Lo más visto

Jóvenes urgen educación sexual

En un foro organizado por LA PRENSA GRÁFICA, los moderadores del Proyecto Debate Diálogo Democracia (3D), que escuchó durante cuatro meses a jóvenes de todo el país, compartieron las opiniones e inquietudes de estos alrededor de este tema del que poco se habla.
Enlace copiado
El foro 3D  se vuleve a reunir este sábado y domingo para tratar de obtener propuestas claves que serán prresentadas a diferentes sectores de la sociedad.

El foro 3D se vuleve a reunir este sábado y domingo para tratar de obtener propuestas claves que serán prresentadas a diferentes sectores de la sociedad.

Enlace copiado
No hay duda. El 100 % de los más de 400 jóvenes que participaron en las jornadas de debate y diálogo realizadas en los últimos cuatro meses por el Proyecto Debate Diálogo Democracia (3D) coincidió en que tiene una necesidad: educación sexual.

LEA TAMBIÉN: UN EJERCICIO PARA APRENDER A CONVERSAR

Sin distinciones de religión, de género, de edad o de zona residencial, todos opinaron, por igual, que El Salvador urge de políticas de educación sexual.

En opinión de los jóvenes, lo que existe en El Salvador, en la actualidad, es una criminalización de la actividad sexual, cuando lo que debería estar a disposición de la juventud es una guía educativa que les permita tomar las mejores decisiones para su vida.

“Hay una evidente avidez sobre el tema de educación sexual por parte de los jóvenes y también sobre los diferentes temas en torno a la actividad sexual, el aborto, la identidad de género o identidad sexual, pero hay poco liderazgo”, destacó el director ejecutivo del Proyecto 3D, Marlon Anzora.

LEA TAMBIÉN: PROYECTO 3D RECORRE EL PAÍS ESCUCHANDO LA OPINIÓN DE LOS JÓVENES

“Ellos quieren discutir sobre estos temas, aunque sean incómodos, pero están muy dispuestos a hacerlo”, añadió en la misma sintonía la coordinadora de 3D, Margarita Valdés.

La ausencia de políticas de educación sexual es para ellos una carencia real que está afectando sus vidas y, por ende, el futuro de la sociedad. Y dicha ausencia está siendo muy bien aprovechada por las iglesias.

Iglesias toman la batuta

Aunque todos los jóvenes se mostraron abiertos a ser educados en temas de sexualidad, los jóvenes participantes que pertenecen a grupos de iglesias reconocieron que sus decisiones con respecto a estos temas están basadas en lo que les diga que es correcto su sacerdote o su pastor.

LEA TAMBIÉN: JÓVENES SIENTEN DESAMPARO ANTE SITUACIÓN DE INSEGURIDAD

“Al menos en la zona paracentral, son las iglesias las que le están dando a este tema una mayor importancia, es su gran rol en su día a día. Los jóvenes de estas iglesias eran los más interesados en hablar de estos temas, sin morbo, porque definitivamente están buscando esta información”, anotó Valdés.

En ese mismo sentido, Anzora agregó: “Hay una gran nube de moralidad sobre ellos, moralidad que viene desde las iglesias. ‘Es que me van a juzgar si pregunto esto’, piensan”.

“Por ejemplo, no es que ellos no tengan acceso a preservativos, es la cuestión moral la que les impide o los detiene a utilizarlos”, anotó Aldo Cortez, otro miembro de 3D que se desempeñó como moderador en las mesas de debate y diálogo.

Los jóvenes no ven a sus maestros, en sus colegios o en sus escuelas, como personas capacitadas para responderles sus inquietudes y mucho menos sienten la confianza para expresárselas.

Sus papás tampoco les están dando esta información y ellos tampoco les están haciendo estas preguntas, porque los padres también ven con prejuicios y con reserva estos temas.

“Hay mucha carga de moralidad religiosa en la base para evaluar cuál debería ser la política de educación sexual. Los jóvenes se están educando solo con las iglesias, el Estado no está haciendo nada o está haciendo muy poco. Y lo que veo es que los jóvenes están expuestos o a expensas de quienes sí están tomando el control del tema, y esas entidades son las iglesias”, acotó Anzora.

El gran punto de disenso en este debate

Los diferentes discursos les generan una gran desorientación, muestra de ello es que determinar quién debería dar respuestas a todas estas preguntas fue el punto de disenso entre ellos.

¿A qué edad debe comenzar la educación sexual? ¿Quién debería educar al respecto? ¿Cómo se va a dar? ¿Están los maestros capacitados para darla en las aulas de clase? Todas, interrogantes con diferentes respuestas.

¿Cómo deben cuidarse? ¿Cómo deben protegerse? La desinformación está orillándolos, pertenezcan o no a la iglesia, a informarse vía internet.

“Los jóvenes están comenzando a tener sus primeras relaciones sexuales con una gran nube gris sobre ellos sin saber las consecuencias de esa primera vez. Y ellos quieren poder preguntar sin temor a ser reprendidos o mal vistos por hacer esas preguntas”, recalcó Valdés.

La educación sexual, en conclusión, es un tema del que poco se habla y eso no solo compete al Gobierno ni es un problema reciente, viene desde mucho antes. Hay una cultura represiva y por eso los jóvenes tienen miedo de ser mal vistos, manifestó Daniel Galeas, otro miembro de 3D.

“En los debates, los jóvenes fueron muy críticos. Fueron claros: querían saber más. No hubo un tema en particular hacia el que se inclinaran más. Quieren saberlo todo y necesitan saberlo todo”, apuntó Galeas.
 

Tags:

  • iglesia
  • educación sexual
  • jóvenes
  • tabús
  • escuelas
  • padres
  • familia

Lee también

Comentarios