Lo más visto

Más de El Salvador

Irregularidades en contratación de personal en Corte de Cuentas

Auditores externos dicen que en CCR hay “presidencialismo” y cero independencia.
Enlace copiado
Enlace copiado
En la Corte de Cuentas de la República (CCR) se contrata o se promueve personal irrespetando las fases que ya establece el reglamento interno. Así lo aseguran los cuatro informes finales de las auditorías que se han realizado a la institución contralora del país.

De acuerdo con el informe más reciente, el de 2013, en la Corte de Cuentas se generalizó la práctica de contratar personal sin el debido reclutamiento de acuerdo con las necesidades de cada área.

El reclutamiento debe hacerse a través de una convocatoria de candidatos y después debe hacerse una selección, según lo establecen los artículos 12 y 13 del reglamento interno de la CCR, pero las auditorías revelan que en algunos casos se ha contratado o promovido personal “sin criterios claros”.

“No hay evidencia de los criterios utilizados para promover al personal o contratar nuevo personal. No hay evidencia de que se cumpla con las fases de reclutamiento”, dice la auditoría de 2013 realizada por la firma privada de auditores Latinco.

Uno de los casos, para ilustrar este señalamiento de la auditoría, fue publicado por LA PRENSA GRÁFICA, en junio de este año, cuando se reveló que el hijo del exmagistrado presidente Johel Humberto Valiente fue promovido de su plaza como auditor hacia la plaza de asistente técnico de la presidencia de la CCR. El hijo de Valiente pasó de ganar $1,612 a $2,267. Para justificar la promoción, el exmagistrado argumentó que su hijo es “un salvadoreño que necesita trabajar”.

Otro de los casos de contratación irregular fue el de Ana Ruth Macías Romero, quien fue contratada en enero de este año en la Unidad de Compras y Licitaciones de la Corte de Cuentas. Macías Romero había sido investigada por vender plazas en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) cuando era directora de Recursos Humanos del Órgano Judicial.

“Presidencialismo”

Las auditorías señalan que, además de las contrataciones irregulares, en la Corte de Cuentas hay “presidencialismo”. Incluso para contratar o promover a personal a puestos clave se debe consultar con el magistrado presidente de turno.

De acuerdo con las auditorías, ninguna de las distintas direcciones goza de autonomía y todo debe pasar primero por el despacho del magistrado presidente. Ninguno de los directores tiene independencia para decidir sobre sus temas relacionados con su área de trabajo.

Según las auditorías, el magistrado presidente de turno también es el que decide qué información debe o no entregar la dirección de transparencia de la Corte. El titular es el que decide, tomando en cuenta la opinión de la comisión evaluadora de licitaciones, qué comprar, qué no y en qué invertir o dejar de hacerlo.

“Esta falta de autonomía provoca que no haya transparencia, ni se promueva la eficacia y eficiencia, no se garantiza la confiabilidad, integridad y oportunidad de información”, dice literalmente el informe final de la más reciente auditoría.

Los auditores privados, además, señalan en su evaluación que la falta de autonomía hace que no se proteja ni conserve el patrimonio público contra la pérdida, despilfarro, uso indebido, irregularidad o acto ilegal.

Tags:

  • ccr
  • corte de cuentas
  • corrupción

Lee también

Comentarios