los allanamientos, y no lo contrario, como sucedió en el MINSAL.

Transparencia Internacional señala que "la respuesta de emergencia a la pandemia de covid-19 reveló enormes grietas en los sistemas de salud e instituciones democráticas, subrayando que los que están en el poder o los que tienen dinero del Gobierno a menudo sirven a sus propios intereses en lugar de los intereses de los más vulnerables.

Por otra parte, Dinamarca empató con Nueva Zelanda en el primer puesto de la lista de los más transparentes, seguidos por Finlandia, Singapur, Suiza y Suecia con puntuación de 85. Noruega con 84, Holanda con 82 y Alemania y Luxemburgo con 80 completan los 10 primeros puestos.

Australia, Canadá, Hong Kong y Gran Bretaña obtuvieron 77 puntos en el 11mo puesto.

Somalia y Sudán del Sur tuvieron la peor valoración, con 12 puntos, por detrás de Siria (14), Yemen y Venezuela (15), Sudán y Guinea Ecuatorial (16), Libia (17) y Corea del Norte, Haití y República Democrática del Congo (18).

Costa Rica estuvo entre los países latinoamericanos mejor situados en el IPC, con 57 puntos.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines