Lo más visto

Más de El Salvador

JICA dona equipos para reforzar infraestructura

La segunda fase de GENSAI implementará ocho proyectos piloto.
Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) donó equipo especializado y software al Ministerio de Obras Públicas (MOP), en el marco del programa GENSAI II, para fortalecer las capacidades de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo (DACGER) en el reforzamiento de la infraestructura pública.

Algunos de los equipos son: una cámara de imagen infrarroja térmica, el equipo Downhole, un equipo para medición de lluvias, un acelerómetro sísmico, software de procesamiento de imágenes, software para diseño sísmico de estructuras y taludes, entre otros.

“Japón ha tenido a bien donar una especie de cisternas modulares, pero son de alta tecnología, que vamos a colocar en blv. Merliot”. 
Eliud Ayala, ministro de Obras Públicas

“Ahora tenemos un equipo de alta precisión y nueva generación para el desarrollo de levantamientos topográficos de una manera rapidísima, y que tanto se puede colocar en un vehículo motorizado, pero también puede ser colocado en un dron, para poder de una manera rápida, tener una impresión de todo el comportamiento en topografía y altimetría del terreno”, dijo Eliud Ayala, ministro de Obras Públicas.

Dentro del proyecto GENSAI se han establecido ocho proyectos piloto de reducción de riesgo. Uno es el control de inundaciones en un tramo del bulevar Merliot desde la intersección con el bulevar Monseñor Romero. Se colocará un tanque de 1,000 metros cúbicos como una especie de laguna de laminación.

“Son aproximadamente 200 metros. Pero el agua queda retenida, entonces, la idea es habilitar el tanque, habilitar los drenajes, que le llegue al tanque y luego drenarla a la quebrada de manera controlada”, dijo Emilio Ventura, viceministro del ramo.

Este se colocará en el arriate central, donde se hará una excavación de casi 150 metros lineales y de diferentes profundidades. “La construcción puede llevar de seis a ocho meses, porque el tanque implica excavación”, afirmó Ventura.

Lee también

Comentarios