Lo más visto

Jefe de la Sección de Probidad quiere ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia

A partir de 2017 disminuyó el trabajo de Probidad en indagaciones patrimoniales.
Enlace copiado
Jefe de la Sección de Probidad quiere ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia

Jefe de la Sección de Probidad quiere ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia

Enlace copiado

Carlos Pineda, jefe de la Sección de Probidad, quiere ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Sus documentos son parte de los expedientes que tiene en estudio el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), de donde saldrán 15 candidatos para el puesto.

El precandidato a magistrado es el jefe de la unidad que tiene a cargo el análisis de un posible enriquecimiento ilícito de los funcionarios, una función que empujó con fuerza en 2016 pero que cayó en letargo durante 2017.

Un rezago que incluso ha llegado a alarmar a las organizaciones de la sociedad civil que vigilan el trabajo de la Sección de Probidad de la Corte Suprema.

“Nos alarma la pasividad en la que entró la Sección de Probidad el año pasado. En todo 2017 se abandonó el ritmo del año anterior, donde hubo casos importantes que ya están en los tribunales y algunos hasta en condenas”, dijo Humberto Sáenz, presidente del Centro de Estudios Jurídicos (CEJ).

El pleno de Corte Suprema de Justicia envió a juicio, a raíz del trabajo de Probidad durante 2016, a varios exfuncionarios.

Entre los casos más sonados están el del expresidente de la república Mauricio Funes y su hijo Diego Funes Cañas, que fueron condenados por la Cámara Segunda de lo Civil por enriquecimiento ilícito por no justificar el origen de sus patrimonios. Ambos deben devolver al Estado $419,145.09.

La Cámara Primera de lo Civil también condenó al exsecretario privado de la Presidencia Élmer Charlaix y a su esposa, María Arline Rivas de Charlaix, por enriquecerse ilícitamente durante la administración del expresidente Elías Antonio Saca.

Lo injustificado entre ambos asciende a un total de $17,983,893.06.

Sin embargo, desde el año pasado, la CSJ ha dejado de enviar nuevos casos a juicio, algo que para Sáenz se trata de una “parálisis que no tiene justificación”.


Cronología
Una ley que no fue aplicada por la demanda de inconstitucionalidad presentada ante la CSJ

16/12/2015
Los diputados del  FMLN, GANA y PCN aprobaron en la Asamblea Legislativa una nueva Ley de Probidad, la cual le quitó la facultad  a la CSJ en pleno para tomar decisiones en casos de  enriquecimiento ilícito de los funcionarios y de empleados públicos.

22/12/2015
El presidente Salvador Sánchez Cerén sancionó la ley pese a  críticas de  quitarle la facultad a la CSJ de abrir juicios por enriquecimiento ilícito y trasladárselos a la Sala de lo Civil.

11/01/2016
Admitió una demanda de inconstitucionalidad y frenó la puesta en vigencia de la Ley de Probidad al decretar una medida cautelar hasta tener una sentencia en firme.

09/02/2018
La Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional la Ley de Probidad y decidió darle vigencia a la Ley sobre Enriquecimiento Ilícito de Funcionarios y Empleados Públicos.

Lee también

Comentarios