Lo más visto

LA PRENSA GRÁFICA, 103 años de periodismo

LA PRENSA GRÁFICA, que inició como LA PRENSA, hoy cumple 103 años de existencia, un acontecimiento que figura en la historia del periodismo salvadoreño, es uno de los periódicos más longevos e importantes de Centroamérica, que ha traspasado fronteras gracias a las nuevas tecnologías e informado minuto a minuto sobre los relevantes e históricos sucesos de nuestro país y del resto del mundo.
Enlace copiado
LA PRENSA GRÁFICA, 103 años de periodismo

LA PRENSA GRÁFICA, 103 años de periodismo

Enlace copiado

Son 103 años de historias. Páginas completas del día a día del país y el mundo. Y ahora el minuto a minuto en la era de la información digital. Pasado, presente y futuro. LA PRENSA GRÁFICA cumple este día su año 103 de haber salido por primera vez a la calle. Desde entonces, ha liderado el periodismo escrito salvadoreño y es el buque insignia del Grupo LPG –que incluye, además, a los periódicos El Gráfico y Mi Chero, además de la Revista Ella y El Economista– , liderado por José Roberto Dutriz. Ha sido bajo su conducción que se ha impulsado la modernización y renovación constante, poniéndola al día con nuevas tecnologías y mejorando sus contenidos.

LA PRENSA GRÁFICA, que ha traspasado fronteras gracias a las nuevas plataformas, es el medio de comunicación nacional con más usuarios digitales únicos al mes (5.6 millones) y con más seguidores en las redes sociales (más de 2.5 millones), las cuales son una ventana por la cual la información se distribuye el mismo instante en que ocurren los hechos.

“Son años muy diferentes los que estamos viviendo como periodistas, años en los que todo cambia rápido y pocas cosas permanecen. Por eso es importante recordar a diario nuestra misión de mantenernos dentro de las bases del periodismo: buen reporteo, balance de fuentes, análisis, redacción impecable”, expresó Margarita Funes, jefa de Información Multimedia, quien agregó: “Solo así, nos mantendremos siempre vigentes como periódico porque los lectores y usuarios mantendrán su confianza en la información que les proveemos, independientemente de la plataforma en que la reciban”.

Funes destacó que LA PRENSA GRÁFICA arriba a su aniversario 103 con una robusta comunidad digital y un liderazgo informativo multiformato. “Este rotativo encabeza el ranking nacional de medios noticiosos con más seguidores en las principales redes sociales salvadoreñas”, explicó.

Con el apogeo de nuevas plataformas de comunicación, el periódico no baja la guardia para mantener informada a la población de todos los segmentos etáreos y puntos geográficos. Su canal en WhatsApp (+503 76825525) es un activo puente de comunicación con los salvadoreños residentes en diferentes puntos del planeta.

Una de las características de LA PRENSA GRÁFICA es adaptarse a todas las generaciones de lectores. “Para los jóvenes ‘millennials’, el periódico distribuye cápsulas informativas desde Snapchat. Las historias de Instagram también se han convertido en un poderoso canal para mantener al día a sus seguidores”, ejemplificó la jefa multimedia.

Aunque su posicionamiento es fortalecido diariamente, este año ha iniciado despachos informativos en Telegram y ha fortalecido y especializado sus boletines digitales. También se han afianzado alianzas informativas estratégicas, como con la BBC, y, más recientemente, con Telemundo Los Ángeles.

Surgimiento e historia

El 10 de mayo de 1915 salió por primera vez a circular por la tarde LA PRENSA. En agosto de 1939 pasó a ser LA PRENSA GRÁFICA y se convirtió en periódico matutino con una imagen transformada y moderna, en tamaño tabloide, que conserva en la actualidad.

El nacimiento de LA PRENSA, que se dio en una pequeña casa situada en la 9.ª calle oriente n.º 8 (ahora 3.ª calle poniente, en el centro de San Salvador), fue bajo el liderazgo y empuje emprendedor de los hermanos José y Antonio Dutriz.

Este periódico era un ejemplar de cuatro páginas, que se vendía en la calle a 5 centavos de colón y con el que se comenzó a marcar la diferencia en el periodismo nacional, pues dentro de sus páginas se encontraba información de interés general, la cual ha sido desde entonces pilar de la libertad de prensa, esencia de todas las libertades de que gozan los ciudadanos.

De igual forma, las notas internacionales se caracterizaban por ser lo más recientes posible, gracias al uso de cables noticiosos, un hito en esa época.

Desde esa primera edición, la filosofía de LA PRENSA GRÁFICA ha quedado clara, y ha sido el fundamento de la labor periodística que se desarrolla hasta el momento.

Como medio de comunicación, en su primer editorial, se comprometió a velar y luchar por los intereses comunes de un pueblo que cree en la libertad de sus derechos y el desarrollo económico e intelectual, como parte indispensable del éxito de toda nación.

Los fundadores de LA PRENSA iniciaron su proyecto empresarial en 1903, con la sociedad comercial conocida como Dutriz Hermanos, y lo comenzaron con una pequeña imprenta, la Tipografía La Unión (hoy Impresora La Unión), en donde se publicaban los semanarios Ómnibus y La Caricatura, de formato novedoso y de atractivo material literario.

La meta empresarial que se habían propuesto los hermanos Dutriz era el reto de enfrentarse, con los escasos recursos con que contaban, a la dura competencia de aquella época, representada por los periódicos Diario del Salvador, que dirigía Román Mayorga Rivas, y Diario Latino, de Miguel Pinto. La excelente información que publicaban los puso al frente.

Línea editorial

La primera nota editorial de LA PRENSA de aquel 10 de mayo de 1915 titulada “A guisa de editorial del Diario LA PRENSA” explica la razón de la aprobación del pueblo salvadoreño del proyecto periodístico de sus fundadores, los hermanos Dutriz.

Dijeron en ella que llegaban al “estadio de la prensa nacional a servir a los intereses de la patria; a trabajar por dar a conocer a El Salvador en su vida comercial, agrícola e intelectual; a contribuir a consolidar la armonía social y política; a abogar porque las aspiraciones de progreso fueran formuladas dentro del orden”. Agregaron que harían que “la información sirviera al concepto genuino y moderno del diarismo razonado e imparcial; que su diario fuera como pantalla cinematográfica, en la cual se reflejaran los rayos fisonómicos del organismo nacional” y que “sus columnas estarían a disposición de los escritores bien intencionados que quieran poner su patriótico contingente intelectual, en pro del buen nombre y la grandeza inmortal de El Salvador”.

Lee también

Comentarios