Lo más visto

Más de El Salvador

Juzgado sobresee a médico acusado de cambio de bebés

Se trata del caso denunciado en septiembre de 2015 por la familia Cushworth Casanellas. FGR no presentó pruebas contra doctor.
Enlace copiado
Intercambio. Mercedes Soto Casanellas, el día que, tras pruebas de ADN, le devolvieron al bebé, quien había sido entregado a otra familia.

Intercambio. Mercedes Soto Casanellas, el día que, tras pruebas de ADN, le devolvieron al bebé, quien había sido entregado a otra familia.

Juzgado sobresee a médico acusado de cambio de bebés

Juzgado sobresee a médico acusado de cambio de bebés

Enlace copiado
El Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador sobreseyó definitivamente ayer al médico Alejandro Guidos, acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) por el intercambio del bebé de la familia Cushworth Casanellas.

Guidos era procesado en libertad por el delito de suplantación y alteración de estado familiar. La jueza del Quinto de Instrucción consideró que la Fiscalía no presentó pruebas que demostraran la participación del médico en el intercambio de bebés en el Hospital Ginecológico de San Salvador, según la oficina de prensa de tribunales.

El 5 de septiembre de 2015, Mercedes Soto Casanellas dijo que, tres meses después del nacimiento de su hijo, ella y su esposo le realizaron una prueba de ADN al bebé que le entregaron y esta resultó negativa, por lo que denunció el caso a la Fiscalía.

La madre insistió en que durante el embarazo el obstetra le dijo que su bebé sería de tez morena. El 21 de mayo nacieron cuatro niños y seis niñas en el Hospital Ginecológico. Ese día, durante el parto el doctor insistió en el color de piel del bebé, según la mujer.

El Instituto de Medicina Legal (IML) realizó pruebas de ADN a los bebés y a sus padres, y los análisis arrojaron que el bebé de Soto Casanellas había sido entregado a otra familia. Los bebés fueron entregados a sus padres biológicos el 7 de septiembre.

El Hospital Centro Ginecológico defendió desde un principio, por medio de un comunicado, sus procedimientos en atención de partos, y también aseguró que era imposible que ocurriera una “confusión o equivocación de recién nacidos”.

“Podemos decir con autoridad moral y técnica que tenemos la certeza que no ha habido equivocación alguna en nuestros procedimientos internos”, aseguró en aquel momento.

La acusación

En septiembre de 2015, la Fiscalía presentó la acusación contra el médico en el Juzgado Quinto de Paz. La defensa del médico dijo desde aquel momento que la prueba de ADN que presentó la FGR no vinculaba al especialista con el cambio del bebé.

“Primero que nada hay que partir que dentro de las pruebas que presentaron para someter al doctor Guidos dentro de este proceso fueron bien escasas: una fotocopia de un ADN, la certificación de partida de nacimiento del bebé, la libretita de vacunas del bebé y las declaraciones de la señora (Mercedes) Soto Casanellas y del testigo el señor Jorge Lisandro Driottez”, aseguró en aquel momento la representante legal del médico, Karen Carranza.

La jueza de Paz que conoció inicialmente el caso consideró en ese momento que la prueba de ADN sería tomada como prueba informal y de carácter indiciario, por lo que accedió a que el médico fuera procesado bajo medidas sustitutivas. El médico llegaba a firmar cada 15 días a tribunales.

Lee también

Comentarios