Lo más visto

Más de El Salvador

“La construcción de la paz es una labor diaria”

Para el embajador de España en El Salvador, uno de los países que apoya la conmemoración del 25.º aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, la importancia de estos radica en superar los nuevos retos que el país enfrenta y buscar nuevos acuerdos a través del diálogo.
Enlace copiado
“La construcción de la paz es una labor diaria”

“La construcción de la paz es una labor diaria”

“La construcción de la paz es una labor diaria”

“La construcción de la paz es una labor diaria”

Enlace copiado
El embajador de España en El Salvador, Francisco Rábena Barrachina, tiene claro que el país cuenta con una gran oportunidad de darle un rumbo diferente al país, al conmemorar 25 años desde que la exguerrilla salvadoreña, ahora convertida en el partido FMLN, y el gobierno de ese momento liderado por el expresidente Alfredo Cristiani, del partido ARENA, pusieron fin a 12 años de conflicto armado que provocó más de 80,000 víctimas, según datos oficiales. Esa oportunidad pasa, fundamentalmente, porque las dos principales fuerzas políticas del país lleguen a nuevos acuerdos.

“Es necesario ofrecer una nueva visión de país y esa visión debe ser compartida por las grandes fuerzas políticas. Debemos tener un objetivo de país común, y por eso es importante que ARENA y el FMLN, y los otros partidos, dialoguen, busquen el consenso, busquen el compromiso para el bien común. Creo que es el objetivo fundamental que deben tener los partidos políticos salvadoreños”, expresó el embajador.

España es uno de los países de la comunidad internacional radicada en el país que estuvo presente en el lanzamiento que hizo cancillería de las diferentes actividades que se harán por el aniversario.

Para el diplomático español, la firma de los Acuerdos de Paz ha logrado que en El Salvador se consolide la democracia. Ejemplo de ello, dice, es que se hayan dado elecciones libres de presidentes, de alcaldes y diputados en los que incluso se ha logrado la alternancia de fuerzas políticas en el país, en la Presidencia de la República.

Pese a ello, el embajador Rábena asegura que aunque se puso fin al conflicto armado hace 25 años, la paz para una sociedad no se basa solo en el cese al fuego, sino en brindar condiciones reales para que sus habitantes tengan una vida digna: “La construcción de la paz es una labor diaria, porque la construcción de la paz lleva aparejada mucho más que la ausencia de la guerra. Lleva aparejada una mejora de las condiciones sociales de los ciudadanos, una mejora de la calidad de vida política, oportunidades económicas, servicios sociales, servicios básicos que funcionen. Una democracia de mayor credibilidad”.

Los retos tras 25 años de la firma

La guerra en El Salvador se originó por una creciente ola de injusticias sociales, represión de ideas y violaciones a los derechos humanos. Para el embajador, el país ahora enfrenta nuevos retos y obstáculos que deben superarse, para que la democracia se siga consolidando.

Uno de ellos es el creciente índice de violencia que se ha generado en el país tras el conflicto. Si bien es cierto que la migración producto de la guerra, principalmente a Estados Unidos, hizo que familias se desintegraran y por ende que hijos quedaran a merced de otros familiares, cabe mencionar que durante décadas no se han tenido programas que ayuden a prevenir la violencia.

El incremento de la delincuencia, producto de la proliferación de las pandillas, es prueba de ello. En ese contexto, Rábena dice que erradicar la delincuencia es uno de los principales retos que enfrenta el país, en la víspera del 25.º aniversario de la firma de los Acuerdos.

“Yo creo que todos los salvadoreños, si usted le pregunta a los salvadoreños cuáles son los retos, cuáles son los deseos para el país en los próximos años, yo creo el 99.9 % de los salvadoreños va a coincidir en absolutamente todo. Van a coincidir en que haya menos violencia. Que vayamos a terminar el año con 5 mil y pico de homicidios es escalofriante. Que quieren más oportunidades de trabajo, que quieren unos partidos políticos que pongan como primer objetivo solucionar los problemas de los salvadoreños”, expresó Rábena.

De acuerdo con el embajador, lo que la comunidad internacional en El Salvador espera es que en el país se afiance cada vez más la democracia, que cada vez haya más países donde se respeten los derechos humanos, “donde sus ciudadanos puedan vivir dignamente, tener un trabajo digno, poder educar a su familia, donde haya movilidad social”.

Lucha contra la corrupción

Otro de los principales retos que tiene el país, y que el embajador Rábena no pasa por alto, es el combate contra la corrupción y la impunidad. El diplomático reitera que en El Salvador se ha consolidado la democracia; sin embargo, para que esta siga su camino dice que se debe fortalecer las bases que se han cimentado tras las firma.

Para lograr esto, el respeto a las leyes y la transparencia en los fondos públicos es fundamental, según Rábena, quien dice se está viendo avance en ese sentido en el país.

“Las sociedades democráticas se basan en el respeto a la ley, todos debemos cumplir la ley y no hay nadie por encima de la ley, todos somos iguales. La democracia se basa en la transparencia de la gestión de los servicios públicos. Todo lo que vaya encaminado y que la ley se cumpla y se cumpla por todas, y todo lo que vaya a que la gestión pública sea más transparente, a que los funcionarios y los políticos utilicen los medios públicos con mayor rigor, y que los funcionarios utilicen hasta el último céntimo, es bueno para El Salvador, para España, para Estados Unidos, para Francia y para todos”, dijo.

El diplomático agregó: “Los países que no caminan por ese sendero están condenados a ser sociedades fracasadas”.

El embajador de España reiteró que los partidos políticos tengan la oportunidad “de sentarse a dialogar, igual que se sentaron en México a dialogar para conseguir acuerdos”.

Tags:

  • 25-aniversario-paz

Lee también

Comentarios