Loading...

Caso masacre de jesuitas: termina la audiencia inicial y resolución será dada el viernes 11 de marzo

En el primer día de la audiencia inicial solo se presentaron dos de los 13 acusados. El abogado Arnau Baulenas fue separado del proceso como querellante y la Fiscalía propuso a Walter Araujo entre los testigos. La resolución se brindará este viernes 11 de marzo, a las 2:00 p.m.

Enlace copiado
Caso masacre de jesuitas: termina la audiencia inicial y resolución será dada el viernes 11 de marzo

Caso masacre de jesuitas: termina la audiencia inicial y resolución será dada el viernes 11 de marzo

Enlace copiado

El Juzgado Tercero de Paz de San Salvador desarrolló este jueves 10 de marzo la audiencia inicial en el caso de la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras, en el que la Fiscalía General de la República (FGR) acusa a 13 personas. De estas, solo se hicieron presentes dos: el general Rafael Bustillo y el teniente coronel Carlos Camilo Hernández, ambos en condición de retiro.

Entre los procesados también se encuentra el expresidente Alfredo Cristiani, de quien no se presentó ningún abogado defensor, y otros altos mandos militares de la época. La diligencia judicial se instaló con la representación de nueve de los acusados, a quienes les acusan de diversos delitos relacionados a la masacre ocurrida el 16 de noviembre de 1989 en las instalaciones de la UCA.

Respecto a los acusados que no estuvieron presentes será el juez quien resuelva con vista al requerimiento, algo que tendrá que anunciar este viernes 11 de marzo, a las 2:00 de la tarde, cuando de su resolución de la audiencia, pues la jornada de ayer terminó tarde.

Según el requerimiento de la Fiscalía, los acusados de comisión por omisión en delito de asesinato son Alfredo Cristiani, Rafael Bustillo, Juan Orlando Zepeda, Rafael Humberto Larios, Carlos Camilo Hernández, Nelson Iván López y Joaquín Orlando Cerna. A este último también se le acusa como cómplice en el delito de asesinato.

A Inocente Montano le acusan en El Salvador de los asesinatos del sacerdote salvadoreño José Joaquín López y López y de las colaboradoras Julia Ramos y Celina Ramos, debido a que ya cumple una pena en España por el asesinato de los sacerdotes jesuitas que tenían nacionalidad española.

Carlos Camilo Hernández, Rodolfo Parker, Óscar Alberto León Linares y Manuel Ermenegildo Rivas son acusados por fraude procesal, además de encubrimiento personal.

“Estamos en presencia de hechos constitutivos de crímenes de lesa humanidad, producto de una investigación y de hechos ocurridos que, en aquel momento, no se enjuiciaron las personas que deben de responder. Hay tres imputados señalados por el momento, entre ellos el expresidente de la República, (Alfredo) Cristiani, Inocente Orlando Montano, el general Ponce y otras personas más”, explicó el fiscal del caso. 

Lisandro Quintanilla, uno de los abogados defensores de cuatro imputados, argumentó que presentarían al juez cuatro incidentes, entre estos el sobreseimiento definitivo. Otro de los incidentes tiene que ver con una correcta calificación jurídica de los delitos imputados, como los de actos de terrorismo, y para el que está pidiendo un “tratamiento único” y que sean “subsumidos” en el delito de asesinato. También, la protección de algunos delitos que no son de lesa humanidad, como el hurto calificado de un maletín con un dinero que, aparentemente, era propiedad de uno de los sacerdotes. 

“Al solicitar todos estos incidentes, le hemos planteado la discusión al juez, pero la Fiscalía se ha opuesto. El doctor Baulenas, que representa a las víctimas y al Instituto de Derechos Humanos de la UCA, ha consentido en un par de ellos como el tema de la proposición y conspiración, en el sobreseimiento de Elena Fuentes y no así en los actos de terrorismo, porque considera que estos y el asesinato son de lesa humanidad”, sostuvo Quintanilla.

QUERELLA FUERA Y NUEVO TESTIGO

“Lamentablemente el caso está exactamente igual al 27 de marzo del año 2000. Es decir, después de 22 años la Fiscalía no realizó ningún acto de investigación para poder fundamentar su requerimiento”, agregó el abogado Lisandro Quintanilla.

En la audiencia inicial Arnau Baulenas, apoderado del sacerdote Ignacio Ellacuría, una de las víctimas, quedó fuera de la misma como parte querellante, a solicitud de la defensa, pues está dijo que no estaba legitimada para participar en la audiencia inicial.

"Al sistema judicial del país le asusta la verdad, la justicia, y por tanto lo que hacen es eliminar la representación de las víctimas en el proceso. Todo esto avalado por un silencio cómplice de la Fiscalía", dijo Baulenas luego de conocer la decisión del juez y que no fue debatida por la parte fiscal.

Una de las nuevas pruebas ofertadas por la representación fiscal consta de dos entrevistas. La primera realizada al analista político Walter Araujo, excandidato a diputado por el partido Nuevas Ideas, y una entrevista hecha al sacerdote jesuita José María Tojeira.

El abogado defensor Lisandro Quintanilla aseguró que la incorporación del testimonio de Araujo fue "sorpresivo" ya que cuando la Fiscalía presentó el requerimiento no estaba el testimonio de ninguna persona, a excepción de los testigos que aportaron su relato pocos días después de la masacre.

Araujo aportaría, según lo dicho durante la audiencia, su testimonio contra Rodolfo Parker, acusado de cometer fraude procesal durante las primeras investigaciones realizadas sobre la masacre y favorecer con ello a los victimarios.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines