Lo más visto

La familia como base de la igualdad de género

Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y junto a ello nacen diversos factores que son relevantes para eliminar estos hechos en familia.
Enlace copiado
La familia como base de la igualdad de género

La familia como base de la igualdad de género

Enlace copiado

Según expertos, los niños que ven violencia en casa son más propensos a ejercerla en su adultez; por ello, es importante que cada día los padres eliminen ese círculo en la vida de sus hijos, demostrando amor y respeto en la relación padre-madre. Además, no se debe olvidar que para que los hijos no la aprendan, estas no se deben reproducir.

En una entrevista con la psicóloga y directora del Centro PE y DE, Alejandra Rivera, ella expresó que para que un hijo respete a la mujer lo esencial es dar el ejemplo y después se deberá educar sin actitudes ni valores sexistas.

“En países anglosajones y nórdicos, los problemas de discriminación de género son mucho menores que en los hispanohablantes, de modo que se trata de una cultura que expone rezago de desarrollo y que deberíamos aspirar a superar porque aunque sea común, no es lo normal”. 
Alejandra Rivera,Psicóloga y Directora del Centro PE y DE

Esta educación es importante realizarla en ambos sexos, para que los menores conozcan que ambos tienen los mismos derechos. “El hijo debe comprender y asumir por el diario vivir familiar, que la igualdad en los derechos y obligaciones existe. Los padres con el ejemplo e instrucción al hijo, deben evitar construir realidades discriminatorias en torno al rol de hombres y mujeres”, expresó la psicóloga.

Pero ¿qué hacer si nuestro hijo discrimina a una mujer? “Lo esencial es la corrección (no me refiero a castigo), sino a la necesidad de una visión igualitaria y de respeto a la figura de la mujer; el rol de papá aquí es muy importante, de modo que si vemos un episodio discriminatorio, corregir, instruir en el respeto y pedir que se disculpe”, explica Rivera.

Modelo a seguir

Muchos padres comentan que sus hijos sufren de “bullying” cuando expresan en grupos que ayudan a la limpieza o ayudan a cocinar a mamá. “Primero que nada, él debe saber por explicación de papá y mamá que hacer limpieza no produce ningún problema en absoluto, al contrario, contribuye al entorno donde él mismo vive, de modo que no se debe inmutar; la burla plantea en sí misma paradigmas que alimentan la cultura sexista y discriminatoria, que poco a poco disminuirá en la medida que él continúe apoyado y motivado por los padres”, dijo.

Además, explicó que si desde cada hogar como padres educamos con los valores de igualdad, allí es como iremos erradicando este problema que lamentablemente es cultural y social, pero que también hay que observar que ha ido disminuyendo con el tiempo.

“Es importante que los padres eliminen el antivalor discriminatorio, la necesidad de sentirse mejor a alguien por las propias debilidades, constituyen un problema individual que se vuelve estructural cuando alcanza dimensiones sociales. Ningún sistema educativo por sí solo puede erradicar una cultura que conduce a la minusvaloración de la mujer, pero si a la vez se educa para la tolerancia en cada familia, entonces sí es verdad que podemos alcanzar buenos resultados”, explicó Rivera.

Consejos

En un artículo publicado hace unas semanas en The New York Times, se brindan algunos consejos respecto a la crianza de los niños, entre ellos destaca dejarlos llorar, ¿por qué? A los cinco años el menor recibe el mensaje que se puede enojar, pero que no debe llorar; mientras que a las niñas si se les permite hacerlo. Desde ahí se hace una instrucción equivocada.

Segundo, enséñale a hacer cosas por sí mismo, por ejemplo lavar sus zapatos y lavar su propio plato. Tercero, haz que no olvide la importancia de cuidar a otros, por ejemplo si tiene un hermano menor no dudes en hacer que se acerque y colabore.

Uno de los puntos más importantes es enseñarles que “no es no” y que por lo tanto todas las personas tienen sus límites y estos deben ser respetados. Jamás le enseñes que la palabra “niña” es un insulto, al contrario, muéstrale la importancia que tiene la expresión.

¿Cómo explicarle las actitudes machistas?
La psicóloga responde:
Que responden a un prejuicio, es decir, que se hacen interpretaciones previas de inferioridad por razón de sexo, lo cual necesariamente no se describe como algo inteligente.
Que la actitud machista puede exponer debilidades propias por la necesidad de sentirse “superior a alguien”.
Que también lo afecta a él dado que menoscaba su capacidad de relacionarse socialmente.

Lee también

Comentarios