La crítica que hay en el partido es sana y nos fortalece”

El nuevo director ejecutivo de ARENA niega que haya división en su partido; por el contrario, dice que está fortalecido, de cara al futuro del país.
Enlace copiado
La crítica que hay en el partido es sana y nos fortalece”

La crítica que hay en el partido es sana y nos fortalece”

Enlace copiado
Edwin Zamora es uno de los políticos más nuevos que tiene ARENA. Desde su llegada hace unos años, después de liderar una empresa, y su incursión como diputado y luego como aspirante a la comunica capitalina, ha tenido una participación destacada.

En la legislatura pasada, fue uno de los diputados areneros con más respaldo en las urnas. En su primera participación como candidato a alcalde de San Salvador quedó 6,000 votos abajo del aspirante del FMLN y actual alcalde, Nayib Bukele, que venía de gobernar Nuevo Cuscatlán y de quien se esperaba tuviera un mayor caudal electoral.

Ahora es el séptimo regidor por San Salvador en un concejo plural, un lugar donde, definitivamente –al igual que en la Asamblea Legislativa– la diversidad de opiniones es una situación diaria.

Zamora asumió un nuevo rol dentro del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA, la cúpula del partido tricolor) el lunes anterior y como director ejecutivo fue llamado para colaborar con los preparativos de cara a las elecciones internas del partido ARENA programadas para septiembre próximo, mes en el cual terminará su trabajo.

Zamora, contrario a los que hablan de divisiones en el partido, cree que la disensión es parte de un nuevo ARENA, un partido renovado en el que la diversidad de opiniones serán pieza clave para encontrar a los mejores líderes y ser, al mismo tiempo, una expresión de las diferentes formas de pensar que hay en la sociedad.

Las críticas del diputado y exalcalde de San Salvador Norman Quijano contra Jorge Velado, el presidente del partido, y el voto de abstención del diputado Johnny Wright para la elección del nuevo fiscal general de la República son ejemplos de esa nueva ARENA, según el excandidato a alcalde capitalino.

El 15 de enero, durante el programa “Debate con Nacho Castillo”, Quijano urgió una reestructuración en la cúpula de ARENA.

“Es imperativo impulsar una reestructuración profunda dentro de lo que es la dirigencia de nuestro partido, con un liderazgo pleno, abierto, incluyente, que pueda permear hacia dentro, hacia fuera... ha existido exceso de presidencialismo, a tal grado de que algunos colegas diputados, y yo comparto esa expresión, han llegado a pensar que el Consejo Ejecutivo Nacional es como que si fuese un club de amigos, y esto no puede seguir sucediendo”, aseguró Quijano durante la entrevista.

En particular, Quijano habló de las nuevas incorporaciones al COENA, como la de Zamora y del también diputado Mario Marroquín.

“Las últimas personas que han entrado al Consejo Ejecutivo Nacional, bueno, somos amigos, somos correligionarios, son personas que yo aprecio, a Mario Marroquín, a Edwin Zamora, pero que ciertamente surgen de la voluntad de un presidencialismo que le está haciendo bastante daño al partido”, dijo Quijano ante los nuevos nombramientos.

Wright, en cambio, se negó a votar por el actual fiscal general, Douglas Meléndez. Solo su voto hizo falta para tener la unanimidad.

“Mi conciencia me dicta que no puedo acompañar con mi voto favorable o desfavorable un proceso poco transparente e irregular en sus procedimientos. ¿Cómo es posible que hubiera dictamen antes de conocer un informe de la subcomisión (que entrevistó a los candidatos)”, cuestionó el legislador durante su intervención, antes de abstenerse. Agregó que en caso de que hubiera votado, no podría justificarlo.

También el diputado Ernesto Muyshondt ha criticado a la dirigencia actual. De hecho, Muyshondt descartó ir a una votación directa por la presidencia de ARENA y fue incorporado en la misma lista de Jorge Velado.

No obstante a tener plazas vacantes, Muyshondt no ha sido llamado para participar en la cúpula tricolor.

Zamora, quien sí se ha incorporado a la dirigencia, reflexiona aquí sobre los retos actuales del principal partido de oposición.

¿Cuál será su labor en el COENA como nuevo director ejecutivo?

El director ejecutivo del COENA tiene la responsabilidad de organizar el trabajo del partido, básicamente en todas las áreas, pero realmente la función es seguir fortaleciendo internamente al partido, para que ganemos las elecciones de 2018-2019.

¿Tiene grandes perspectivas para su nuevo cargo en el COENA?

Sí, bueno, yo creo que hay mucho por hacer, siempre un partido político requiere muchísimo trabajo y ARENA, siendo la primera fuerza del país, requiere mucho del trabajo y esfuerzo de todos nosotros.

¿Su cargo es temporal?

El cargo es hasta septiembre de este año, cuando van a ser las elecciones. ARENA es un partido que ha estado en un proceso de franca renovación, hay partidos que han querido hacer eso y se han fraccionado. ARENA es el primer partido en la historia del país que entra a elecciones democráticas internas, sin que se divida, sino que saliendo más fortalecido.

¿Hay una fecha ya definida para las elecciones internas del partido y para la Asamblea Nacional?

Va a ser pocos días o un par de días después de la elección. Se estima que los cambios de los estatutos y los reglamentos van a estar listos por ahí por finales de marzo y se espera tenerlos ratificados en una Asamblea a finales junio, de ahí las elecciones serán posiblemente a finales de septiembre y ahí nuevamente que la Asamblea ratifique a esos nuevos cargos.

En otro contexto, pero siempre referido al COENA, ¿qué opina de las declaraciones del diputado Norman Quijano en contra del presidente Jorge Velado?

Precisamente esa es de la democracia que estamos hablando y de la apertura que tiene ARENA. Muchas veces se señalan las diferencias en un partido, pero realmente hay muchísimas más coincidencias que diferencias. Yo creo que deberíamos escuchar bien el discurso de ambos y nos daremos cuenta que todos queremos un El Salvador diferente. Esa crítica, esa dinámica que hay en el partido es sana, esa dinámica nos fortalece.

¿Hay fisuras en ARENA, debido a estas diferencias de pensamiento, como mencionan otros partidos?

No, quizás ellos hablan por sus propias experiencias, trataron de hacer intentos de democracia y quizás democracias disfrazadas o dictaduras disfrazadas de democracia, ellos quisieron hacer eso y terminó en rompimiento. En ARENA ya pasamos por un proceso como ese, como fue la elección de candidaturas de alcaldes y diputados y resultó como un partido más fortalecido.

¿Debería estar el diputado Norman Quijano dentro del COENA?

Esa es una decisión que no me toca a mí, yo creo que las bases tienen que elegir en sus estructuras, si él mismo lo ha dicho. Yo creo que es una figura muy importante en el partido, ha sido un líder político, un excelente alcalde y un excelente diputado. Qué bueno que ARENA cuenta con una personalidad como Norman.

¿Y qué piensa de las declaraciones del diputado Ernesto Muyshondt, que dijo que se quedó esperando el llamado del presidente del COENA, Jorge Velado, para poder integrar esta instancia?

Yo desconozco las conversaciones que pudieran haber tenido ellos, pero también creo que Neto sería una excelente adición; pero no sé qué conversaciones tuvieron Jorge y Neto, aunque entiendo que Neto tomó la decisión de no participar en el COENA, pero desconozco qué fue lo que hablaron ellos.

¿Qué opinión le merece la decisión del diputado Johnny Wright de abstenerse a votar por el nuevo fiscal general, debido a que no estaba de acuerdo con el mecanismo de elección?

Bueno, yo pienso que Johnny, como una figura nueva en el partido, tiene el derecho de opinar como él lo considera. Me gusta cómo Johnny participó en todo el proceso y cómo ARENA se enfocó en seleccionar responsablemente un fiscal. Todo el equipo de la bancada de ARENA trabajó en buscar lo que ellos consideraron el mejor fiscal, en su momento Johnny se abstuvo, explicó sus razones y yo creo que parte de la fortaleza del partido es precisamente que respetamos esa diversidad de opiniones.

Pero esta decisión, en su momento, desató reacciones de malestar entre los demás diputados de ARENA. ¿Qué opinión tiene de esta expresión de descontento?

Precisamente eso es lo que digo, esta es la nueva ARENA, una ARENA dispuesta a hablar, dispuesta a decir las cosas y dentro de nuestras diferencias, dispuestos a respetarnos, porque como dije hay más cosas que nos unen, que cosas que nos diferencian. En el partido consideramos que la crítica nos hace mejores.

¿Qué le dice a los seguidores de su partido?

Quiero agradecerles el compromiso con la democracia y la valentía a todos los areneros por estar dispuestos a embarcarse en este proceso interno, que no solo va a cambiar el partido, sino también el país.

Lee también

Comentarios

Newsletter