Lo más visto

La encrucijada de Francisca Menjívar

Francisca Menjívar se sienta a un lado de los dos fiscales que buscan justicia por el feminicidio de su hija Yeimi. Se queda en silencio, viendo sus zapatillas negras, durante las 3 horas que dura la audiencia inicial en contra de su hijo Carlos, quien está a 3 metros de distancia: en las sillas de los acusados. La jueza, antes de dar su fallo, le concede la palabra a Francisca, y ella espeta: “Como madre, perdono a mi hijo, pero que pague si es culpable ante la ley”.
Enlace copiado
La encrucijada de Francisca Menjívar

La encrucijada de Francisca Menjívar

La encrucijada de Francisca Menjívar

La encrucijada de Francisca Menjívar

A prisión.  Jueza envió a prisión provisional al hermano de Yeimi Menjívar (al centro) por planificar el feminicidio, junto a su compañero de trabajo y un taxista.

A prisión. Jueza envió a prisión provisional al hermano de Yeimi Menjívar (al centro) por planificar el feminicidio, junto a su compañero de trabajo y un taxista.

Enlace copiado
Durante el transcurso de la audiencia, celebrada ayer por el Juzgado Tercero de Paz de Santa Tecla, los dos fiscales fueron los primeros en hacer uso de la palabra para acusar al hijo de Francisca. Según el ministerio público, Carlos Menjívar planificó el feminicidio de su hermana para cobrar seguros de vida, aunque no detallaron a cuánto ascendían los montos. Explicaron que 10 días antes del feminicidio, Carlos solicitó a la aseguradora que arreglara el nombre de Yeimi, ya que había un error ortográfico y no quería tener problemas si era necesario pedir el beneficio.

ENVÍAN A PRISIÓN A ACUSADO DE ASESINATO DE SU HERMANA POR COBRO DE SEGUROS

Para cometer el crimen, según los fiscales, necesitaba a alguien que le disparara a Yeimi, así que buscó a su compañero de trabajo José Antonio Torres. Luego, el 13 de mayo pasado, también buscó al taxista Juan Francisco García para que los llevara a él y a su hermana desde un centro comercial en el bulevar de Los Héroes hasta el parque El Cafetalón, en Santa Tecla, La Libertad.

Durante el trayecto, según consta en videos, Torres los siguió en una motocicleta. Cuando el taxi llegó hasta El Cafetalón, Torres se acercó a una ventana y disparó tres veces en contra de Yeimi. Luego, el taxista se bajó, se quitó la camisa que andaba, se quedó con una camiseta blanca que andaba abajo y esperó a las autoridades.

HOMBRE PLANEÓ ASESINATO DE SU HERMANA PARA COBRAR SEGUROS

Las cámaras también registraron que, después del ataque, Torres se quitó la camisa y se dejó la camiseta blanca que andaba abajo y luego huyó en la motocicleta.

Mientras los fiscales relatan los hechos, Francisca sigue inmóvil en su asiento, viendo sus zapatillas negras y de vez en cuando arreglándose el moño que sostiene un gancho amarillo.

Los dos abogados defensores del taxista intervienen en la audiencia y dicen que la Fiscalía General de la República (FGR) no tiene pruebas para vincular a García con el crimen. Aseguran que el taxista solo hacía su trabajo y que los fiscales han forzado las circunstancias para acusarlo. Lo defienden diciendo que tras el feminicidio, se comunicó con su radio a la base de taxistas contando lo ocurrido. Desde la base, según los abogados, le respondieron que se quitara la camisa de la empresa para que no apareciera ningún logo ante los medios de comunicación y ante los policías y fiscales que iban a llegar a la escena. El defensor público del hijo de Francisca y su compañero, en cambio, no aporta elementos para demostrar la inocencia y se limita a decir que la fiscalía se había equivocado con el taxista.

Francisca, mientras tanto, sigue con su mirada fija hacia el suelo.

La jueza vuelve a dar la palabra a los fiscales para fundamentar la acusación en contra del taxista, pero ellos no aportan nada nuevo. Incluso aceptan que, antes del crimen, el taxista no tenía ninguna vinculación con los otros dos imputados.

La jueza, después de escucharlos, resuelve que los tres imputados tienen que quedar detenidos y enfrentar en cuatro meses una audiencia preliminar, en la que otro juez decidirá si el caso pasa a juicio. La jueza también explica que el taxista quedará detenido por no tener forma de demostrar que no huirá si lo procesan en libertad.

Francisca escucha la resolución de la jueza. Se pone de pie, se apoya en una pared, llora en silencio y sigue con la mirada fija en el suelo. A 3 metros de ella, los policías vuelven a poner las esposas a su hijo y a los otros dos acusados, y se los llevan de nuevo a bartolinas.


 

Tags:

  • feminicidio
  • violencia
  • hermano
  • seguros
  • cobro de seguros
  • cafetalon

Lee también

Comentarios