Lo más visto

Más de El Salvador

Jueza exonera a fiscales excriteriados acusados de favorecer a Rais

Juzgado cree que existen indicios de que otros 2 empleados fiscales colaboraron en desfalco de $426.000 de Fiscalía.

Enlace copiado
Arrepentidos.  Los seis empleados de Fiscalía acusados eran testigos criteriados en  Corruptela: confesaron  delitos para evitar ser imputados. Luego renunciaron a continuar como testigos y denunciaron torturas por parte del ex fiscal general Douglas Meléndez. Un juzgado los exoneró ayer.

Arrepentidos. Los seis empleados de Fiscalía acusados eran testigos criteriados en Corruptela: confesaron delitos para evitar ser imputados. Luego renunciaron a continuar como testigos y denunciaron torturas por parte del ex fiscal general Douglas Meléndez. Un juzgado los exoneró ayer.

Enlace copiado

Los cuatro fiscales acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) de participar en una red de corrupción no favorecieron a Enrique Rais. Eso consideró ayer el Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador, que los exoneró de la emisión de órdenes de captura ilegales y de la omisión de investigaciones para ayudar a Rais.

Los exonerados de cargos son Carolina Jannete Manzanares Nóchez, exjefa de la Unidad de delitos relativos al Patrimonio Privado y Propiedad Intelectual; Yesenia Carolina Aguilar de Ayala, exjefa de la Unidad de delitos relativos a la Administración de Justicia y de la Fe Pública; y los fiscales Mauricio Alberto Aguilar Rivas y Marta Cecilia Colindres.

Las investigaciones de la FGR aseguran que los fiscales omitieron investigar supuestos delitos que cometió Enrique Rais y ordenaron capturas ilegales contra los abogados Mario Calderón, un exsocio de Rais con quien tuvo problemas, y René Medrano. Los acusados forman parte de la continuación del proceso conocido como Corruptela, que involucra al exfiscal Luis Martínez, Rais, Mauricio Funes y otros.

La jueza Alba Gladys Salamanca consideró ayer que los fiscales no son los responsables de exonerar ilegalmente de delitos a Rais y que, en el caso de Aguilar y Colindres, siguieron órdenes de Julio Arriaza, un exjefe de la FGR que está entre los involucrados en Corruptela. Los fiscales eran acusados de los delitos omisión de investigación, falsedad documental y privación de libertad por funcionario público.

En la misma resolución, la jueza decidió que dos empleados administrativos de la Fiscalía vayan a la etapa de ampliación de pruebas, llamada Instrucción, porque existen indicios de que colaboraron en el desfalco de $426,000 de fondos públicos de la FGR durante la administración de Luis Martínez, preso por corrupción.

Ellos son Edwin Geovanni Hernández, exjefe del Departamento de Selección, Evaluación y Seguimiento de Desempeño; y Damián Cabrera Bernal, ex director financiero institucional. Van a seguir el proceso en libertad, sin medidas, a pesar de que la FGR pedía una fianza de $10,000.

Un fiscal asignado al caso, que no aceptó preguntas de la prensa, declaró: "Esta resolución es provisional y está sujeta a una probable valoración de un tribunal superior". Los seis acusados fueron testigos criteriados en Corruptela, pero renunciaron y denunciaron que se convirtieron en testigos porque los amenazó y torturó el ex fiscal general Douglas Meléndez. Ayer, el abogado defensor Alirio Ayala dijo que la resolución les da la razón de la denuncia.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines