Inseguridad, principal preocupación de docentes

Gremiales también resienten la falta de presupuesto destinado a la infraestructura escolar y al pago de servicios básicos en las escuelas.
Enlace copiado
Viejos problemas. La inseguridad y el poco presupuesto siguen siendo las amenazas de docentes y estudiantes.

Viejos problemas. La inseguridad y el poco presupuesto siguen siendo las amenazas de docentes y estudiantes.

Inseguridad, principal preocupación de docentes

Inseguridad, principal preocupación de docentes

Enlace copiado
Dos gremiales de docentes se muestran preocupadas, en las vísperas del inicio de clases, por la inseguridad que ha afectado a la comunidad escolar en los últimos años. Los agremiados aseguran que en 2015 fueron asesinados 72 alumnos y 15 maestros, lo que consideran una muestra de la poca efectividad de las autoridades de Seguridad Pública hacia el sector.

Francisco Zelada, secretario general del Sindicato de Maestros y Maestras de la Educación Rural, Urbana y Urbano Marginal de El Salvador (SIMEDUCO), dice que las pandillas han dado muestra de controlar “de forma más organizada” los territorios donde están. Muchas de esas zonas son sede de centros escolares o vías de acceso a escuelas.

“El ministro de Educación ha dicho que ha intentado coordinar con las autoridades de Seguridad Pública para llevar seguridad a los centros educativos, pero no ha logrado mucho... Además, nosotros hemos perdido confianza en las instituciones porque le restaron importancia a los quejas nuestras”, resume Zelada sus expectativas como líder gremial ante el inicio del año lectivo programado para el próximo lunes 18 de enero para escuelas públicas.

Paz Zetino, secretario de Bases Magisteriales, otra de las gremiales de docentes, también tiene sus reservas sobre la inseguridad que afecta a la comunidad educativa: “Es preocupante porque en los primeros días de este año ya lamentamos el deceso del profesor Gálvez en Quezaltepeque. Todo apunta que este fenómeno va a seguir golpeando a la escuela y se va a llevar a alumnos y compañeros docentes”.

Zetino se refiere al homicio de Óscar Hernán Gálvez, un maestro de San Juan Opico que fue lapidado el 1.º de enero por la madrugada, cerca de un colegio situado en la avenida 3 de Mayo, en el centro de Quezaltepeque.

Los investigadores descubrieron que los asesinos le robaron las pertenencias a la víctima, incluido su vehículo, que fue encontrado muchas horas después en una colonia cercana. Sin embargo, no tienen una hipótesis clara sobre el móvil del crimen del educador.

Las gremiales dicen que las autoridades de Educación “rehyen” a hablar con ellos sobre la inseguridad que afecta a estudiantes y docentes.

Sin embargo, el viceministro del ramo, Francisco Castaneda, le dijo a LA PRENSA GRÁFICA que para este año ha iniciado una coordinación con el director de Policía Nacional Civil, PNC, para mejorar los perfiles de agentes y militares encargados de patrullar los centros escolares. Según el funcionario, la idea es “ajustar el perfil sobre la dinámica de la comunidad educativa”. Además, el viceministro dijo que tienen planes de ampliar el cuido a 600 centros escolares ubicadas en los 50 municipios catalogados por las autoridades con más incidencia delincuencial. “Todo dentro del plan El Salvador Seguro”, dijo Castaneda.

Otra de las preocupaciones de las gremiales de educación es la designación del presupuesto destinado a servicios básicos e infraestructura escolar. “Además están los viejos problemas de la escuela que tienen que ver con la insuficiencia de presupuesto y la tardanza en la entrega. Eso trastoca el funcionamiento total. También estamos preocupados porque en el presupuesto de 2016 no hay fondos para infraestructura. Eso se acrecienta cada año”, dice Zetino.

Tags:

  • escuela
  • inseguridad
  • pandillas
  • enseñanza
  • presupuesto

Lee también

Comentarios

Newsletter