Lo más visto

Más de El Salvador

Jueza dice que es incompetente para procesar a militares acusados de encubrir tortura

La funcionaria decidió mantener en libertad a los procesados y enviar el caso a un tribunal ordinario.
Enlace copiado
Jueza dice que es incompetente para procesar a militares acusados de encubrir tortura

Jueza dice que es incompetente para procesar a militares acusados de encubrir tortura

Enlace copiado

La jueza Especializada de Instrucción B de San Salvador decidió hoy que los coroneles Héctor Solano Cáceres y David Iglesias Montalvo, y el teniente Leonel Ascencio Sermeño, acusados de encubrir la tortura de dos jóvenes en junio de 2016, sigan procesados en libertad en un juzgado ordinario. 

 

La jueza consideró que los imputados se han presentado a todas las etapas del proceso, por lo que no es necesario que sean enviados a prisión. Además, dijo que "la confabulación aislada para cometer un solo delito" no representa una criminalidad organizada; por lo que el caso no debe seguir en una jurisdicción especializada. 

 

"Declaro la incompetencia, teniendo que remitir el caso al Juzgado de Instrucción de Ahuachapán", dijo la funcionaria, quien inicialmente exoneró a los militares, pero tuvo que corregir la decisión por orden de una Cámara.

 

El caso inició el 3 de junio de 2016  cuando ocho miembros de la Fuerza Armada privaron de libertad y torturaron a dos jóvenes de Apaneca (Ahuachapán). Los soldados, que dijeron ser enviados por el Estado Mayor, los acusaron de introducirse a la vivienda de un coronel ubicada en la zona y robarle un arma de fuego.

 

De acuerdo con la Fiscalía, los ocho militares privaron de libertad y torturaron a los jóvenes durante tres horas. Las víctimas  y  los soldados fueron encontrados en la carretera que de Apaneca conduce a Concepción de Ataco, siempre en Ahuachapán, después de la denuncia de los familiares de los jóvenes.

 

En marzo de 2017, el Juzgado de Sentencia de Ahuachapán condenó a cada uno de los ocho militares a 14 años de cárcel por los delitos de tortura y privación de libertad. Sin embargo, los fiscales continuaron investigando para dar con los oficiales del Ejército que le ordenaron a los soldados esclarecer el robo del arma.

 

Casi un año después, en febrero de 2018, la Fiscalía ordenó capturar a los coroneles Solano Cáceres e Iglesias Montano y al teniente Ascencio Sermeño acusados de intentar cubrir la tortura de los dos jóvenes.

Por el caso también están procesados otras nueve personas: cuatro abogados, dos empleados judiciales, un fiscal y un abogado. 

Tags:

  • militares
  • tortura
  • encubrir
  • estado mayor

Lee también

Comentarios