Lo más visto

Más de El Salvador

Juzgado determina que obra ISSS no pare

La alcaldía sigue argumentando que muro perimetral no se construyó según lo aprobado en los planos.

Enlace copiado
Argumento.  Los representantes del ISSS aseguran que por debajo del muro perimetral hay un sistema de energía eléctrica y agua, por eso no se puede demoler.

Argumento. Los representantes del ISSS aseguran que por debajo del muro perimetral hay un sistema de energía eléctrica y agua, por eso no se puede demoler.

Enlace copiado

El juez de lo Contencioso Administrativo de San Miguel, ayer, durante una audiencia, favoreció al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) con dos de las tres medidas cautelares que presentó en un aviso de demanda en contra de la Alcaldía de San Miguel.

Desde el 23 de noviembre, la comuna ha solicitado la suspensión de la construcción del muro perimetral en el nuevo hospital de la autónoma, ubicado a un costado de la avenida Roosevelt sur y 15.ª calle poniente de la ciudad de San Miguel.

La alcaldía envió tres notificaciones en las que solicitó demoler el muro perimetral del nuevo centro médico del ISSS porque, supuestamente, la constructora encargada de la obra no respetó los planos ya aprobados, y se salió 4 metros de la línea original que había sido avalada por la comuna en tres ocasiones diferentes.

De acuerdo con el juez Rodolfo Ernesto Chamorro, "en las medidas cautelares (el ISSS) pedían continuar con la construcción del muro perimetral, es por eso que con todas las partes hemos decidido venir a verificar el problema", informó la autoridad.

Agregó que los representantes legales del Seguro Social solicitaron que no se les obligara a demoler el muro, que la municipalidad se abstuviera de demolerlo, y que se continuara con la construcción; sin embargo, el juez favoreció con dos y ordenó que siga el proceso.

"Las medidas que se han otorgado son dos: una es que no se obligue al Seguro Social a demoler, y la segunda que el municipio se abstenga de demoler. El proceso continuará", informó.

Durante la audiencia el abogado de la alcaldía migueleña aseguró que dicho muro representa peligro para los automovilistas y transeúntes que a diario circulan por la avenida Roosevelt, ya que el ISSS ha invadido la acera, por lo que era necesario que se hiciera la demolición. Debido a eso, el juez Chamorro pidió ir a verificar la construcción del muro, y aseguró que no es ningún problema para la población migueleña.

Por otra parte, los abogados del ISSS detallaron que por abajo de la construcción en donde se encuentra el muro perimetral hay un sistema de energía eléctrica y agua, por lo que al demoler el muro se dañaría toda la construcción del nuevo hospital para atención regional.

"Al demoler la construcción se afectará el sistema eléctrico y de agua de todo el hospital, es por eso que no se puede hacer", expresó el abogado Daniel Roberto Chacón.

son las medidas cautelares presentadas por el ISSS.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines