Jéssica casi pierde una pierna en la colonia Miramonte

Jéssica María Dueñas viajaba con un compañero de trabajo en una motocicleta cuando hicieron un cruce y fueron impactados por un bus en la colonia Miramonte, ella resultó con fracturas de tibia y peroné izquierdo y en la clavícula.
Enlace copiado
Jéssica casi pierde una pierna en la colonia Miramonte

Jéssica casi pierde una pierna en la colonia Miramonte

Jéssica casi pierde una pierna en la colonia Miramonte

Jéssica casi pierde una pierna en la colonia Miramonte

Enlace copiado
Permaneció mes y medio ingresada y primero le hicieron un injerto de piel y posteriormente la cirugía de hueso en octubre del año pasado. Aunque su caso era muy serio, agradece que se pudo evitar la amputación del miembro.

Hasta noviembre comenzó con las terapias de rehabilitación para movilizar el tobillo y mover el dedo gordo. Actualmente va a hacer ejercicio en el gimnasio para poder dejar la muleta y tiene que comprar vendas neuromusculares para bajar la inflamación y mejorar la circulación.

Llega a diario a la Unidad de Medicina Física del Seguro Social y ya cumplió 30 sesiones de la segunda ronda, espera le evalúe la fisiatra y vea cómo va la evolución de la movilidad y así poder regresar a su trabajo. “Es una gran mejoría, al principio me evaluaron qué tanto podía girar el tobillo, es principalmente el apoyo y ver cómo había evolucionado, gracias a Dios el material mi cuerpo lo ha aceptado”, dijo.

Agregó que ya siente más libre el tendón y puede apoyarlo mejor. Agradece también el apoyo de su familia, compañeros y miembros de la iglesia. Será hasta abril cuando concluya su periodo de incapacidad.

Tags:

  • colonia miramonte
  • accidente
  • motocicleta
  • pierna
  • cirugía

Lee también

Comentarios

Newsletter