Lo más visto

Más de El Salvador

Inseguridad sigue afectando a sectores escolares

El 2018 cerró sin homicidios de estudiantes y disminuyó la deserción escolar; pero en lo que va de 2019 ya ocurrieron tres asesinatos de estudiantes. Dentro de los planes de seguridad está la cobertura de las rutas hacia las escuelas.

Enlace copiado
Inseguridad sigue afectando a sectores escolares

Inseguridad sigue afectando a sectores escolares

Enlace copiado

La seguridad escolar habría experimentado una mejora en los últimos años con los planes que se ejecutan en coordinación con la Policía Nacional Civil (PNC), pero todavía hay varias zonas del país donde existen dificultades por la violencia social, de acuerdo con autoridades del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (MINEDUCYT).

"El 2018 fue muy satisfactorio, cerramos con cero homicidios de escolares. Lamentamos este año ya tenemos tres jovencitos y jovencitas que han muerto y que los hemos verificado que son estudiantes", dijo Francisco Castaneda, viceministro de Educación.

Indicó que la Fiscalía, la Policía y el Órgano Judicial deberían ser más exigentes y fuertes en la aplicación de la ley, en particular si el aumento de violencia tiene relación con presiones de grupos delictivos de obtener beneficios en la transición de gobierno.

"En ese aumento de homicidios a veces alcanza a los niños, jovencitos de las escuelas. También hay que señalar que jovencitos de las escuelas a veces se ven inmersos en las estructuras de una forma directa o indirecta. Tenemos jovencitos en las escuelas públicas que sus hermanos mayores o sus tíos o familiares son parte de una estructura criminal", expresó.

Castaneda reconoció que persisten dificultades para docentes y alumnos en algunos municipios y cantones, como Cuscatancingo, Mejicanos, Lourdes, Atiquizaya, San Pedro Perulapán y Panchimalco. "Pero no en la dimensión de amenazas, extorsiones que teníamos hace tres, cuatro años", indicó.

Agregó que hace más de cuatro años el promedio de muertes de estudiantes rondaba los 60 anuales. Por lo que se hicieron propuestas puntuales al Plan El Salvador Seguro y que de los recursos de la contribución especial para seguridad también se asignaran fondos para atender a las escuelas ubicadas en los municipios más conflictivos.

"No solo necesitábamos ir con programas deportivos, culturales, sino también mejorar la infraestructura de esos centros educativos. Porque también la violencia tiene su base en aspectos psicológicos y de marginación", argumentó Castaneda.

Comentó que una experiencia de mejorar las condiciones de la comunidad educativa fue posible cuando se mejoró la infraestructura escolar, se dotó de instrumentos musicales y se ampliaron los servicios; como fue el caso de la habilitación del bachillerato en el Centro Escolar 22 de Abril, que se convirtió en Complejo Educativo.

"De los alrededor de 90 que salían de noveno grado, a lo mucho cinco o 10 tenían que caminar hasta Ciudad Credisa y esos eran los desaparecidos o los asesinados muchas veces de los estudiantes", dijo.

Añadió que ampliar cobertura en esas áreas conflictivas fue un aporte importante para que la comunidad se estabilizara.

También dijo que la política de prevención y cultura de paz se basa en la integración, en la inclusión, en el respeto a la diversidad y respeto a las ideas. Recordó que hay una reducción importante de las riñas callejeras entre alumnos de diferentes instituciones educativas de bachillerato.

No obstante, considera que las nuevas autoridades deben seguir trabajando en los planes de seguridad escolar. "Todavía se vuelve necesario que en algunas zonas se mantenga la seguridad perimetral en la escuela, en otras ya nosotros la sacamos del eslabón del plan de seguridad escolar, ya nada más se atiende con algunas actividades deportivas, culturales, con atención psicológica", expuso Castaneda.

Afirma que de todos los centros escolares se tiene la información de dónde llegan la mayoría de estudiantes, por lo que se define con la PNC la seguridad de las rutas de llegada y salida.

El MINEDUCYT también asegura que hay una disminución en la deserción escolar, que una de sus causas tiene que ver con la inseguridad. Pero falta hacer más efectivos los presupuestos en educación.

"Más allá del presupuesto básico para el funcionamiento de estos grandes ministerios, hay también presupuestos etiquetados para determinados rubros importantes que hay que estimular, un presupuesto etiquetado para infraestructura sería maravilloso", comentó.

Traslados

Castaneda asegura que este año disminuyó la solicitud de traslado de docentes debido a amenazas de pandillas. Hasta 2017 el promedio rondaba los 30 educadores que se trasladaban por situación de violencia y en lo que va de 2019 se comprobó el caso de una maestra en el departamento de Cabañas.

"Entre 2015, 2016 yo tuve una presión grande porque era a diario que teníamos solicitudes de dos o tres casos; de los cuales algunos eran verificables, otros descubrimos también que algunos maestros fue lo que nosotros llamamos por estrés", añadió.

En la Asamblea Legislativa está la propuesta de reforma al artículo 18 de la Ley de la Carrera Docente para agregar el traslado de una forma directa a los maestros que tienen más de 10 años de trabajar en municipios alejados a su lugar de origen o vivienda, por lo que tienen que viajar.

"Eso los aleja de su familia, los expone, gastan más; pero además algunos, si viajan todos los días, incumplen con horarios y otros tienen que quedarse y dejar abandonada a su familia", comentó.

Tags:

  • Estudiantes
  • Violencia
  • Centros escolares
  • Estructuras Criminales
  • Francisco Castaneda

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines