Intervención telefónica fue clave en condena de narco

El acusado enfrenta desde ayer otro proceso judicial en su contra por narcotráfico.
Enlace copiado
Enlace copiado
La comunicación electrónica que Carlos Alfredo Arauz Burgos, “Ponto”, sostuvo para negociar un kilo de cocaína en octubre de 2013 fue la clave de su condena a 12 años de prisión, por el delito de tráfico de drogas, impuesta a principios de semana por el Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Ana.

Arauz, que fue perfilado por la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR), desde septiembre de 2013, como uno de los cabecillas del cartel de Texis, enfrenta desde ayer otro proceso judicial ligado con el tráfico de drogas junto a Texis.

El Juzgado Especializado de Instrucción B de San Salvador inició ayer la audiencia preliminar contra una treintena de acusados de integrar el cartel de Texis, por delitos relacionados con el tráfico de drogas. Arauz es el único que ya tiene una condena.

Uno de los fiscales del caso explicó que en mayo de 2013 Arauz negoció directamente la venta de un kilo de cocaína e, incluso, compartió fotos con las personas a las que pensaba venderles la droga. En ese momento, “Ponto” ya tenía intervenido su aparato telefónico por la FGR.

Dos hombres fueron detenidos mientras se realizaba la transacción de la cocaína, a la que no asistió Arauz, y fueron condenados meses atrás, añadió el fiscal, a 12 años de prisión, al igual que Arauz. En febrero de 2014, cuando Arauz fue detenido, la División Antinarcóticos (DAN) de la PNC aseguró que este era el principal distribuidor de droga de San Salvador. En el proceso que inició ayer, Arauz está acusado de enviar cocaína hacia Italia.

Tags:

  • Cartel de Texis
  • narcotrafico
  • Carlos Ponto Arauz
  • juicio
  • condena

Lee también

Comentarios

Newsletter