Lo más visto

Joven hondureño usa los cómics para mostrar la realidad del sueño americano

Ya ganó un premio por su trabajo gráfico y se prepara para publicar los otros capítulos.
Enlace copiado
Efe/LA PRENSA No es un sueño.  Andino rechaza que se llame “sueño” a lo que los migrantes centroamericanos buscan en Estados Unidos, porque es gravemente impreciso.

Efe/LA PRENSA No es un sueño. Andino rechaza que se llame “sueño” a lo que los migrantes centroamericanos buscan en Estados Unidos, porque es gravemente impreciso.

Enlace copiado

La violencia y el sufrimiento detrás de la migración centroamericana son los elementos que reinan en “El hábito de la mordaza”, una novela gráfica sobre las pandillas realizada por el hondureño Germán Andino que desmantela la narrativa del “sueño americano”.

“No ha habido una cosa tan maligna como llamar a lo que se supone que los inmigrantes perciben como sueño americano. Llamarle así implica un componente de decisión y oculta la parte de que la gente huye de esos países”, argumentó en una entrevista con Efe Andino, que expone su cómic en la Universidad de Míchigan (Estados Unidos).

  “No ha habido una cosa tan maligna como llamar a lo que se supone que los inmigrantes perciben como sueño americano”.
Germán Andino, dibujante hondureño

Para el ilustrador, actualmente afincado en Bilbao (España), este concepto del “sueño” y los “soñadores” significa que las autoridades de Estados Unidos no tengan que responder a estos migrantes como demandantes de asilo. “No se ven en la obligación de llamarles refugiados”, lamentó.

“Se tiene una idea errónea de los motivos por los que la gente migra en Centroamérica”, aseguró.

El primer capítulo del proyecto, “Transformar números en barcos pirata”, narra la historia de los pandilleros en Honduras, concretamente en Tegucigalpa, desde la óptica de un joven maltratado por su padre y que termina siendo pandillero.

Escondiéndose bajo la mesa para dibujar, Isaac, el protagonista, disfrutaba de la soledad cuando su padre le enviaba a dormir a la calle mientras abofeteaba a su madre. Como pandillero terminó heredando de su padre una de las frases que marcó su infancia: “Elige: ¿con dolor o sin dolor?”

El joven, envuelto en este entorno de violencia, acabó dibujando en la piel de los mareros para salvarles la vida después de que los tatuajes se convirtieran en una “sentencia de muerte” de cara a las autoridades.

En esta línea, Andino profundiza con él en el mensaje de que no todo es “blanco o negro, malo o bueno”, sino que hay grises en todo.

“Dentro de la gente mala hay gente buena y dentro del grupo de la gente buena también hay gente mala”, comentó a Efe el dibujante, que rechaza ser identificado como periodista o artista.

El cómic, que se extiende por 100 metros de viñetas, es el resultado de cientos de entrevistas hechas entre 2012 y 2016, de las que algunas servirán para los próximos capítulos de “El hábito de la mordaza”, que constará de tres en total.

Este trabajo ganó el premio de innovación de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) el pasado septiembre, tras ser publicado por El País México.

Lee también

Comentarios