Lo más visto

Investigarán a abogados que ayudan a pandilla en Izalco

Los profesionales tramitan documentos de compra-venta de las propie-dades que habitantes del cantón La Chapina entregan bajo amenazas.
Enlace copiado
Investigarán a abogados que ayudan a pandilla en Izalco

Investigarán a abogados que ayudan a pandilla en Izalco

Investigarán a abogados que ayudan a pandilla en Izalco

Investigarán a abogados que ayudan a pandilla en Izalco

Enlace copiado
Ante las denuncias de algunos habitantes del cantón La Chapina, en el municipio de Izalco (Sonsonate), sobre amenazas recibidas por un grupo de grupos terroristas para que entreguen propiedades, apoyados por supuestos abogados, la Policía Nacional Civil (PNC) ha iniciado la investigación de los supuestos involucrados.

Para garantizar la seguridad de las familias, la PNC desplegó desde el jueves de la semana pasada una base rural, conformada por policías y soldados, con la intención de capturar a los cabecillas de estructuras criminales que delinquen en Izalco.

Un operativo que inició en el cantón El Castaño, en Caluco, se extendió a La Chapina, en Izalco, siendo estos cantones limítrofes entre sí.

Durante la operación fueron capturados René Enrique Durán Sibrián, de 23 años; y Carlos Francisco Robles Ramos, de 24, a quienes se les acusa de extorsión y amenazas.

De acuerdo con la Policía, Durán supuestamente tiene el mando medio en el interior de la pandilla; y Robles se dedica junto con los demás a amenazar a los pobladores.

Según las pesquisas de la Policía, los delincuentes obligan a los habitantes a entregar sus propiedades, teniendo apoyo jurídico para tramitar documentos de compra-venta de forma legal. Al parecer, las víctimas de amenazas acceden a las peticiones de los pandilleros por temor a ser asesinadas.

“Estamos averiguando quiénes son los abogados que se dedican a colaborar con los pandilleros para supuestamente hacer legal el traspaso de dueños”, dijo un investigador policial.

Las denuncias de los moradores han obligado a las autoridades a extender la vigilancia de forma permanente e impedir que las familias se vayan del lugar.

El objetivo es poder desbaratar a la estructura criminal y realizar patrullajes en el cantón vecino de El Castaño, en Caluco, donde algunas familias emigraron.

Respecto a este último lugar, la Policía informó que algunos habitantes han llegado a verificar la condición de sus casas y comprobar que hay presencia de la PNC.

“La idea es que las familias vuelvan a sus casas porque aún tienen sus animales, la PNC estará siempre acá en el lugar para garantizar la tranquilidad”, señaló un oficial.

Tags:

  • sonsonate
  • izalco
  • abogados
  • pandilla

Lee también

Comentarios