La esperanza de volver a caminar tras una cirugía

Enlace copiado
Humanismo. Cada médico da todo de sí para que las cirugías sean un éxito y lograr resultados positivos para que el paciente pueda volver a caminar.

Humanismo. Cada médico da todo de sí para que las cirugías sean un éxito y lograr resultados positivos para que el paciente pueda volver a caminar.

Enlace copiado

“Mis hijos me llevaban al Rosales chineada porque no podía caminar. Cuando me sentía con el dolor, no podía caminar”. La frase es de Juana de Dios Sorto, de 72 años. Ella, como cientos de salvadoreños, es una de las beneficiadas de la primera jornada ortopédica de este año, por manos de médicos cirujanos estadounidenses.

Desde hace 11 años, un grupo de 40 estadounidenses: enfermeras, cirujanos y anestesistas, viene al país para atender a las personas que sufren de problemas de artritis y que ya no tienen cartílago en las rodillas, por lo que se les complica caminar. El domingo recién pasado, en coordinación con el Hospital Nacional San Rafael de Santa Tecla, dio inicio la jornada de cirugías ortopédicas de reemplazo de rodillas y caderas, con la que serán atendidas un total de 60 personas, a quienes les serán colocadas prótesis valoradas en $10,000 cada una. “Venimos de Estados Unidos y realmente es un placer para nosotros venir acá para hacer eso. Yo he venido cinco veces a El Salvador”, contó el neurocirujano estadounidense Mike Hoffman, quien integra la Operación Walk Utah, encargada de realizar este tipo de acciones que ayudan a las personas pobres del país.

La jornada de reemplazo de rodillas y de caderas beneficia solo a personas de muy escasos recursos económicos de todo el país. Juana de Dios vive en Santa Tecla y es una de las beneficiadas. La operaron hace cuatro días y le colocaron una prótesis en cada pierna, a causa de que ya no podía caminar por el problema de artritis que sufre desde hace 17 años.

Juana habló con LA PRENSA GRÁFICA y manifestó su enorme agradecimiento, ya que, según expresó, de no ser por la ayuda de los médicos provenientes de Estados Unidos, ella jamás hubiera tenido la esperanza de volver a caminar, puesto que la cirugía es costosa y no tiene el dinero para pagarla.

“Son cirugías que son caras, ¿y el pobre?, ¿cómo puede? El pobre no puede, porque a nosotros nos cuesta tener $4,000 o $5,000 a la mano”, apuntó a la vez que contó que, a pesar de que es una operación dolorosa, ella confía en Dios y en los doctores de que volverá a caminar, pues en su vida ha pasado varias veces por el quirófano y sabe cómo es el proceso posoperatorio.

“Las cirugías siempre duelen, aunque no sean en las rodillas, porque yo soy operada como tres veces. De acá (se toca la cintura), de una bala; de la vesícula; y las várices. Yo sé que las cirugías siempre duelen, pero al final es un beneficio para todos los que no podemos caminar”, señaló la beneficiaria.

Otra de las personas que ya fueron operadas de las piernas es Nieves Hermelinda de León, también de 72 años, quien se enteró por medio de la radio sobre la jornada de cirugías. Luego de un año de espera, pudo por fin obtener las dos prótesis que necesitaba en cada pierna, debido a que con el tiempo ha tenido un desgaste de los huesos de las rodillas.

“Yo ya tenía varios años, como cuatro años. Con esta operación va a ser diferente, primero Dios, mientras se le llega el día a uno, porque sea de una cosa o de otra, nos tenemos que morir”, expresó.

Según el director del Hospital Nacional San Rafael, Yeerles Ramírez, en esta ocasión hay personas, como las dos septuagenarias, a las que fue necesario colocarles un implante en cada pierna, lo que hace subir el valor de la inversión a $20,000. El galeno también afirmó que los interesados en este tipo de jornadas se pueden presentar al Hospital San Rafael para pedir información y tener en cuenta algunos criterios de selección, para poder ser operados en la siguiente jornada.

“Hay criterios de selección, como la edad, el peso corporal, el riesgo anestésico. Esos son básicamente los criterios con los cuales los pacientes pueden optar a este beneficio, y que sean de escasos recursos económicos de todo el país”, explicó Ramírez.

La jornada de cirugías ortopédicas de reemplazo de rodillas y caderas tiene una duración de cinco días. Se espera terminarlas este jueves 21 de septiembre.

Lee también

Comentarios

Newsletter