Jueces Especializados de Sentencia fustigan a Fiscalía por presentar testigos mentirosos

Jueces absuelven a pandilleros por homicidio y extorsión en casos en que la Fiscalía solo presenta a un testigo, que miente o se arrepiente. FGR no se pronuncia al respecto.
Enlace copiado
Señalamiento.  Jueces de Sentencia han criticado a la Fiscalía por presentar casos débiles cuando hay pandilleros imputados.

Señalamiento. Jueces de Sentencia han criticado a la Fiscalía por presentar casos débiles cuando hay pandilleros imputados.

Libres.  Uno de los casos emblemáticos cuestionado fue la liberación de los pandilleros acusados de matar a dos estudiantes.

Libres. Uno de los casos emblemáticos cuestionado fue la liberación de los pandilleros acusados de matar a dos estudiantes.

Jueces Especializados de Sentencia fustigan a Fiscalía por presentar testigos mentirosos

Jueces Especializados de Sentencia fustigan a Fiscalía por presentar testigos mentirosos

Enlace copiado
Alison declaró en un juicio que, el 10 de mayo de 2010, participó en una reunión de pandilleros que planificaron matar a Joaquín Espinoza España, en Villa Lourdes, Colón, La Libertad. El homicidio, en realidad, se cometió el 6 de enero de 2010, es decir, cuatro meses antes de la supuesta reunión. Nadie está encarcelado por ese delito.

El de Alison es uno de los casos por el que los jueces Especializados de Sentencia fustigan a la Fiscalía General de la República (FGR) por presentar testigos mentirosos o sustentar casos, de homicidio o extorsión, con un solo testigo. En ocasiones, hasta los mismos policías que sirven como testigos han mentido, según los jueces.

“Se advierte a la institución fiscal tener sumo cuidado al sustentar acusaciones desmedidas, con procedimientos irregulares de investigación, no solo por estar fronterizos con actividades delictivas, sino por infringir derechos fundamentales”, dijo un juez en la sentencia de otro de los casos que denuncian los funcionarios.

En ese proceso por extorsión, el juzgado advirtió que agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) modificaron o alteraron el libro de control de entradas y salidas del personal operativo.

El juzgado concluyó que los policías mintieron, puesto que en la vista pública no pudieron corroborar que estaban en el lugar donde decían estar (verificando entregas controladas de extorsión), ya que el libro tenía tachaduras y correcciones.

Las siete personas que fueron acusadas de extorsionar, desde principios de 2012, en ese caso de Apopa fueron absueltas. Uno de los acusados estaba preso, desde el 21 de febrero de 2011, y pese a ello, la fiscalía lo acusó.

“Si yo tengo una investigación, tengo cierta información y advierto que dice algo diferente de lo que afirma el testigo, de entrada advierto que han venido mintiendo. Yo espero que sean los mismos fiscales quienes empiecen y terminen un caso”, dijo uno de los jueces consultados para el tema. Todos aceptaron hablar bajo la condición del anonimato.

Las mentiras de Alison

Alison mintió en un proceso en el que la fiscalía acusó a nueve pandilleros por el homicidio de ocho personas. Los ocho asesinatos quedaron impunes.

El juez de esa causa concluyó que la testigo no solo se contradijo respecto a una reunión para un homicidio que se cometió cuatro meses antes.

Todo ese juicio se basó en el testimonio de Alison, el nombre clave de un pandillero que decidió declarar en contra de sus compañeros a cambio de beneficios penales y un régimen de protección personal.

Sin embargo, solo uno de los imputados recuperó su libertad: los otros ocho tenían más cuentas pendientes con la ley.

Alison, de acuerdo con el juez, “había participado en los delitos posteando (vigilando), trasladando un arma e, incluso, en uno de forma casual”, dijo el juzgador.

“Se logra detectar muchas imprecisiones respecto a los hechos discutidos (...). Al concatenar los demás medios probatorios (con el testimonio) no se logra constatar consistencia en las incriminaciones que ha realizado, y es que la misma posee contradicciones respecto a los hechos, o no tienen elementos corroboradores periféricos, en consecuencia es incoherente y discordante en sus manifestaciones, lo que lleva a considerarlo un testigo mentiroso”, explicó el juez en su fallo.

Alison dijo que la pandilla mató a Alva Dinora de la Rosa de Rodríguez en la calle principal de la residencial Villa Lourdes, frente a “una especie de medio redondel, una cancha y una iglesia católica”, ninguno de los cuales existe en la colonia donde se cometió ese asesinato.

De Rodríguez, una mujer que vendía tortas, estaba sentada y sobre una mesa cuando los investigadores la encontraron; Alison, en cambio, dijo que la vio acostada, viendo hacia arriba.

En el homicidio de José Luis Alvarenga Martínez, el 8 de marzo de 2009, dijo que, cerca de las 8 de la noche vio a uno de los acusados disparar, con un revólver, tres o cuatro veces a Alvarenga, quien vestía una camisa azul.

En realidad, ese asesinato se cometió entre las 5:45 y las 6:45 de la tarde de ese día, con una pistola calibre nueve milímetros. Alvarenga vestía una camisa café, negra y amarilla y le dispararon siete veces, según determinaron los médicos forenses.

Más impunidad

El 20 de enero de este año, el Tribunal Especializado de Sentencia B de San Salvador absolvió a cuatro personas acusadas del delito de feminicidio agravado contra dos alumnas del bachillerato en enfermería del Instituto Nacional San Luis, de Ilopango, ocurrido en octubre de 2012.

Norma era la clave del único testigo que presentó la fiscalía para intentar conseguir una condena. El día del juicio, Norma decidió no declarar.

“Yo miré al fiscal (Juan Francisco Chacón Carranza) en ese momento y él no hallaba qué hacer. Era la única prueba que traía la fiscalía y no lo puede demostrar. Hubo una concurrencia de circunstancias, porque presentaron a un solo testigo y se dejaron ir solo con uno. Deberían de indagar más”, recordó el juez del caso.

LA PRENSA GRÁFICA pidió una reacción de la Fiscalía por los señalamientos, pero no se obtuvo ninguna respuesta.


Tags:

  • jueces especializados
  • fgr
  • testigos mentirosos
  • pandillas
  • impunidad

Lee también

Comentarios

Newsletter