Lo más visto

Más de El Salvador

Jueza pide fijar salario mínimo y prestaciones para domésticas

Jueces de familia se han sumado a la elaboración de la ley para garantizar derechos de trabajadoras domésticas, que aún se discute en el país.
Enlace copiado
Jueza pide fijar salario mínimo y prestaciones para domésticas

Jueza pide fijar salario mínimo y prestaciones para domésticas

Enlace copiado

Las más de 100,000 trabajadoras domésticas que hay en El Salvador, según el estimado que ha hecho la Organización Mundial del Trabajo (OIT), no tienen definido el salario mínimo que deberían recibir y tampoco cuentan con un seguro médico, ni con un fondo de pensión para cuando se retiren. De hecho, el salario que reciben es de acuerdo con la voluntad del patrono, que en la mayoría de los casos no alcanza ni los $200 mensuales por jornadas extensas de trabajo, que incluyen noches y fines de semana.

Por esa razón, algunos jueces de familia del país se han sumado a la discusión y elaboración de una ley que obligue a los patronos a otorgar prestaciones a las trabajadoras domésticas del país. Carmen Elena Molina es una de esas juezas, quien actualmente colabora con el Ministerio de Trabajo, que es la institución que coordina la creación del borrador de la ley.

“Así como están las cosas por ahora, es a voluntad del patrono lo que una trabajadora doméstica recibe como pago. Esto ya no puede seguir así, no debe ser voluntario, sino obligatorio. Debería ser obligatorio que ellas tengan seguro médico pagado por los patronos, pensiones para cuando se jubilen y un salario mínimo definido y justo”, dijo a este periódico la jueza Molina.

La iniciativa para discutir y elaborar una ley surgió después de que la OIT instó al Estado salvadoreño, en marzo de este año, a ratificar el Convenio 189, que en resumen promueve la equiparación de los derechos de las trabajadoras domésticas con el resto de trabajadores.

Después de que la OIT pidió la ratificación del Convenio 189, el Instituto del Seguro Social Salvadoreño (ISSS) señaló que en sus estadísticas tiene inscritas a 4,000 mujeres que se dedican al trabajo doméstico. Eso representa, según el estimado de la OIT, solamente el 4 % de todas las trabajadoras domésticas en el país.

“Esos datos deben cambiar. Debe ser la mayoría de trabajadoras domésticas, y por obligación, las que deben tener acceso a la salud. Según el informe del ISSS, los patronos inscribieron a sus empleadas porque la cuota, si no estoy mal, es de $30, es decir que es poquito, y porque además es deducible de impuestos. Hasta donde sabemos, algunos incluso han llegado al acuerdo de quitar esos $30 al salario que les dan, para que tengan seguro. Por eso es que algunas tampoco han querido, porque piensan que con lo poco que reciben, esos $30 les harán falta”, dijo la jueza, quien ha participado como consultora para la elaboración de la ley.

De acuerdo con Molina, los principales puntos que debería incluir la ley para trabajadoras domésticas son: establecer que las prestaciones sean de carácter obligatorio, que se defina el salario mínimo, que haya un registro de todas las trabajadoras domésticas, que se les pague un fondo de retiro, que se les pague la nocturnidad, los fines de semana y sus vacaciones.

A su juicio, mientras todavía no haya una ley para las domésticas, la Asamblea debería aprobar la ratificación del Convenio 189 de la OIT. En marzo, diputados participaron en un foro sobre la ratificación, pero hasta la fecha no hay registros de la aprobación. Según datos de la OIT, hay al menos 13 países de Latinoamérica que ya han ratificado el Convenio 189, entre estos Nicaragua y Costa Rica.

La semana pasada, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó al Consejo Nacional del Salario Mínimo que añada al pliego de salarios las remuneraciones mínimas que pueden recibir los trabajadores a domicilio, según el rubro en que se desempeñen.

Lee también

Comentarios