Lo más visto

Irregularidades en proceso judicial por masacre de Panchimalco

Hace dos semanas, la PDDH resolvió que la PNC y la FAES mataron extrajudicialmente a cinco supuestos pandilleros. Al único detenido en el lugar no le han podido probar que intentara atacar a los agentes policiales.
Enlace copiado
Pruebas.  Dos juzgados distintos han establecido que no hay pruebas sólidas en el caso de Joel David Benítez.

Pruebas. Dos juzgados distintos han establecido que no hay pruebas sólidas en el caso de Joel David Benítez.

Irregularidades en proceso judicial por masacre de Panchimalco

Irregularidades en proceso judicial por masacre de Panchimalco

Enlace copiado
Joel David Benítez Rodríguez fue llevado a una audiencia inicial el pasado 21 de agosto de 2015, en el Juzgado de Paz de Panchimalco. Sobre su cabeza pesaba la acusación de haber intentado matar a dos agentes policiales, con un arma ilegal y luego haberse resistido al arresto. Él fue capturado en el mismo lugar donde agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y soldados de la Fuerza Armada (FAES) mataron a cinco supuestos pandilleros.

Cinco días antes, el 16 de agosto, la PNC y la FAES había informado que cinco pandilleros habían muerto en un enfrentamiento con agentes y soldados, la noche anterior, en el cantón Pajales, del municipio de Panchimalco (San Salvador). En la mañana, supuestamente escondido entre la maleza, capturaron a Benítez Rodríguez.

Dos meses después, el 25 de octubre, este periódico publicó una investigación, en donde se planteó la incoherencia entre la versión oficial y los datos forenses, testimoniales de la zona, que apuntaban a una masacre deliberada. La Procuraduría de Derechos Humanos (PDDH) resolvió el pasado lunes que la PNC y la FAES cometieron ejecuciones extrajudiciales al interior de una vivienda particular.

Benítez Rodríguez llegó a audiencia inicial bajo el delito de intento de homicidio de dos agentes de la Unidad Antipandillas que custodiaban la escena de la masacre. La versión de ambos es que el joven de 23 años les disparó, corrió, se cayó entre las raíces de árboles y se golpeó, y luego tuvieron que someterlo. La fiscal del caso, Julia Monterrosa de Cuéllar, se negó en esa ocasión a hablar del caso, manifestando: “A veces es mejor quedarse con las dudas”.

Durante la audiencia, según consta en el expediente judicial del caso que actualmente tramita el Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador, la fiscal Monterrosa aseguró que Benítez Rodríguez había lesionado a uno de los agentes, y que “hasta el momento no se cuenta con el reconocimiento médico, pero en la etapa de Instrucción se va agregar”. Nunca lo hizo. Peor aún: ninguno de los agentes Antipandillas habla de lesiones en las entrevistas agregadas, ni consta ningún acta que así lo certifique.

La defensora pública de Benítez Rodríguez había cuestionado que se estuviera planteando un ataque y no hubiese una sola acta de inspección ocular, ni búsqueda de casquillos. El arma que supuestamente le decomisaron al procesado era una pistola calibre 9 milímetros, con la serie borrada y con 6 balas. El cargador tenía capacidad para ocho casquillos.

La fiscal Monterrosa volvió a ofrecer documentos que no tenía listos –o que existieran– en las siguientes etapas del proceso. El Juzgado de Paz de Panchimalco mantuvo el delito, pero consideró que no se había demostrado, porque no había ni un solo reconocimiento de lesiones.

La acusación formal de la Fiscalía General de la República (FGR) presentada el 8 de diciembre de 2015, al Juzgado Noveno de Instrucción de San Salvador, fue un calco de la primera acusación. Lo único nuevo que se agregó fue un “Análisis criminal de la pandilla 18”, a la que pertenece Benítez Rodríguez; y dos informes que no poseía en ese momento pero, aseguró, los agregaría.

Uno de tales informes era el acta de inspección ocular, que se hizo apenas dos horas antes que la FGR presentara su acusación. El acta consigna que se hizo a las 10:20 de la mañana del 8 de diciembre. La acusación fue recibida a las 12:20 del mediodía en el Juzgado. Lo extraño, sin embargo, es que el oficio que remite esa acta está hecho a mano y tiene fecha de 10 días después: el 18 de diciembre de 2015. En la misma hoja consta un sello de recibido de la FGR, con fecha de 8 de diciembre de 2015.

El acta únicamente consigna que se tomaron fotos y que cuatro meses antes Benítez Rodríguez había sido capturado en ese lugar.

La fiscal Monterrosa también ofreció como prueba al Juzgado Noveno de Instrucción un informe del Ministerio de la Defensa Nacional (MDN), que tampoco presentó. Argumentó que nunca se lo entregaron. No consta en el expediente judicial que la fiscal haya explicado de qué trataba el informe.

El juzga do resolvió que no existía evidencia para seguir procesando a Benítez Rodríguez por intento de homicidio y cambió el delito por amenazas con agravación especial. También lo exoneró del delito de resistencia, porque tampoco hubo pruebas para comprobarlo. El acusado es procesado actualmente por la tenencia ilegal de arma.

La defensora cuestionó que a Benítez Rodríguez nunca se le practicó una prueba de detección de pólvora en manos para corroborar si había disparado a los agentes policiales o no. Incluso objetó que hubiera una acusación por resistencia, cuando la casa estaba llena de policías y soldados.

El pasado martes 26 de abril, la PDDH publicó su resolución completa del caso Panchimalco. En el documento se establece que cinco supuestos pandilleros fueron asesinados deliberadamente por la PNC y la FAES. Pero también reseña cómo ambas instituciones se negaron a informar a la PDDH sistemáticamente acerca del caso.

La PDDH únicamente recibió información parcial de la FGR –después de meses de solicitada–, de la Unidad de Control de la PNC y del Instituto de Medicina Legal (IML).

La resolución de la PDDH destaca, además, que la investigación interna de la Unidad de Control de la PNC advierte acerca de la toma de fotografías –y su posterior filtración– de cadáveres de escenas de homicidio, como la de Panchimalco. La unidad, no obstante, culpa a los agentes del Laboratorio Técnico Científico de la PNC, y no a los policías involucrados en la muerte de las víctimas de Panchimalco.

Tags:

  • pandilleros
  • panchimalco
  • pnc
  • fgr

Lee también

Comentarios