Lo más visto

Investigan a elementos de seguridad por posible ejecución ilegal

La Fiscalía ordenó la detención porque murió un supuesto pandillero.

Enlace copiado
Hecho. El 27 de octubre ocurrió el supuesto enfrentamiento con pandilleros. Elementos de seguridad asesinaron a una persona.

Hecho. El 27 de octubre ocurrió el supuesto enfrentamiento con pandilleros. Elementos de seguridad asesinaron a una persona.

Enlace copiado

Dos policías y tres soldados están detenidos en la subdelegación de Izalco, en Sonsonate, por su participación en la muerte de un pandillero durante un supuesto enfrentamiento armado.

La Policía Nacional Civil (PNC) los detuvo porque la Fiscalía General de la República (FGR) investiga si se trata de una ejecución ilegal. El supuesto enfrentamiento ocurrió en el cantón Tapalshucut del municipio de Izalco, el 27 de octubre.

Los detenidos llegaron a la zona porque un grupo de pandilleros estaban reunidos en un campamento. Una fuente policial aseguró que los elementos de seguridad fueron recibidos con disparos de fusil. Por eso, asegura la PNC, ocurrió el enfrentamiento y ellos “actuaron en defensa propia”.

Carlos Argueta, vocero del Ministerio de Justicia y Seguridad, aseguró: “Es un procedimiento obligatorio que siempre practica la FGR cuando hay muertos en intercambios de disparos, como parte de los procesos de investigación. Se procede a la detención aunque las víctimas hayan sido delincuentes, y el personal haya actuado de acuerdo con procedimiento policial”.

Las autoridades, sin embargo, no brindaron la identidad de los detenidos. Entre enero y mediados de octubre, los cuerpos de Seguridad se enfrentaron con supuestos pandilleros en 411 veces, según datos de la PNC. De estos casos fueron asesinados 311 supuestos pandilleros y 55 heridos.

El 23 de septiembre pasado, el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla absolvió a cinco agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP) de la PNC, acusados de cometer una ejecución extrajudicial.

La víctima fue Dennis Hernández, de 20 años. El joven fue asesinados por un elemento de la GRP el 26 de marzo de 2015 en la madrugada, en el casco de la finca San Blas de San José Villanueva, La Libertad.

El juez que conoció del caso los puso en libertad porque la Fiscalía no logró individualizar la participación de los acusados. Sin embargo, determinó que sí se trató de una ejecución extrajudicial. Además, sostuvo que Dennis no era en pandillero, como lo trató de asegurar la defensa de los imputados.

Lee también

Comentarios