Inicia audiencia contra “call center” por lavado de $221,000

La defensa no brindó declaraciones sobre las acusaciones de la Fiscalía. Ahora continuará la audiencia de sentencia.
Enlace copiado
Inicio.  La audiencia inició a las 10:30 de la mañana. Hasta el cierre de esta nota, solo un perito de la Fiscalía rindió su declaración como testigo.

Inicio. La audiencia inició a las 10:30 de la mañana. Hasta el cierre de esta nota, solo un perito de la Fiscalía rindió su declaración como testigo.

Inicia audiencia contra “call center” por lavado de $221,000

Inicia audiencia contra “call center” por lavado de $221,000

Enlace copiado
El Juzgado Especializado de Extinción en Dominio inició ayer la audiencia de sentencia en contra del “call center” Benson Communication y cuatro exempleados de esa empresa acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) de lavar $221,536.90.

Ayer, el grupo de fiscales presentó como testigo a un perito financiero que elaboró el perfil económico de los afectados (acusados) durante el tiempo que trabajaron para dicha empresa.

Uno de los afectados es Philliph Howelll Baires Boyle. En 2008 ingresó a Benson Communication con un salario de $171 y finalizó sus labores ganando alrededor de $3,100. En 2014 fue el año en el que reportó más ingreso por un total de $42,821.14.

Uno de los casos que expuso el perito fue el de Fátima Hidalgo, a quien en una de sus cuentas bancarias le encontraron un depósito de $39,000, pero su salario dentro de la empresa rondaba los $1,000.

Asimismo, Maribel Monge, quien trabajó para la empresa desde 2009 hasta 2016, recibió una transferencia por el monto de $10,000.

“Se estableció que estas personas en el sistema bancario han movido más dinero del que han ingresado por sus actividades lícitas. Si se compara la información que ellos reportaron como ingresos al Seguro Social y al Ministerio de Hacienda, hay una gran diferencia con los movimientos bancarios”, afirmó uno de los fiscales del caso.

Sin embargo, la Fiscalía ha establecido que el dinero de los tres exempleados y de Álex Fabricio Cañas proviene de un estadounidense identificado como Kevin Bryan Cox, acusado de estafar al Gobierno de Estados Unidos por más de $34 millones. De hecho, fue la embajada de ese país en El Salvador la que le entregó la información a la Fiscalía porque había detectado que parte del dinero que supuestamente estafó Cox llegó hasta Benson Communication.

La FGR detectó que en sus cuentas de ahorro en el país Cox movilizó, entre 2008 y 2014, un total de $5,374,181.27 en cargos, y de bonos $6,824,292.46.

El perito agregó que detectó que el 10 de marzo de 2010 Cox, junto con Fátima Monge y Baires Boyle, viajó a las Bahamas en un vuelo privado.

“Bahamas y Majuro son considerados como paraísos fiscales”, señaló el perito ayer.

Durante un receso este periódico buscó a la defensa de los diputados, pero prefirieron no brindar declaraciones. Una de las abogadas, al momento de tomarles fotografías, dijo: “No me tomen fotos, no tengo interés de salir en su periódico”. Hoy continuará la audiencia de sentencia del caso.

Tags:

  • kevin
  • cox
  • lavado
  • benson
  • empresa
  • empleados
  • fgr

Lee también

Comentarios

Newsletter