Lo más visto

Más de El Salvador

Investigan entrega errónea de cadáver

Es el caso de un nicaragüense dado por muerto por sus familiares creyendo que había sido víctima de homicidio en San Miguel.
Enlace copiado
Prueba.  La fiscalía cuenta con el acta que se levantó luego de que una nicaragüense aseguró que un cadáver depositado en Medicina Legal de San Miguel era el de su hijo.

Prueba. La fiscalía cuenta con el acta que se levantó luego de que una nicaragüense aseguró que un cadáver depositado en Medicina Legal de San Miguel era el de su hijo.

Investigan entrega errónea de cadáver

Investigan entrega errónea de cadáver

Enlace copiado
El fiscal general de la República, Luis Martínez, solicitó que se investigue el error en la entrega del cadáver de un hombre a una familia nicaragüense, así lo confirmó el director de la región oriental de la Fiscalía General de la República, German Arriaza.

El 19 de septiembre de 2012, la fiscalía hizo el levantamiento del cadáver de un hombre no identificado, que había sido apuñalado luego de una discusión, entre la 7.ª avenida norte y la 6.ª calle poniente de la ciudad de San Miguel. Por falta de documentos el cadáver fue enviado esa noche al cuarto frío de medicina legal.

Once días después, Virginia Moreno Castro, de nacionalidad nicaragüense, se acercó a la oficina de la Fiscalía para realizar el reconocimiento del cadáver de quien creía era su hijo, Luis Orlando Cáceres Moreno, de 30 años.

Moreno Castro aseguró al fiscal del caso que el personal de una funeraria le había avisado de lo ocurrido y que había viajado al país para repatriar el cadáver de su hijo. Para efectos de reconocer los restos y de legalizar todos los procedimientos establecidos por la Fiscalía, la mujer fue trasladada a medicina legal en San Miguel, donde ella aseguró que uno de los cadáveres que ahí se encontraba era el de Luis Orlando.

“Se le muestra uno de los cuerpos y la mujer manifestó de forma categórica y con toda certeza que esa persona era su hijo Luis Orlando Cáceres Moreno, verifica las características que antes había mencionado, de pómulo, nariz y pierna, y manifiesta que sí que se trataba de él”, dijo el director de la Fiscalía.

Ese mismo día, Moreno Castro firmó un acta de reconocimiento donde se hace totalmente responsable de la identificación practicada para los fines pertinentes de la Fiscalía.

El cadáver fue trasladado hasta el departamento de Chinandega, Nicaragua, y sepultado el pasado 1.º de octubre.

Hace unas semanas, Orlando Cáceres Moreno, que era considerado muerto y sepultado, apareció con vida en Chinandega.

El jefe fiscal aseguró que la FGR actuó acorde a lo establecido en la ley, pues existió un reconocimiento por parte de un familiar de primer grado y coincidía con todas las características.

Arriaza explicó que ya existe un acercamiento con el Ministerio Público de Nicaragua para iniciar las investigaciones y de ser necesario repatriar los restos para El Salvador, para poder establecer de manera certera su identidad.

El jefe fiscal aseguró que Medicina Legal cuenta con pruebas de sangre, impresiones dentales, fotografías y el acta de levantamiento, para realizar una nueva identificación del cadáver.

“Me guie por las señas porque ahí tiene la cicatriz en el rostro. Y da la casualidad que el muchacho también la tenía”, se justificó la señora.

Tags:

Lee también

Comentarios