Lo más visto

Inspeccionan río Grande por supuesta contaminación en Ahuachapán

Residentes en la ribera del río Grande denuncian la formación de espuma en el agua y emanación de olor a melaza.

Enlace copiado
Muestras.  Durante el recorrido, técnicos del Ministerio de Medio Ambiente realizaron diferentes pruebas para conocer la acidez del agua. Hoy otro  equipo de peritos de la institución tomará muestras para analizarlas.

Muestras. Durante el recorrido, técnicos del Ministerio de Medio Ambiente realizaron diferentes pruebas para conocer la acidez del agua. Hoy otro equipo de peritos de la institución tomará muestras para analizarlas.

Enlace copiado

Dos técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) realizaron una inspección ambiental ayer en la mañana en el río Grande del municipio de San Lorenzo, en Ahuachapán, luego de recibir una denuncia de contaminación en un tramo del afluente.

De acuerdo con los habitantes de las riberas del río, desde el lunes pasado se ha notado la formación de espuma en el agua, lo cual consideran no es normal. Añadieron que durante algunos momentos del día se percibe cierto olor desagradable proveniente del afluente.

"Desde el lunes en la madrugada se sintió un fuerte olor como a melaza y después se quedó como formándose espuma, pero con la lluvia se ha ido disminuyendo. Hay momentos en el día en que se vuelve a sentir el olor y las espumas se mantienen, pero son menos espesas que cuando sucedió el derrame de melaza de la Magdalena", explicó José Adrián Luna, que tiene más de 15 años de residir en el cantón El Portillo, en las riberas del río. También dijo que hasta el momento no se ha detectado la muerte de peces.

Por su parte, los técnicos del MARN, que manifestaron no estar autorizados para dar detalles de la inspección, indicaron que realizaron visitas a otros lugares como Chalchuapa para determinar si existe algún tipo de indicio de contaminación proveniente de río arriba.

Marvin Rodríguez, agrónomo de la municipalidad, explicó que el martes en horas de la mañana personal de la Unidad de Medio Ambiente de esa alcaldía acudió al río Grande para verificar las denuncias que un grupo de pobladores habían realizado horas antes a través de redes sociales.

"Sí vimos la espuma, pero no percibimos el olor a melaza o cambio de color del río, pero vecinos que viven cerca comentaron que un día antes en la madrugada se sentía fuerte el olor a melaza", dijo.

En mayo de 2016 este río fue afectado por el derrame de unos de 900,000 galones de melaza provenientes del ingenio azucarero La Magdalena, en Chalchuapa, y que extinguió toda su fauna.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines