Lo más visto

Infraestructura inadecuada en PGR San Miguel

Un grupo de trabajadores manifiesta que ha solicitado ayuda en varias ocasiones; sin embargo, nunca ha obtenido alguna respuesta por parte del Ejecutivo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Empleados de la Procuraduría General de la República (PGR) en San Miguel denuncian que desde hace 10 años se encuentran trabajando en condiciones de hacinamiento, lo que genera mayor tensión en las jornadas laborales del personal distribuido en las siete unidades que están en tres salones, donde hay poco espacio para caminar entre las sillas, los escritorios y papelería.

Cada salón tiene un promedio de 20 empleados, quienes externaron su malestar al coordinador de la Unidad de Defensa de la Familia y la Niñez y Adolescencias, Julio Óscar Ábrego Méndez, quien confirmó las quejas y afirmó que en muchas ocasiones han realizado gestiones, pero admitió que no ve una solución al respecto. Además, señaló que tanto las oficinas administrativas de la PGR como la sala de espera de los usuarios están en las mismas condiciones.

“Se han hecho varias gestiones para que nos tomen en cuenta, pero pareciera que pasamos desapercibidos, cuando en realidad la labor que cada uno de nosotros desempeña es muy importante. Tenemos que recibir a diario una cantidad grande de personas, a quienes les brindamos un servicio y es incómodo que no podemos escuchar bien a los usuarios, ya que se escucha todo lo que los demás compañeros están hablando o realizando, debido a la cantidad de empleados que nos encontramos en un pequeño espacio”, explicó el funcionario.

A esto se agrega que los aires acondicionados han tenido que ser comprados por los empleados, ya que no hubo respuesta a una serie de peticiones.

“No es que nosotros queramos estar bien cómodos, lo que sucede que el terrible calor que se vive en San Miguel nos obligó a comprar uno. Muchas veces en estos espacios se encuentran más de 20 personas, el calor y el montón de gente, es desesperante”, dijo Ábrego.

Según un grupo de empleados de la PGR, consideran que en seis años que tienen de estar laborando en el actual local, ubicado en la 3.ª avenida sur n.º 606, barrio San Nicolás, siempre han estado en las mismas condiciones, y muy a pesar de que han tratado de pedir ayuda el Gobierno nunca ha respondido.

Aseguraron que muchas veces les resulta difícil hasta levantarse de su silla, pero hablan bajo anonimato por miedo a represalias. Afirman que esas condiciones no las desconocen las autoridades.

También los usuarios no cuentan con espacios adecuados. Sonia González visita cada mes la PGR, ya que su exesposo no siempre le da la manutención de sus hijas. En muchas ocasiones ha tenido que estar bajo el sol con sus niñas, ya que el espacio donde deben de esperar es demasiado pequeño. “A veces me toca esperar bastante tiempo”, expresó.

Tags:

  • san miguel
  • pgr
  • infraestructura

Lee también

Comentarios