Jueces demandan seguridad tras el atentado en tribunales

Asociaciones de jueces sostuvieron reunión de emergencia con autoridades de la CSJ. División de Seguridad entregó armas largas a custodios de centro judicial.
Enlace copiado
Contra jueza.  En febrero pasado la jueza Ana María Velásquez fue víctima de un ataque armado dentro de su vivienda en una colonia de Mejicanos.

Contra jueza. En febrero pasado la jueza Ana María Velásquez fue víctima de un ataque armado dentro de su vivienda en una colonia de Mejicanos.

Atentado.  El pasado martes fueron atacados dos agentes mientras custodiaban el Centro Judicial Isidro Menéndez.

Atentado. El pasado martes fueron atacados dos agentes mientras custodiaban el Centro Judicial Isidro Menéndez.

Jueces demandan seguridad tras el atentado en tribunales

Jueces demandan seguridad tras el atentado en tribunales

Enlace copiado
Los directivos de las principales asociaciones de jueces se reunieron ayer con autoridades de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para exponer su preocupación por el atentado ocurrido el pasado martes en el Centro Judicial Isidro Menéndez, la principal sede del Órgano Judicial en el país, donde murió un agente de Protección a Personalidades Importantes (PPI) y otro resultó gravemente herido.

Los jueces entregaron un documento en el cual inquirieron a los magistrados acerca de las medidas que van a adoptar para evitar nuevos ataques, y en el que también pidieron revisar lo que ha fallado para la protección del personal del Órgano Judicial.

“Ellos querían saber si ya habíamos tomado cartas en el asunto. La preocupación de ellos es que querían saber qué medidas vamos a tomar. Se les explicó las medidas, que no podemos divulgar por la seguridad de la institución, y se fueron tranquilos porque se va a trabajar”, explicó la magistrada que preside la Comisión de Jueces de la Corte, Rosa María Fortín.

En la reunión, además de Fortín, participó el presidente de la Corte, Armando Pineda Navas, y la magistrada presidenta de la Sala de lo Penal, Doris Luz Rivas Galindo.

“La idea es no dejar sola a la gente ni esperar que nos toque turno. Ha habido propuestas en el interior de Corte Plena, algunas factibles y otras no, pero los expertos tienen que hacer los análisis de factibilidad. Esperamos en el menor tiempo posible tener las soluciones, que pueden ser de carácter inmediato y otras mediatas”, explicó Rivas Galindo previo a la reunión con los jueces.

Armas y chalecos

Ayer fue sepultado Juan Carlos Siliézar, el agente supernumerario que fue asesinado el martes por la noche mientras custodiaba uno de los portones principales del Centro Judicial Isidro Menéndez. Tras el atentado, perpetrado con un arma de grueso calibre, la Dirección de Seguridad de la CSJ ha empezado a reforzar la protección de las instalaciones: ha entregado fusiles a algunos agentes que antes solo custodiaban con revólveres.

Las pandillas han arreciado los ataques contra miembros de cuerpos de seguridad o empleados del sector judicial. Este año han sido asesinados 17 policías, 16 vigilantes de seguridad privada, tres militares y un jefe fiscal.

El personal de seguridad de la Corte está pidiendo que, además de las armas largas, los equipen con chalecos antibalas. Los 15 magistrados de la CSJ empezaron a discutir las opciones el jueves, pero no arribaron a disposiciones concretas. “Son varias las propuestas que se han presentado. La Corte tiene que ver cómo se resuelve dentro de sus capacidades también. No se puede disponer del dinero y decir aquí está, pero eso no significa que vamos a ser indiferentes a la situación”, afirmó la magistrada Rivas.

Otra de las opciones que se han barajado, pero que no se formalizó en la reunión de ayer, es la asignación de un guardaespaldas a cada juez. Esa solicitud surgió desde febrero pasado, cuando la jueza de Paz de Victoria (Cabañas), Ana María Velásquez, fue víctima de un atentado en su vivienda. “La gente asume que (el ataque en el Isidro Menéndez) era un mensaje para el centro judicial. A algunos colegas sí les gustaría tener un refuerzo, como un guardaespaldas de arriba para abajo. A mí no es que no me dé miedo, pero no me hace ninguna gracia tener uno”, comentó el juez Roberto Arévalo Ortuño.

Hay tensión en algunos empleados que laboran en el Isidro Menéndez. Algunos sugieren que se prohíba la permanencia de familiares de reos en la entrada de ese centro judicial. Hasta ayer había un canopi frente al portón, donde podían permanecer sentadas hasta 20 personas sin necesidad de identificarse con el personal de seguridad. “Ellos son la familia del crimen organizado. Y por protegerlos del sol a ellos se está poniendo en riesgo a todos los empleados judiciales”, dijo un empleado judicial.

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Órgano Judicial (SITTOJ) denunció negligencia de parte la Dirección de Seguridad. Según Róswald Solórzano, secretario del sindicato, a finales de 2014 hubo asaltos dentro del Isidro Menéndez. “El personal de seguridad está en absoluto abandono. Y la seguridad del centro judicial ha sido vulnerada en distintas ocasiones por negligencia del jefe de seguridad”, señaló.

Tags:

  • csj
  • violencia
  • agentes
  • seguridad
  • jueces

Lee también

Comentarios

Newsletter