Lo más visto

Japón destinó casi $1 millón para proyectos

En el último año fiscal el Gobierno asiático, a través de la embajada, financió obras en educación, salud y agua.
Enlace copiado
Japón destinó casi $1 millón para proyectos

Japón destinó casi $1 millón para proyectos

Japón destinó casi $1 millón para proyectos

Japón destinó casi $1 millón para proyectos

Japón destinó casi $1 millón para proyectos

Japón destinó casi $1 millón para proyectos

Enlace copiado
De abril de 2016 a marzo de 2017 (último año fiscal para el Gobierno de Japón), diversas comunidades en El Salvador fueron beneficiadas con donación nipona destinada a 12 proyectos humanitarios, por medio del Programa de Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS), ayuda que totalizó casi $1 millón ($993,059).

“APCS es uno de los programas de donación que todos los años realizamos. Cada proyecto es pequeño puesto que el presupuesto para cada uno es menor de $100,000”, explicó el encargado de cooperación de Japón en El Salvador, Takumi Kojima, quien agregó que dicha ayuda es de manera directa.

“Para los beneficiarios que están en una situación vulnerable cada proyecto de APCS es muy grande y de un gran impacto”, consideró.

Según datos proporcionados por la embajada de Japón, la zona donde se desarrollaron más proyectos en el citado año fiscal fue occidente, con siete (cinco en Sonsonate y dos en Ahuachapán).

Los municipios en los que se desarrollaron proyectos de educación en Ahuachapán fueron Guaymango, Jujutla y la cabecera departamental, destinando para ello $240,362 para el mejoramiento de la infraestructura de tres centros escolares. El total de beneficiarios fue de 1,989, entre estudiantes y docentes.

En el mismo departamento también se ejecutó el proyecto de abastecimiento de agua potable, para la comunidad del cantón Palo Verde, municipio de Apaneca, para lo cual se asignaron $80,000 y se benefició a 1,700 residentes; asimismo, se realizó la construcción de una Unidad Comunitaria de Salud Familiar en el cantón La Guascota, en el municipio de San Lorenzo, con una donación de $112,962, y se han visto beneficiados 2,875 usuarios.

En Sonsonate se realizaron dos proyectos de educación, uno en el municipio de Sonzacate y otro en el caserío Los Zapes del municipio de Izalco. El monto total de estos dos proyectos fue de $143,730 y se beneficiaron 533 estudiantes con la reparación en la infraestructura de los dos centros escolares.

En la zona central del país, la cooperación nipona contribuyó al desarrollo de cuatro proyectos, tres de educación y uno de agua potable.

Por otra parte, a los habitantes del caserío El Dormilón, en el cantón Agua Zarca, municipio de Guacotecti, Cabañas, se les entregó un proyecto de agua potable, ejecutado con donación japonesa por $92,917 para favorecer a 480 personas de la comunidad.

Estos son parte de los proyectos realizados gracias a la cooperación japonesa, los cuales, según Kojima, se han desarrollado sin inconvenientes con las instituciones ejecutoras, aunque sí se han presentado algunos pormenores para proporcionar ayuda a algunos centros escolares.

“Por ejemplo, a veces, aunque hay necesidad de apoyo, no podemos realizar proyecto APCS porque ese centro escolar no tiene terreno legalizado para construir las aulas, aunque tiene necesidad, pero no podemos realizar los proyectos por esas razones. Por este tipo de condiciones de los beneficiarios a veces no podemos realizar la ayuda”, explicó el coordinador de proyectos de Japón en El Salvador.

Salvo esta situación, Japón con su programa de ayuda humanitaria ha logrado impactar para bien a miles de familias salvadoreñas en el último año fiscal. Y lo continúa haciendo.
 

Tags:

Lee también

Comentarios