Lo más visto

Investigan vapuleada a alumno de 7 años

Estudiante de 17 años es señalado como el agresor. De confirmarse, será acusado de lesiones. Indagan si víctima sufría bullying.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Caso judicializado.  La investigación es desarrollada por la Fiscalía y la Policía para determinar qué ocurrió verdaderamente entre los dos alumnos. Se analiza informe médico emitido tras atender al lesionado.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Caso judicializado. La investigación es desarrollada por la Fiscalía y la Policía para determinar qué ocurrió verdaderamente entre los dos alumnos. Se analiza informe médico emitido tras atender al lesionado.

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC) investigan el caso de un menor de siete años de edad que fue vapuleado por un adolescente de 17, ambos alumnos del Complejo Educativo Pedro Pablo Castillo, de Tepetitán, en San Vicente.

De acuerdo con el informe proporcionado sobre una de las versiones iniciales del caso, el niño se encontraba jugando en un área de recreación del mencionado centro de estudios cuando chocó con un compañero; sin embargo, la gravedad del golpe que tenía en el pómulo y el  ojo izquierdo no correspondía a un simple encontronazo.

El menor fue llevado a la unidad de salud de Tepetitán, de donde fue referido inmediatamente al Hospital Nacional Santa Gertrudis, de San Vicente, y posteriormente enviado al Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, en San Salvador. Las averiguaciones dieron inicio luego de que desde el Hospital Santa Gertrudis informaron a la PNC de lo que había ocurrido, ya que tanto la madre de la víctima como las autoridades del complejo sostenían que se trató de un accidente.

 “Se ha presentado un escrito en el Juzgado de Menores, el caso está judicializado. No podemos brindar más detalles por la protección que les da la ley a ambos menores”, confirmó una fuente de la FGR.

Los hechos ocurrieron a mediados de enero del presente año y el niño lesionado fue llevado al Instituto de Medicina Legal (IML) el 3 de abril pasado.

De acuerdo con el análisis del informe médico que presentó el hospital vicentino, se corrobora que no se trató de un “golpe accidental, sino que fue vapuleado”, según manifestó la directora del IML, Gladis Avilés de Molina.

La especialista dijo también que se tienen algunos indicios de que el menor pudo ser víctima de bullying por parte del agresor y de otro adolescente, quienes “lo molestaban”, pero eso se determinará con los resultados de peritajes sociales, psicológicos y de sanidad.

Una fuente de la PNC cercana al caso comentó que luego de que la víctima se recuperó de las lesiones, “decía que no quería volver a la escuela porque le podían pegar de nuevo”, mientras que antes les exteriorizaba que solo se había golpeado.

Jacqueline Quijano, directora del complejo, reiteró ayer su versión de lo acontecido, lo cual, según ella, coincide con lo manifestado por testigos (maestros y alumnos). “No tenemos alumnos que les peguen a los pequeños. Fue un accidente lo que ocurrió, ya hemos ido a declarar sobre eso. Nunca hemos tenido casos de violencia”, indicó, y agregó que el alumno con quien el niño se habría golpeado no es problemático, aunque apuntó que es primer año que estudia en la institución.
 

Lee también

Comentarios