Juzgado avala salida de reclusa con brazalete

Es el primer caso autorizado en la historia del país. Los reclusos deben demostrar que han cumplido con las dos terceras partes de su pena, que tienen buena conducta y que tienen informe favorable de reinserción social. Pandilleros no pueden solicitarlo, según DGCP.
Enlace copiado
FOTO DE LA PRENSA/Archivo Objetivo.  El Gobierno dijo que con los brazaletes electrónicos busca reducir el hacinamiento en los diferentes centros penales.

FOTO DE LA PRENSA/Archivo Objetivo. El Gobierno dijo que con los brazaletes electrónicos busca reducir el hacinamiento en los diferentes centros penales.

Enlace copiado

María Luz Carbajal de Castro, de 45 años, es la primera persona que utilizará un dispositivo de vigilancia electrónica (brazalete) que le permitirá salir de la cárcel donde cumplía una pena de ocho años de prisión, por el delito de trata de personas.

El Gobierno arranca hoy con el proyecto de colocación de 2,800 brazaletes para que igual cantidad de reos puedan salir de la cárcel con la autorización de un juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Los reos con brazaletes serán vigilados desde un centro de monitoreo. Los aparatos funcionarán solo si hay cobertura de telefonía celular. Y para que los reclusos gocen de ese beneficio tendrán que haber finalizado, al menos, las dos terceras partes de su condena; deben tener buena conducta; y además, mostrar que cuentan con un informe favorable de reinserción social. En caso de que hayan sido condenados a responsabilidad civil deben demostrar que ya pagaron.

“No toda persona que cometió un delito debe estar en prisión. Estos brazaletes van a ayudar a disminuir el hacinamiento”. 
Óscar Ortiz, vicepresidente de la República

Ayer, el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de San Salvador determinó que Carbajal de Castro cumple con los requisitos y autorizó que salga de prisión. Sin embargo, impuso como regla que no debe abandonar el país y que no podrá acercarse al aeropuerto internacional ni a las fronteras. Si falla cualquiera de esas medidas, deberá volver a prisión.

Marco Tulio Lima, director General de Centros Penales, dijo ayer que la Ley de Vigilancia Penitenciaria establece los criterios para elegir los casos que gocen del beneficio del dispositivo. Según él, los pandilleros no podrán utilizar el aparato, porque el consejo criminológico solo escogió reclusos en fase de confianza.

Un juez de Vigilancia Penitenciaria consultado por este periódico explicó que la ley no establece los tipos de delitos y todo depende de las valoraciones de los jueces. Los juzgados comunes pueden utilizar los dispositivo de vigilancia electrónica si otorgan medidas alternas a la detención a un imputado con el fin de asegurar su presencia en el proceso penal. De momento, Centros Penales tiene 280 dispositivos listos para ser usados por los reclusos.

Óscar Ortiz, vicepresidente de la república, dijo ayer que el Gobierno impulsó el programa de los brazaletes electrónicos para reducir el hacinamiento en las cárceles, que a la fecha es de 226 %. “No toda persona que cometió un delito debe estar en prisión. Estos brazaletes van a ayudar a disminuir el hacinamiento”, dijo el vicepresidente.

Seguridad ha solicitado a los juzgados de Vigilancia que inicialmente autoricen que 150 reos puedan salir con brazalete.

El Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria conoció ayer otros cinco casos, pero en esos no autorizó el uso del brazalete. Uno de ellos fue el de Santos Linares Ventura, de 55 años, sentenciado a 30 años de cárcel por homicidio en perjuicio de una menor de edad. Linares Ventura sí cumplía con la mayoría de los requisitos, pero viviría en una zona en la cual sería difícil controlarlo, dijo una fuente que conoce el caso.

Wálter Garibaldi Portillo López, de 39 años, quien hace 13 fue condenado a 15 años de cárcel por robo agravado y privación de libertad, también enfrentó una audiencia de revisión ayer, pero el juzgado de Vigilancia no le autorizó el uso del brazalete.

Para este día está prevista otra audiencia especial.

Lee también

Comentarios

Newsletter