Lo más visto

Juez condena a jefa distrital de alcaldía por actos arbitrarios

La FGR probó que la exdiputada del FMLN se valió de su cargo para destruir propiedad privada de forma arbitraria.
Enlace copiado
Condena. Blanca Lilian Coto, exdiputada del FMLN y jefa del distrito cinco de 
la Alcaldía Municipal de San Salvador, enfrentó el juicio ayer por cargos de 
actos arbitrarios. El tribunal que conoció el caso concluyó que sí cometió 
el delito.

Condena. Blanca Lilian Coto, exdiputada del FMLN y jefa del distrito cinco de la Alcaldía Municipal de San Salvador, enfrentó el juicio ayer por cargos de actos arbitrarios. El tribunal que conoció el caso concluyó que sí cometió el delito.

Enlace copiado
Blanca Lilian Coto, exdiputada del FMLN y actual jefa del distrito cinco de la Alcaldía Municipal de San Salvador, fue condenada ayer por el delito de actos arbitrarios. El Juzgado Quinto de Sentencia le impuso dos años de trabajos de utilidad pública, la condenó al pago de $1,300 de responsabilidad civil y la inhabilitó del cargo mientras dura la condena.

PROCESAN EN LIBERTAD A JEFA DE ALCALDÍA S. S. POR ACTOS ARBITRARIOS

Coto escuchó ayer a los testigos que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó como prueba en su contra ante el Juzgado Quinto de Sentencia de San Salvador. Uno de esos testimonios fue el de Alma Lorena Blanco Linares, quien le contó al juez que la exdiputada ordenó en enero de 2016 la destrucción de una bodega que ella construía en un lote de su propiedad ubicado en el polígono A, entre las viviendas 39-A y 40-A de la urbanización Lomitas II.

La Fiscalía acusó a Coto de valerse de su cargo en la alcaldía capitalina para autorizar y proceder con la destrucción de forma arbitraria de esa construcción, pese a que ella misma ya la había avalado.

Blanco Linares argumentó que adquirió esa propiedad, donde no existía ningún tipo de edificación, en septiembre de 2015. Luego de cumplir los trámites para registrarla a su nombre en el Centro Nacional de Registros (CNR), decidió solicitar el permiso de construcción ante la comuna capitalina. Se lo otorgaron en la primera semana de enero de 2016, tras cancelar dos recibos: uno por $29.25 y el otro por $18 en concepto de inspección del lugar.

El 8 de enero de ese mismo año, de acuerdo con el testimonio de Blanco Linares, inició con la construcción de la bodega, por lo que compró material y contrató a los albañiles. Ella estima que gastó cerca de $2,600 en ese proceso.

Sin embargo, tres días después, la víctima recibió una notificación de suspender temporalmente el permiso de construcción de la bodega en el terreno, que tiene un área de 19.5 metros cuadrados.

Blanco Linares dijo que interpuso un recurso para contrarrestar la notificación, pero nueve días después, empleados de la alcaldía le notificaron que le revocaban el permiso de construcción y le daban tres días hábiles para destruir la obra levantada y habilitar el paso.

La defensa de la jefa del distrito cinco de la Alcaldía Municipal de San Salvador alegó ante el juez que ese lote ha servido durante 30 años como una zona de paso para las colonias que colindan con la urbanización Lomitas II, por lo que tiene utilidad social.

Sin embargo, la Fiscalía dijo que ese argumento no tiene validez, pues ese tipo de acceso está estipulado en el CNR, pero la víctima no tuvo problemas para inscribir el inmueble.

La FGR había solicitado una responsabilidad civil por $2,600, dinero que gastó la víctima; sin embargo, el juzgado impuso la mitad de ese monto.
 

Lee también

Comentarios