La Colectiva Feminista para el desarrollo Local y su aporte a la construcción de una sociedad justa, democrática y equitativa

Enlace copiado
La Colectiva Feminista para el desarrollo Local y su aporte a la construcción de una sociedad justa, democrática y equitativa

La Colectiva Feminista para el desarrollo Local y su aporte a la construcción de una sociedad justa, democrática y equitativa

Enlace copiado
La Colectiva Feminista para el Desarrollo Local nació en El Salvador con la filosofía de fundar un modelo de relación con mujeres organizadas, en donde convivieran las visiones tanto de mujeres urbanas y rurales, con diferentes niveles educativos, de diferentes ideologías partidarias y religiones, mujeres que desde sus localidades buscarán el reconocimiento y cumplimiento de los derechos de las mujeres.

Desde un enfoque feminista, impulsa su trabajo a nivel nacional, a través de equipos territoriales y al mismo tiempo cuenta con una amplia red de colaboradoras voluntarias, para  contribuir a la erradicación de la discriminación de las mujeres, considerando como eje fundamental   la construcción del movimiento de mujeres como sujeto político, desde las realidades concretas y cotidianas de las mujeres, en sus contextos locales, teniendo presentes sus necesidades, problemas y potencialidades.

Además mediante la incidencia, colaboración crítica y la contraloría ciudadana, se busca la transformación de las instituciones del Estado para que asuman su responsabilidad, en la superación de desigualdades entre mujeres y hombres para la construcción de una sociedad más justa, democrática y equitativa.



Es por esto que una de las iniciativas que apoya la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local es la despenalización del aborto en 4 causales. Estas causas son:   1- Cuando el embarazo sea producto de violación sexual en menores de edad 2-Cuando el embarazo resulte de trata de personas 3- Cuando el embarazo ponga en riesgo la vida de la mujer. 4- Cuando el feto no tenga posibilidad de vivir (embarazos ectópicos por ejemplo). Esto nos ha convertido en el 6% de los países a nivel mundial que penaliza el aborto en todas sus formas.

Anteriormente en el Código Penal del año 1974, se castigaba el aborto con penas de 2 a 4 años y eran eximentes de penalización del aborto terapéutico, criminológico y eugenésico. Sin embargo en el año 1997  hubo una reforma de ley en el artículo 133 del código penal donde se penaliza por completo el aborto.

La Colectiva Feminista logró visibilizar muchos casos, en donde muchas mujeres enfrentaban 30 años de cárcel por homicidio agravado cuando se trataba de un aborto espontáneo. Uno de ellos es, el caso de Manuela. Ella Sufrió una complicación en el proceso de gestación que derivó en la pérdida del embarazo, es por esto que fue condenada a 30 años de cárcel por homicidio agravado, un delito que no cometió, ya que ella padecía cáncer linfático. Murió en prisión dos años después de ser condenada sin haber recibido el tratamiento que necesitaba para la grave situación de salud que enfrentaba. Por tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH admitió una demanda en contra del Estado salvadoreño por la sistemática violación de derechos humanos que vivió Manuela.
 
Además el pasado 20 de Julio del 2017 la Colectiva Feminista, junto a la empresa Untold Research presentaron los resultados de la  encuesta entre los votantes salvadoreños para medir la opinión pública sobre el aborto.  Algunos resultados fueron:

Tres-cuartos (74%) de los votantes de El Salvador están de acuerdo en que “los médicos deberían estar autorizados para ofrecer la atención médica necesaria para salvar la vida de una madre incluyendo la interrupción del embarazo”. 

Tres de cada cinco votantes (58%) considera que las mujeres deberían poder interrumpir su embarazo cuando su salud y vida está en riesgo, asimismo dos de cada tres hombres (64%).  
Cuatro de cada cinco salvadoreños (79 %) considera que las mujeres deberían poder tener un aborto cuando el embarazo es médicamente inviable. Es decir que la gran mayoría de los salvadoreños apoyan la descriminalización del aborto en al menos una circunstancia.




Entre los votantes que considera que las leyes de El Salvador en materia de aborto deben cambiar, la mayoría (60%) han cursado al menos una carrera universitaria, y el 68% ganan más de $433 USD al mes.   
 
En términos de los partidos políticos: GANA y el FMLN son los que muestran mayor aprobación. El 71% de los votantes del FMLN y el 63% de los identificados con el partido GANA, considera que las mujeres deberían poder interrumpir su embarazo cuando su vida y salud está en riesgo. Es de resaltar que de las personas del partido GANA el 90% está de acuerdo en permitir la interrupción del embarazo cuando la vida de la mujer está en riesgo.
  
Estos resultados revelan que el número de personas que se oponen es muy bajo. Por ejemplo, ante la pregunta si las mujeres deberían poder interrumpir su embarazo cuando su salud y vida está en riesgo en donde el 58% está a favor, solo el 28% se opuso, mientras que muestran neutralidad el 14%. A partir de este contexto, la Colectiva Feminista, continuará trabajando por la vida y la salud de las mujeres y en la construcción de una sociedad donde se garantice el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos desde la igualdad de género.  

Fuente: Adriana Vásquez y Mercy Mulato, representantes del área de Comunicaciones de Colectiva Feminista.



 

Lee también

Comentarios

Newsletter