Lo más visto

Más de El Salvador

Jóvenes de Chinameca quieren hacer la alfombra más grande del país esta Semana Santa

Miembros de Jóvenes Unidos por la Paz, un grupo que busca que promueve el arte y la paz por medio de actividades sociales y culturales, se han propuesto crear una alfombra de más casi 500 metros para el próximo Viernes Santo.
Enlace copiado
Foto: Edgar Wilfredo Cañas Cruz

Foto: Edgar Wilfredo Cañas Cruz

Enlace copiado

La ciudad de Chinameca, en San Miguel, es la cuna de un grupo de jóvenes líderes, voluntarios y solidarios que conforman  Jóvenes Unidos por la Paz, quienes realizan actividades sociales y culturales en beneficio de todos los chinamequenses.

Actualmente, estos muchachos y muchachas se encuentran realizando los preparativos para crear lo que esperan sea la alfombra más grande de todo El Salvador, para la conmemoración de la Semana Santa. 

Aseguran que medirá 470 metros y se hará con madera, semillas, cartón, ciprés, flores, brota de café, pulpa, cascara y corteza de árboles. 

La misma será confeccionada el 30 de marzo (Viernes Santo), en la cuarta avenida sur, entre el barrio San Juan y el Dolores de la ciudad Chinamequense. 

Asimismo, el grupo de muchachos dice que elaboración de 1,500 farolitos para iluminar la alfombra. 

¿Por qué Chinameca, en San Miguel, es para muchos tierra de “Juventud Laboriosa”?

Ángel Alejandro Quintanilla Guevara es un joven graduado de Ingeniería Eléctrica. Es considerado amable, positivo, líder y con mucha convicción por trabajar por un mejor Chinameca, municipio del departamento de San Miguel, de donde es originario. 

A sus 23 años de edad, es uno de los coordinadores generales de Jóvenes Unidos por la Paz, un grupo que promueve el arte y la paz por medio de actividades sociales y culturales del mismo municipio. También imparten talleres extracurriculares para todo público, pero especialmente para que los jóvenes de la localidad puedan explotar sus conocimientos, fortalezas y así hacer lo que más les gusta. 

Alejandro, por ejemplo, está a cargo del curso de arte macramé, donde les enseña a elaborar pulseras, collares, globos aerostáticos, faroles y artesanías. “Mi mayor impulso es poder crear en el joven una habilidad”, cuenta felizmente.

Actualmente son aproximadamente 40 jóvenes los miembros multidisciplinarios, visionarios y con un sincero deseo de contribuir de manera positiva a la ciudad de Chinameca. 

“Nuestro objetivo principal como jóvenes es darle un nuevo concepto a Chinameca, ya que siempre tienen ese paradigma de que nosotros andamos en malos pasos, en drogas, alcohol, pandillas y en tantas cosas de las cuales nos tildan; cuando en realidad no es así”, manifestó Mauricio Araniva, uno de los fundadores del movimiento.

Para Carlos Larín, el grupo también busca prevenir la delincuencia que se vive a diario en El Salvador. Es por ello que hacen actividades sociales en pro de la comunidad, en las que se brinda sano esparcimiento para toda la familia. 

Recientemente visitaron la Comunidad La Peña, en Chinameca, donde compartieron alegría, sonrisas y una “magnífica experiencia” mediante la entrega de más de 150 canastas básicas, vestuario, juguetes y momentos de convivencia entre todos los jóvenes. 

Fotos: Edgar Wilfredo Cañas Cruz

Para Yeni Rodríguez, los Jóvenes Unidos por la Paz le han dado un nuevo significado a Chinameca. “Con sus logros, se han convertido en un orgullo para nuestro amado pueblo, son muchos los que hacen cada día un esfuerzo de amor, de paz y solidaridad”, concluyó.

Tags:

Lee también

Comentarios