Lo más visto

Investigan a jefe policial nica por extravío de arma de salvadoreño

Una escopeta calibre 12 fue llevada ilegalmente de El Salvador a Nicaragua y decomisada en un pueblo. El arma, no obstante, no aparece.
Enlace copiado
Denunciado. El comisionado Marlon Sevilla, jefe de la delegación de Masaya, ha sido denunciado ante la División de Asuntos Internos de la Policía de Nicaragua por no autenticar documento de un subalterno.

Denunciado. El comisionado Marlon Sevilla, jefe de la delegación de Masaya, ha sido denunciado ante la División de Asuntos Internos de la Policía de Nicaragua por no autenticar documento de un subalterno.

Investigan a jefe policial nica por extravío de arma de salvadoreño

Investigan a jefe policial nica por extravío de arma de salvadoreño

Enlace copiado
La Dirección de Asuntos Internos de la Policía Nacional de Nicaragua recibió una denuncia para abrir un expediente disciplinario al comisionado mayor Marlon Sevilla, jefe de la delegación policial de Masaya, por negar información oficial sobre un arma propiedad de un salvadoreño que fue llevada ilegalmente a Nicaragua y luego decomisada en el pueblo de Nindiri.

El arma, una escopeta Maverick calibre 12 y con número de serie MV 881148G, es propiedad del ingeniero agrónomo Plutarco Elías Echegoyén Ramos, quien se la vendió al nicaragüense Celio Humberto Barreto Ortega, por entonces presidente del Organismo Internacional Regional de Sanidad Animal (OIRSA).

Barreto Ortega se llevó la escopeta a Nicaragua sin haber completado los trámites ante el Registro de Armas del Ministerio de la Defensa de El Salvador, el cual advirtió a Echegoyén recientemente por el atraso en la renovación del permiso del arma, ya que oficialmente él sigue siendo el dueño.

Para subsanar el problema, Echegoyén encomendó a su abogado, Luis Mario Pérez Bennett, que trajera de Nicaragua la documentación sobre la escopeta. Sin embargo, el arma había sido decomisada en septiembre de 2012 en el municipio de Nindiri, debido a que Reynaldo de Jesús Calero Espinoza la portaba en estado de ebriedad y, evidentemente, sin el permiso correspondiente, según la constancia extendida por el jefe policial local, Reynaldo Cardenal Calero.

El jefe policial de Masaya se negó a autenticar la constancia de Cardenal Calero, la cual contiene sellos y firmas de la delegación de Nindiri.

Lee también

Comentarios