Loading...

Jueces sin rostro traerán consecuencias a procesados en régimen

Expertos en derechos humanos aseguran que el estado salvadoreño podría ser condenado a nivel internacional como ha sucedido con otros que han usado la figura, ya que así los procesados pierden otras garantías.

Enlace copiado
Audiencias masivas.  Expertos consultados afirman que hay audiencias del régimen de excepción con más de 300 imputados.

Audiencias masivas. Expertos consultados afirman que hay audiencias del régimen de excepción con más de 300 imputados.

Enlace copiado

El 30 de marzo de este año se aprobó de manera exprés la reforma al artículo 73-A del Código Procesal Penal y su publicación el mismo día en el Diario Oficial habilitó la figura del "juez sin rostro". Estas reformas fueron aprobadas cuatro días después de entrar en vigencia el régimen de excepción, que aún sigue en curso.

Como consecuencia, los procesados durante el régimen no conocerán quiénes serán sus jueces y si hay alguna inconformidad por parte del imputado, no se podrá hacer nada. Así lo aseguró Ruth Eleonora López, directora Anticorrupción y Justicia de Cristosal, quien además dijo que esta reforma vulnera la Convención Americana de Derecho Humanos.

"La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), declaró que este tipo de reformas vulnera la Convención Americana de Derecho Humanos porque no le permite a una persona que llega ante un juez conocer quién lo juzga y quién va a conocer de su caso. Esto es relevante, esta medida atenta contra el debido proceso", señaló.

Según la abogada, en el contexto del régimen de excepción, la situación jurídica de los salvadoreños que han sido víctimas de detenciones arbitrarias se ha complicado más porque serán llevados ante un juez que no conocen, y si hay alguna inconformidad con su juzgador o quiere recusación, igual no podrá hacer nada.

“Los mismos jueces se quejan de que les llaman por teléfono, que les gritan. Es un irrespeto, porque los jueces deben resolver según el criterio que consideren, conforme a la evidencia”.

Juan Antonio Durán, juez de sentencia.

En base a ese razonamiento, Cristosal presentó ayer una demanda de inconstitucionalidad en contra del Decreto Legislativo 399 que modificó el artículo 73-A del Código Procesal Penal que introduce la figura de "jueces sin rostro" en los procesos judiciales.

Entre las inconstitucionalidades que la organización plantea está que dicha reforma fue propuesta por el Órgano Ejecutivo y no por la Corte Suprema de Justicia (Órgano Judicial) como debería ser, pues son reformas que regularán el trabajo de los funcionarios judiciales. Esto está contemplado en los artículos 131 y 142 de la Constitución de la República.

Otra de las inconstitucionalidades del decreto es que viola el principio de "juez natural", porque las personas que serán juzgadas ya no podrán identificar a los jueces y solo sabrán de ellos por un número que les será brindado en el proceso.

Jonathan Cisco, de Cristosal, dijo que con esta reforma se vulnera el derecho a las personas a tener un juez "imparcial e independiente" y que "ya no se garantiza que las personas van a tener un juicio justo en donde conozcan que el juez no tenga ninguna relación con las partes, como el Ejecutivo, ministros y policías. Esto va a debilitar la independencia judicial", aseguró el especialista.

Lo mismo aseveró el juez de Sentencia Juan Antonio Durán, quien aseveró que varios jueces están siendo amedrentados para tomar decisiones acorde a los que Casa Presidencial (CAPRES) ordene, y que esto atenta con su independencia.

"En la Corte Suprema de Justicia se está haciendo lo que CAPRES diga", detalló. Durán cuestionó el trabajo de estos "jueces si rostro", que al final deben responder por sus acciones ya que "el juez debe reclamar justicia para la persona que se somete al juicio".

“En otros países la justicia sin rostro lleva a la reserva de la identidad de testigos y a la posibilidad de que las pruebas se practiquen de forma secreta,  pero esto lleva a la creación de casos falsos”.

Leonor Arteaga, DPLF.

"En este régimen lo que se está afectando es el bloque de garantías que pretenden impedir que los procesos se manipulen arbitrariamente y esto es cuando el juez sigue directrices, cuando le llaman por teléfono, cuando no quieren que libere gente, cuando le dicen que ignore los arraigos y que solo decrete detención y ya no digamos cuando le dicen al juez que debe condenar, que es lo más grave todavía; y no hay forma de controlar eso", aseguró.

David Ortiz, de la Dirección de Acceso a la Justicia de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), dijo que la independencia judicial se ha depreciado durante el régimen, y que se está perdiendo el acceso a la justicia.

"En este contexto los jueces están mandando a la cárcel a personas en audiencias con 400-500 imputados, donde no es posible ejercer el derecho de defensa, lo que significa que se está maquilando la justicia en nuestro país. Los jueces y juezas que hacen eso deben tener en cuenta que, después pueden ser denunciados por familiares de las personas que están muriendo a diario en la cárcel", señaló.

Aclaró que este tema no es nuevo en Latinoamérica, pues en Perú se implemento "los jueces y juezas sin rostro y fiscales sin rostro para aplicar leyes antiterroristas", pero que esto violentó los derechos establecidos en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Esto lo reafirmó Leonor Arteaga, de la organización DPLF, que además dijo que los "jueces sin rostro" también contradicen el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Ambos son normas de obligatorio cumplimiento para El Salvador y de no seguirse, el Estado sería condenado en un futuro como ha pasado en otros países como Perú.

"En el caso de El Salvador, donde hay reclamos que hay jueces que han sido nombrados sin preparación y jueces sometidos al poder político, es un contexto donde no conocer quiénes juzgan es gravísimo, porque todo esto le da un manto de oscuridad a la justicia. Es un escenario de violaciones sistemáticas como las que El Salvador ya vivió en la guerra", aseveró.


“Jueces sin rostro” en otros países del mundo

Cuatro países han implementado esta figura que evita identificar al juez en un caso judicial.

1- Italia
La figura de los jueces sin rostro fue implementada en este país europeo por primera vez en 1990 para proteger a los jueces porque eran amenazados por la mafia de la “Cosa Nostra”. Al menos 24 jueces habían sido asesinados por trabajar casos judiciales contra jefes mafiosos.  

2- Colombia
La “Justicia secreta o sin rostro”  la implementó el país suramericano en 1991, por los asesinatos de más de 250  funcionarios por parte de los cárteles de la droga y la guerrilla. En estos casos se reservaba la identidad del juez, fiscales y  auxiliares. El programa fue cancelado en el año 2000.    

3- Perú
Los “Tribunales sin rostro” fueron implementados en 1992 para procesar a miembros de Sendero Luminoso y miembros del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru. Desaparecieron en 1997 porque varias personas inocentes fueron encarceladas. La Corte IDH condenó a Perú por ello. 

4- Brasil
El Tribunal especializado fue creado en 2019 en Río de Janeiro, pero ya figuraba en otros seis estados del país suramericano.  Fue creado para tratar los casos de lavado de dinero, actuaciones ilegales de la milicia y  narcotráfico, debido a las amenazas que los  jueces solían recibir.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines