Lo más visto

Intenso debate entre tres de los presidenciables

Los candidatos presidenciales tuvieron la oportunidad de dirigirse unos a otros y criticar las propuestas de los adversarios. Los organizadores aclararon que todos los candidatos estaban invitados y habían confirmado participar.

Enlace copiado
Contendientes: Hugo Martínez (FMLN), Carlos Calleja (Alianza por un Nuevo País) y Josué Alvarado (VAMOS)..

Contendientes: Hugo Martínez (FMLN), Carlos Calleja (Alianza por un Nuevo País) y Josué Alvarado (VAMOS)..

Enlace copiado

Los candidatos a la Presidencia de la República no solo se limitaron a exponer sus planes de gobierno, sino que fueron interrogados por la periodista Glenda Umaña, expresentadora de CNN, y también intercambiaron impresiones entre sí durante el Segundo Gran Debate Nacional organizado por la Asociación de Radiodifusores (ASDER) y la Asociación de Universidades Privadas de El Salvador (AUPRIDES).

El debate tocó diversos temas en hora y media, que fueron desde la inseguridad y el combate a las pandillas, pasando por propuestas económicas, relaciones internacionales, atención a población salvadoreña en el extranjero, reforma de pensiones y combate a la corrupción, además de mejoras en el sistema nacional de salud.

Los cuatro aspirantes a la Presidencia de la República confirmaron por escrito su participación. Sin embargo, solo asistieron tres: Carlos Calleja, por la coalición Alianza por un Nuevo País; Hugo Martínez, por el FMLN; y Josué Alvarado, de VAMOS.

El candidato de GANA, Nayib Bukele, confirmó, a través de su delegado, Federico Anliker, pero no asistió. Ni siquiera avisó que no llegaría. A la hora del debate transmitió en dos canales nacionales un programa que grabó el sábado pasado (ver nota en página 20).

Los candidatos tenían un minuto con 15 segundos para contestar las preguntas, pero la periodista podía repreguntar o interrumpir en caso que no se contestara la pregunta. Además, los candidatos tenían otros 30 segundos para ahondar en sus propias propuestas o comentar las de los adversarios.

El primero en echar picante al debate fue Hugo Martínez, al agradecerle tanto a Carlos Calleja como a Josué Alvarado por retomar partes de su plan de gobierno y del Plan El Salvador Seguro y exponerlos como propios.

Calleja, minutos después, criticó la corrupción generada desde el Ejecutivo. "Erradicaremos la partida secreta. Genera impunidad", señaló. Martínez se dio por aludido y dijo después que en el presupuesto ya no existe la "partida secreta", pero que se debían transparentar los recursos del Estado.

Sin embargo, la parte más dinámica del debate vino con la pregunta sobre la participación del presidente Salvador Sánchez Cerén en la toma de posesión del segundo mandato presidencial de Nicolás Maduro, en Venezuela, un gobierno que no es reconocido ni por Estados Unidos ni por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Martínez evadió responder directamente y dijo que él, como canciller, se dedicó a buscar consensos para superar problemas, sin ser insensibles con lo que pasa a nivel internacional.

— Me sorprende oír al candidato del FMLN. El Salvador se abstuvo de hablar de Venezuela. Maduro es un dictador y no lo podemos llamar de otra forma. Está haciendo pasar hambre y miseria a su pueblo. Nosotros romperíamos con Cuba y Venezuela —señaló Josué Alvarado.

—Con Venezuela y Nicaragua caímos al lado equivocado de la historia. No me siento representado. Vamos aponer a El Salvador primero. No veo en la relación con Venezuela un ganar-ganar. Daña las relaciones con Estados Unidos. Yo no le voy a aplaudir a gobiernos de Nicaragua y Venezuela —señaló Calleja.

— Nadie le aplaude a nadie. Pero tampoco veo a nadie hablando de otros países que no reconocen los derechos de la mujer. No puedo aceptar que lo que sea bueno para un país no sea bueno para otro —refutó Martínez.

— Hugo, te respeto. Pero la pregunta era por Nicaragua y Venezuela. Ninguno de ellos no representa mis principios. Quiero poner al país en alto y que se nos reconozca por lo que somos —señaló Calleja.

Más tarde, en el tema de las relaciones con Estados Unidos, Calleja insistió en las gestiones que hizo ante senadores, congresistas, la Casa Blanca y el Departamento de Estado para salvar el TPS para casi 200,000 salvadoreños.

— Yo negocié para el TPS. No se trata de tomarse fotos con monumentos. Yo fui a negociar — apuntaló Martínez.

— Mi trabajo es para tener una solución sostenible para los salvadoreños. No es algo que quería decir aquí, pero las conversaciones en el Congreso y el Senado es porque no han visto bien las acciones del gobierno. No te tiro la culpa a vos, pero hay que trabajar para reconstruir la relación con Estados Unidos —le increpó Calleja.

Martínez volvió más adelante a decir que El Salvador debe fortalecer sus instituciones, más que pedir ayuda a la ONU para instalar una comisión contra la impunidad, como en Guatemala. Dijo que la cooperación internacional no tiene los fondos. "¿Y si los tuviera?", le preguntó Umaña. Martínez dice que esos fondos deberían utilizarse para mejorar las instituciones. En estos momentos, dijo, la relación con EUA está en uno de "sus mejores momentos". Durante su turno, Calleja aclaró que no hay buenas relaciones con el mejor aliado histórico de El Salvador, de modo que hay que reconstruir y profundizar.


Carlos Calleja

“Lo que se ha hecho no ha funcionado”
Para Carlos Calleja, “es importante señalar que lo hecho hasta ahora no ha funcionado”, por lo que él propone una  forma audaz de intervenir, con un enfoque más en prevención, desde la raíz, tomando en cuenta a  gobiernos locales e iglesias. “Articulando fuerzas del Estado para entrar a las comunidades vulnerables con educación y empleo”, enfatizó.

“Hay una desigualdad en tema salud. No importa si se es pobre o rico, debe recibir la calidad de salud. Hoy hay colas espantosas, citas con meses”.

Economía
Propone mejorar las relaciones entre la empresa privada y el gobierno, pero exigiendo siempre a la empresa privada que pague impuestos y tenga responsabilidad social.

Hugo Martínez

Llevar el Estado a todo el territorio
No bastan los patrullajes de la PNC y el Ejército, pues al retirarse, los delincuentes vuelven, asegura Hugo Martínez. Su enfoque es llevar a todo el Estado (maestros, médicos, promotores de la micro y pequeña empresa) a un despliegue territorial por todo el país. Solo de esa forma considera que se podrá desplazar a las pandillas y dejarlas sin espacios.

“Me parece irresponsable decir que no se ha hecho nada en materia económica. En 2009 nuestro gobierno recibió con un déficit de 2.1 %”.

Polos
El despliegue territorial también servirá para crear los “polos de desarrollo”, para poder dinamizar la economía en el interior. Propone que el Estado le compre más a la pequeña empresa.

Josué Alvarado

Una nueva Policía con mil investigadores
Josué Alvarado propone que una secretaría de la Presidencia tenga a su disposición un millar de investigadores para trabajar en conjunto con la Fiscalía General de la República y el Órgano Judicial. No solo se dedicarían a procesar delincuentes comunes, sino también para combatir la impunidad, especialmente la corrupción entre funcionarios.

“El gobierno debería traer al señor Funes para que enfrente la ley. Si queremos fortalecer instituciones, digan que no está bien la elección del fiscal”.

EUA
Las actuaciones de los gobiernos del FMLN han alejado a Estados Unidos y estamos a punto de perder el TLC con ese país, en el que, además, viven tres millones de salvadoreños.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines