Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / politica Roberto Rubio FabiánDirector ejecutivo de FUNDE

"La derrota del Frente es por la mala gestión del Gobierno”

Rubio duda de si los cambios que el FMLN haga sean suficientes. Además teme que ARENA no pueda controlar el poder que tendrá en la Asamblea.
Enlace copiado
Roberto Rubio Fabián Director ejecutivo de FUNDE

Roberto Rubio Fabián Director ejecutivo de FUNDE

Enlace copiado

Una semana ha pasado ya de las elecciones y aunque no se tengan los resultados en firme las tendencias difícilmente cambiarán. En ese contexto, el director ejecutivo de FUNDE, Roberto Rubio, se refiere a los resultados que obtuvieron los partidos políticos.

Rubio señala que los resultados negativos que tuvo el FMLN son consecuencia directa de una mala gestión al frente del Gobierno. Advierte que si el partido y el Gobierno hacen cambios en sus filas esto no les será suficiente para mejorar sus resultados en las próximas elecciones.

“El principal reto del Frente es mejorar la gestión... en 10 años no ha logrado mejorar, no ha dado ni siquiera señales. Desgraciadamente hacer cambios en el último año quién sabe si les va a servir, quizás solo para dar señales de cambio”.

Sobre los resultados que obtuvo ARENA, Rubio señala que el partido deja de ser la oposición que exige y pasa a que se le exija a ella dar señales de cambio en el trabajo que se hace en la Asamblea y en los procesos de elección de funcionarios de segundo grado. Ve con temor lo que puede hacer el partido tricolor teniendo la mayoría de diputados.

¿Cuál es su opinión sobre el desarrollo de las elecciones?

En general si no hubiera sido por este error técnico las cosas hubieran salido bastante bien, pero este error técnico tiene consecuencias políticas, quiero aclarar que esto no es que sea una manipulación política de un aspecto técnico sino más bien es un aspecto técnico que se está prestando a manipulación política, es un error técnico pero sí es un error técnico grave con consecuencias políticas porque genera más desconfianza hacia el tribunal, hacia las elecciones que ya de hecho venían teniendo bastante falta de confianza, buena parte de la abstención se debe, en qué proporción no lo sé, pero se debe también a esa falta de confianza en el sistema, una parte porque el abstencionismo o los votos nulos no se explican por una sola causa, hay varias o como algunos andan diciendo que es por el llamado que hizo Nayib, no, o también decir que la derrota del Frente se debe a lo de Nayib, me parece que es una simplificación muy burda de lo que pasó porque la caída, la derrota del Frente básicamente se debe a una mala gestión, se debe a los errores del Frente por la manera como ha enfrentado la economía, la seguridad, el desarrollado sus relaciones internacionales esa es la causa más potente de la derrota del Frente.

  “ARENA no logró penetrar en esa mayoría que es ahora los sin partido que ya alcanza casi el 60 % de la población, ARENA no logró capitalizar el descontento generalizado de este gran sector y por eso es que ARENA tiene que saber leer bien estos resultados”.

Con el proceso uno esperaba un caos y no se dio el caos, eso es importante notar y que entonces las lecciones se aprendan para las elecciones presidenciales.

¿Cómo califica el papel del Tribunal Supremo Electoral?

Diría que mejor que la vez pasada, si no hubiera sido ese error de Smartmatic creo que hubieran quedado mejor parados tanto ellos como Smartmatic, pero ese error sí le ha afectado bastante, tanto el tribunal como la empresa tenían la posibilidad de reivindicarse, el tribunal internamente por el desorden de la vez pasada y Smartmatic por la experiencia que había tenido en otros países, los dos entraban con los pies hinchados, entonces creo que ambos hicieron el esfuerzo. Vino este fatal error que es lo que ha hecho que se perdiera bastante confianza en los resultados que creo que los resultados que vamos a tener van a ser confiables, eso es lo importante, lo que hay que lamentar es que en este período de las votaciones hasta que tengamos los resultados finales se va a generar esa duda. No se puede hablar de que ha habido un fraude general, es más, el partido que de alguna manera tiene más incidencia en el proceso electoral salió derrotado de manera bastante contundente, no veo grandes opacidades y si las hay el conteo final las va a aclarar.

¿Qué lectura hace de los resultados?

Lo primero es que es cierto que el Frente ha tenido disminuciones en otros años, pasó de casi un millón de votos en las elecciones legislativas en 2009 a 800 mil más o menos y se mantuvo en la siguiente en 2012, 2015, pero nunca en su historia había tenido un descenso tan grande, cuantitativamente es una derrota abultada que tiene unas consecuencias cualitativas, este impacto cuantitativo de más de 40 % de su votación tiene impactos bastante cualitativos, uno que proviene de quiénes no fueron a votar por el Frente, si tenía 800 mil y solo aparecen 400 mil quiere decir que ese voto que era un voto bastante cimentado en elecciones anteriores no fue a votar. Mi impresión es que hay una parte de voto fiel de simpatizantes que no fueron que quizás son la mayoría y los otros son su voto duro, su propio voto duro que incluso nunca se le había tocado de esta manera y si algo es sagrado para cualquier partido es su voto duro, entonces cuando ya tu voto duro no llega es cuando ya el cáncer está bien incrustado, puede decirse así.

Hay que analizar bien quiénes fueron los que no votaron, me queda claro por qué no fueron muchos a votar, creo que la mala gestión del Gobierno, el mal comportamiento fue una de las razones.

El otro resultado cualitativo de esta baja cuantitativa es que el Frente después de ser la fuerza relevante en la Asamblea pasa a ser mucho menos relevante, yo diría que hasta irrelevante porque para tener una mayoría calificada necesita de varias alianzas, ya no le basta solo con sumar todo el resto mientras que ARENA sí, ARENA sí puede tener y lograr mayoría calificada con dos partidos más o tres, el Frente solo con ARENA lo puede hacer y eso cambia en el esquema de alianzas.

También el Frente pierde a sus líderes históricos que iban a elección o reelección, los pocos que le quedaban salen, lo cual es un mensaje de la militancia del descontento con esa dirigencia, pierden figuras más experimentadas, la mayor vocería del Frente se fue y aquí viene otro aspecto cualitativo: la conducción de la fracción, esto no va a ser fácil quizás van a mandar más los asesores que los diputados.

Lo segundo es con ARENA, está clarísimo y lo han dicho muchísimos que este más que un triunfo de ARENA es una derrota del Frente y una autoderrota del Frente hasta cierto punto. Si se puede hablar de algún triunfo en ARENA es el de haber logrado mantener y movilizar no solo su voto duro sino que a sus simpatizantes aunque son varios miles de votos menos, no sé cuánto dará la cifra última de lo que han perdido, y con eso ganaron, con menos votos ganaron más diputados; entonces también es un mensaje para ARENA en el sentido que ARENA no logró penetrar en los desencantados, ARENA no logró penetrar en esa mayoría que es ahora los sin partido que ya alcanza casi el 60 % de la población, ARENA no logró capitalizar el descontento generalizado de este gran sector y por eso es que ARENA tiene que saber leer bien estos resultados porque el clamor de mucha gente en votos nulos y abstención es que están pidiendo cosas diferentes y ya no solo está pidiendo cambios cosméticos, no solo están pidiendo palabra, hechos, actitudes, comportamientos diferentes. El reto que tiene ARENA y que no va a poder evadir es la agenda legislativa a la cual en la oposición impulsó la ley de la función pública, qué va a pasar ahora con la elección de los magistrados y el fiscal, van a seguir con una posición para que lleguen realmente los más calificados y no va a ser una elección de reparto porque ahora está en gran parte en manos de ARENA de que se elijan unos buenos magistrados y un buen fiscal, tiene por lo tanto una agenda legislativa clave. Qué va a hacer en materia de los privilegios que es lo que le saca tanta roncha a la gente, ¿van realmente a seguir una agenda de reducción de privilegios, de austeridad y dar señales de honestidad dentro de la Asamblea que es una de las instancias más desprestigiadas? Es un reto fuerte el que va a tener el nuevo poder legislativo que tiene ARENA, hoy no puede evadir esa responsabilidad, ahora pasa de exigir a que se le exija y vamos a ver si realmente cumple.

Tercero es que los llamados partidos pequeños en términos absolutos y también en términos relativos suben en votantes como en números de diputados, excepto GANA, me refiero sobre todo al PCN y PDC y cómo el PCN se le pone a la par a GANA, todavía no está el dato afinado porque hemos venido con un baile de cifras últimamente que no sabemos al final cómo va a quedar.

Lo cuarto y último son los dos fenómenos nuevos de la entrada, si los datos no cambian, de un independiente y la subida considerable que han tenido los votos nulos.

¿Ambos partidos deben hacer cambios?

Sí y eso pasa por cambiar de pensamiento, si ARENA sigue con un pensamiento muy mecánico, conservador, con una percepción de que es el partido de los ricos, que es el partido del statu quo y que es muy dogmático en materia económica o si el Frente sigue con un sistema de que su faro sigue siendo un esquema moribundo, si sigue practicando esa necrología política de estar cerca de los cadáveres políticos no les augura muchas cosas. Debe haber cambios, ellos deciden si para atrás o para adelante.

El Frente también tiene que hacer cambios en el Gobierno y no solo de personas, más que eso deben cambiar enfoque. El problema que ha tenido es que el problema siempre se lo achacan a alguien, el culpable siempre está afuera, jamás ellos, esa cortina que les hace no ver que han hecho una mala gestión y decirle a la gente que todo va bien ya nadie lo cree y eso ha sido la principal causa de los resultados. El principal reto del Frente es mejorar la gestión, la derrota del Frente es por la mala gestión del Gobierno que en 10 años no ha logrado mejorar, no ha dado ni siquiera señales de solución. Desgraciadamente hacer los cambios en el último año quién sabe si les va a servir para mejorar en votos, quizás solo para dar señales de cambio.

¿Es saludable que la tendencia en la Asamblea sea de derecha?

Yo nunca he creído que una concentración de poder es buena, es más, temería que si ARENA gana el Gobierno y tiene una gran holgura en la Asamblea no le aparezcan las tentaciones nuevamente autoritarias aunque los candidatos no sean autoritarios, acuérdese cuando llegó Tony Saca, siempre dije que con él se había consumado el misterio de la Santísima Trinidad porque en ARENA las grandes decisiones venían del COENA, los donantes y la presidencia y Tony Saca acumuló poder, esa etapa de ARENA de absolutismo fue nefasta, entonces yo no, no creo que sea bueno, incluso diría que no creo que sea bueno que el Frente se debilite tanto, nos convienen partidos fuertes no para que volvamos a la polarización sino para tener pesos y contrapesos.

Roberto Rubio Fabián

 Cargo: 
 Director ejecutivo de FUNDE.
 Trayectoria: 
 Fundador y director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo. Analista.
 

Lee también

Comentarios