Lo más visto

Juez negó apelación de coronel Montano sobre la extradición a España

Montano está en los tribunales de EUA acusado de participar en el asesinato de los jesuitas.

Enlace copiado
FOTO DE LA PRENSA/Archivo Crímenes de guerra  Inocente Montano enfrenta cargos relacionados con crímenes durante la guerra.

FOTO DE LA PRENSA/Archivo Crímenes de guerra Inocente Montano enfrenta cargos relacionados con crímenes durante la guerra.

Enlace copiado

Una corte de apelaciones rechazó el pedido de un excoronel salvadoreño para detener su extradición. El exmilitar está acusado de planificar asesinatos infames durante la guerra civil en El Salvador.

Las autoridades españolas quieren presentar cargos contra Inocente Orlando Montano Morales por el asesinato de seis sacerdotes jesuitas en 1989 en El Salvador, donde Montano fue viceministro de seguridad pública en la década de 1980. La mayoría de los sacerdotes eran españoles.

La Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito rechazó el pedido de Montano el jueves y por eso será extraditado para enfrentar todos los cargos ante un tribunal de España.

El abogado de Montano no respondió de inmediato a los pedidos de declaraciones.

Un juez federal aprobó su extradición en agosto, ratificando un falló previo. El equipo defensor de Montano luego apeló al Cuarto Circuito.

El tribunal no rechazó la apelación del todo, pero un abogado de derechos humanos que abogó en favor de los cargos dijo que el fallo del jueves demuestra que es poco probable que Montano prevalezca.

“Él podría ser extraditado mientras su apelación sigue pendiente”, afirmó Patty Blum, quien asesora a la organización internacional de justicia Guernica 37.

Se prevé que el Departamento de Estado apruebe la extradición porque sus abogados ya habían revisado el caso antes de pasarlo a la fiscalía federal.

El Departamento de Estado no contestó de inmediato a un mensaje que se le envió en busca de declaraciones sobre esto.

Documentos presentados en corte indican que Montano era miembro de un círculo de oficiales acusados de conspirar para asesinar a los sacerdotes, que estaban ayudando a iniciar negociaciones de paz.

Los asesinatos desataron indignación internacional. Además de los españoles, los atacantes asesinaron a un jesuita salvadoreño y a dos colaboradoras.

Montano negó haber participado en los asesinatos, pero el juez federal falló que las evidencias presentadas por fiscales federales de Estados Unidos demostraron que estuvo involucrado en la planificación.

Montano llegó a Estados Unidos a principios de la década del 2000 y trabajó en una fábrica de dulces cerca de Boston. Fue arrestado en 2011 y sentenciado a casi dos años por fraude migratorio y perjurio. Cumplió esa sentencia en una prisión federal en Carolina del Norte y después comenzó a pelear su caso de extradición.

En un momento, sus abogados argumentaron que su salud era mala y solicitaron libertad condicional, pero esta petición también fue negada.

Lee también

Comentarios