Lo más visto

Jóvenes exigen cuentas claras a instituciones de Estado

Juventud reclama compromiso estatal real para reducir corrupción. Admiten que ese grupo de la sociedad está corroído por la polarización. Llaman a la población a tomar una actitud más protagónica.
Enlace copiado
Exigencia.  Jóvenes reclaman al Estado que tome una actitud más comprometida respecto al rumbo del país y a la población a que exija más a los funcionarios.

Exigencia. Jóvenes reclaman al Estado que tome una actitud más comprometida respecto al rumbo del país y a la población a que exija más a los funcionarios.

Participante.  El diputado Ricardo Velásquez Parker participó en dinámicas con jóvenes que cuestionan la labor legislativa.

Participante. El diputado Ricardo Velásquez Parker participó en dinámicas con jóvenes que cuestionan la labor legislativa.

Expresión.  Los jóvenes salieron a las calles para repudiar la corrupción de cuello blanco que hay en el país y pedir a la población que deje la pasividad.

Expresión. Los jóvenes salieron a las calles para repudiar la corrupción de cuello blanco que hay en el país y pedir a la población que deje la pasividad.

Participación.  Demandan los jóvenes de todos los sectores de la sociedad para que el Estado se dé cuenta de que está siendo vigilado.

Participación. Demandan los jóvenes de todos los sectores de la sociedad para que el Estado se dé cuenta de que está siendo vigilado.

Jóvenes exigen cuentas claras a instituciones de  Estado

Jóvenes exigen cuentas claras a instituciones de Estado

Enlace copiado
“Jóvenes contra la corrupción –#NOSEASCOMPLICE” se tituló el foro que sirvió para que representantes de la juventud salvadoreña pusieran las cartas sobre la mesa y exigieran al Estado cuentas claras sobre la administración pública. El evento fue el culmen de la Semana de la Transparencia que el Consorcio por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción realizó.

Con representantes de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, jóvenes de distintas partes del país expusieron su descontento por el alto índice de corrupción que hay en el Estado, las escasas oportunidades que se le dan a este sector, la limitada participación que tienen en la toma de decisiones que afectan a las mayorías y la actitud pasiva de la sociedad salvadoreña.

“Parece que en general el tema de la corrupción lo vemos bien lejano, como algo que los políticos hacen y de algo que se tiene que encargar otros como el Gobierno, instituciones y algo que no nos afecta directamente”, dijo uno de los invitados por la red, Érick Iván Ortiz, al hacer referencia a la pasividad que muestra la sociedad aunque se esté actuando contra ella.

A la inminente pasividad, los participantes les sumaron la polarización que reina hasta en los jóvenes. Manifestaron que esa división que los partidos políticos fomentan es una herramienta que los corruptos utilizan para seguir actuando mal.

“Los corruptos están feliz de la vida de que nosotros nos sigamos peleando, que nos sigamos dividiendo”, declaró la emprendedora y locutora de radio Luciana Fortis. Al mismo tiempo se preguntaba qué tiene que pasar para que los jóvenes que practican ideologías diferentes dejen de pelearse y actúen como miembros de una sola sociedad.

Los asistentes al evento concordaron en que la Asamblea Legislativa es donde más corrupción y falta de transparencia hay. Sobre esta institución denunciaron que incumple leyes importantes como la del acceso a la información y que personas que trabajan en esta, en ocasiones, no tienen las competencias idóneas. Sobre esto último, dijeron que baja el ánimo de aquellos que estudian y al final tienen dificultades para conseguir un empleo.

El representante de la red en El Salvador Emilio Orellana dijo que este año todos los salvadoreños pudieron verse al espejo, y darse cuenta de lo corrupta que están las instituciones del Estado. “Semana tras semana conocimos nuevos escándalos, nuevas investigaciones contra la corrupción, nos dimos cuenta de que somos un país corrupto, un país impune y que lo toleramos. Si siempre seguimos tolerando la corrupción, si nos hacemos los del ojo pacho, si no promovemos la cultura de denuncia en este país, nos convertimos en cómplices de la corrupción, le hacemos fácil el trabajo al corrupto”, dijo Orellana.

Es por eso que también hicieron un llamado a toda la población, no solo a los jóvenes, a que no sean parte del juego de la corrupción, a que sean agentes contralores de la administración pública, para que los funcionarios se den cuenta de que las personas que los han llevado al poder están al tanto de lo que hacen.

Denunciando la corrupción

Miembros de la organización de jóvenes Proyecto Cero se unieron a la petición de transparencia que constantemente se le hace a las instituciones del Estado.

Con una concentración en la avenida Jerusalén, los representantes de esta organización generaron un momento que rompió con la cotidianidad de las personas, para demostrar que la corrupción está presente y que hay corruptos que están en las instituciones porque la misma sociedad los ha llevado a sus puestos.

También hicieron el llamado a que cada salvadoreño se cuestione sobre qué rol están desempeñando en el combate contra la corrupción, el de espectadores o el de involucrados en ella.

Lee también

Comentarios