Lo más visto

Jueces desaforados son acusados de prevaricato

La Fiscalía los señala de dar instrucciones a sus hijos, que son abogados, de cómo actuar en casos tramitados en sus tribunales.
Enlace copiado
Jueces desaforados son acusados de prevaricato

Jueces desaforados son acusados de prevaricato

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) presentó ayer la acusación formal contra el juez de Primera Instancia de Atiquizaya, Ahuachapán, y magistrado suplente de la Cámara Tercera de lo Civil, Joaquín Francisco Molina Linares, quien recientemente fue desaforado y suspendido de sus funciones por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El desafuero del exjuzgador fue solicitado por la Fiscalía, que también solicitó el desafuero de otros dos jueces de la zona occidental del país: el juez Primero de Paz de Metapán, René Danilo Ramírez Montoya, al que también desaforó y suspendió la CSJ la semana pasada, y el juez Primero de Paz de Santa Ana, que no fue desaforado.

Ambos jueces son acusados del delito de prevaricato; sin embargo, la Fiscalía llevará los casos por separado, indicó el fiscal Carlos Torres, de la Unidad contra el Crimen Organizado.

En el caso de Molina Linares, la acusación fue presentada ayer por la mañana en el Juzgado Segundo de Paz de Santa Ana, mientras que el caso de Ramírez Montoya será presentado hoy en el Juzgado de Paz de Metapán.

El fiscal explicó que en ambos casos la Fiscalía solicita que los exjueces sean procesados en libertad, es decir, que les dicten medidas sustitutivas a la detención, ya que así lo establece el delito por el que se les ha acusado.

Los exjueces se incluyeron dentro de la operación denominada Transes Dos, en la que fueron capturados varios abogados de la zona occidental, entre ellos, los hijos de ambos exfuncionarios, quienes se habrían beneficiado de su parentesco con los juzgadores.

Molina Linares, en su cargo como magistrado suplente de una cámara de lo Civil de Santa Ana, de acuerdo con las investigaciones en las que se incluyeron escuchas telefónicas, daba instrucciones sobre cómo actuar en los procesos a las partes, estableciéndose el delito por el que le acusan.

“Se va a presentar el requerimiento por el delito de prevaricato en perjuicio de la administración de justicia. Fue por unas llamadas que se dieron con un abogado; en estas llamadas resulta que el señor juez le daba directrices o indicaciones en cómo hacer o qué hacer en un proceso mercantil que se estaba llevando en su juzgado”, detalló el fiscal.

Torres señaló que esta clase de acciones se hacían para beneficiar a los dos abogados, hijos de los exjueces, que llevaban procesos judiciales en los tribunales donde estaban sus padres.

El fiscal señaló que tienen conocimiento de que después de desaforarlos, los dos acusados no han salido del país y que incluso podrían no estar presentes durante la audiencia inicial; sin embargo, en un determinado momento deberán estar presentes en el proceso en su contra.

Lee también

Comentarios